Profesor del MIT: Deberían detener vacunas a jóvenes hasta que se estudie la miocarditis por vacunación

Las opiniones disidentes sobre la narrativa de COVID-19 han sido censuradas, según Retsef Levi
Por Jan Jekielek y Masooma Haq
27 de Noviembre de 2022 7:46 PM Actualizado: 27 de Noviembre de 2022 7:46 PM

Retsef Levi, exoficial israelí de inteligencia militar, experto en gestión de riesgos y sistemas de salud y profesor de la Escuela de Administración Sloan del Instituto de Tecnología de Massachusetts, fue coautor de un artículo que halló un aumento del 25 por ciento en las llamadas de emergencia por ataques cardíacos entre los jóvenes israelíes tras la implantación en el país de la vacuna genética anti-COVID.

Levi argumenta que hay suficientes datos así y estudios sobre los efectos cardíacos adversos de la vacuna para detener su uso y realizar una investigación exhaustiva sobre por qué muchos jóvenes, que alguna vez estuvieron sanos, sufren o mueren de inflamación cardíaca después de ser vacunados.

“La pregunta principal que debemos hacernos es, ¿tenemos suficiente evidencia de este estudio y de muchos otros estudios para decir que se detengan?”, dijo Levi durante una entrevista reciente con el programa “American Thought Leaders” de Epoch TV. “Vamos a detener estas vacunas, para los jóvenes, o tal vez en su mayoría, y nos tomaremos el tiempo para mirar con mucho, mucho cuidado y examinar cada dato y reunir cada dato posible para entender cuál es la respuesta”.

Levi ha trabajado extensamente en las áreas de análisis y modelado, analizando problemas de gestión de riesgos en el campo de la atención médica y otros sistemas relacionados. Principalmente, analizando conjuntos de datos para ver qué revelan sobre calidad, seguridad, riesgos, etc.

Su artículo, hecho en coautoría y publicado en Nature, analizó las llamadas de emergencia nacionales de Israel en los primeros cinco meses de 2021 y encontró un aumento del 25 por ciento en paros cardíacos y ataques cardíacos en hombres de 16 a 39 años en comparación con el año anterior al lanzamiento de la vacuna nacional.

El estudio encontró “una correlación temporal entre este aumento a partir de principios de 2021 y el lanzamiento de la campaña de vacunación en Israel”, dijo Levi.

El documento no concluye una relación causal entre la vacuna y el aumento observado en los problemas cardíacos, pero definitivamente brinda evidencia suficiente para justificar una investigación en profundidad, dijo Levi.

Además, el ministerio de salud de Israel debería querer saber por qué hubo un aumento en los problemas cardíacos; pero en cambio, “lanzaron un ataque contra nosotros, tanto en el dominio público, e, incluso, intentaron activamente acercarse a la revista y le pidieron a la revista que retractara el artículo”, dijo Levi.

Ausencia de un proceso científico sólido

Hay muchos datos que sugieren fuertemente un aumento de miocarditis o muerte en jóvenes que han sido vacunados. Levi cree que la prisa con la que se produjeron, aprobaron e implementaron las vacunas descuidó la seguridad y las mejores prácticas para implementar vacunas.

El desprendimiento a los principios científicos sólidos básicos ha puesto a los funcionarios de salud en Israel y Estados Unidos, “en una situación en la que esencialmente ya no pueden admitir ningún error porque eso implicará que hicieron algo muy, muy desastroso”, dijo Levi. “Lo aprobamos de una manera muy expedita y lo aprobamos para todos sin importar el riesgo, y ese fue básicamente el error fundamental que hemos cometido. Y creo que todo lo demás puede explicarse por eso”.

Hubo pruebas preliminares sólidas, incluido un estudio de 2020 realizado por los investigadores de la Universidad de Stanford, John Ioannidis y colegas, que concluyó que las personas menores de 65 años, sin comorbilidades, tenían muy poco riesgo de muerte por COVID-19 y deberían haber ayudado a dirigir las vacunas a las poblaciones de alto riesgo.

Levi cree que los funcionarios de las agencias de salud y los gobiernos no deberían haber exigido las vacunas para los jóvenes sanos y, al hacerlo, “ponerlos en una situación en la que corren un riesgo desconocido que ahora sabemos que, en realidad, en algunos casos, es bastante importante y que realmente podría comprometer el futuro de los jóvenes e incluso provocar su muerte”.

El Dr. Joseph Ladapo, director de Salud Pública de Florida, en Clearwater, Florida, el 15 de octubre de 2022. (York Du/The Epoch Times)

Evidencia creciente que desaconseja vacunar a los jóvenes

El director de Salud Pública de Florida, el Dr. Joseph Ladapo, recientemente aconsejó a los floridanos que no vacunen a los jóvenes sanos, porque encontró un aumento del 84 por ciento en los problemas cardíacos entre los hombres jóvenes. Si bien su estudio tampoco prueba una relación causal, “como mínimo, esto debería generar su preocupación de que algo realmente perturbador está sucediendo aquí”, dijo Levi.

Levi cree que el público debe considerar una variedad de estudios al determinar la seguridad de cualquier vacuna o guía de salud, y que los hallazgos de Ladapo están en consonancia con una gran cantidad de evidencia que respalda su guía, aunque la corriente principal está descartando esta evidencia.

Levi cree que Ladopo estaba siguiendo correctamente la creciente evidencia de problemas cardíacos y muertes relacionadas con la vacuna, y el principio de “no hacer daño”. “Ladopo dijo, no me siento cómodo para continuar dando estas vacunas a los jóvenes, dada la evidencia que tengo”, dijo Levi.

El miedo está destruyendo los sistemas de salud

“De hecho, creo que las agencias reguladoras, con el apoyo de algunos científicos en los medios, esencialmente representan un enfoque muy extremo y un enfoque muy peligroso, si se me permite decirlo, porque de nuevo, están socavando los fundamentos del trabajo científico y médico adecuado”, dijo Levi. “Y estoy muy, muy preocupado por el futuro de la ciencia, la confianza futura en la ciencia y la medicina”.

El miedo ha causado que muchas personas tomen malas decisiones, dijo Levi. “Me di cuenta de que, en muchos casos, [el miedo] apaga el intelecto, la lógica, la ética, [y] las personas asustadas pueden hacerse cosas muy, muy malas entre sí”.

Este miedo hizo que los funcionarios de salud abandonaran la razón y les impidiera mirar la salud integral de un individuo, incluidos los aspectos mental, emocional y físico, especialmente en el caso de los jóvenes, dijo Levi.

En consecuencia, los jóvenes se han visto profundamente afectados, entre otras cosas, con pérdida de educación, aumento de peso, aumento de la ansiedad y depresión, muchos de los cuales podrían haberse evitado si los líderes hubieran utilizado un enfoque holístico y basado en la ciencia para mitigar las amenazas de la pandemia, dijo Levi.

Una ciclista con un remolque para niños pasa frente a un cartel que dice: “Playa cerrada”, en el paseo marítimo de Miami Beach, Florida, el 22 de marzo de 2020. (Cliff Hawkins/Getty Images)

Les hemos fallado a nuestros hijos, dijo Levi.

“Y para mí, eso no es sólo un fallo científico, sino que también es un fallo ético. Es un fallo ético, que como sociedad, entonces [no] pusimos a los jóvenes y a los niños como prioridad máxima. Eso, para mí, es lo que la sociedad debe hacer”.

El protocolo de confinamientos utilizado en todo el mundo fracasó estrepitosamente, especialmente en China, dijo Levi.

“Lo que me llama la atención es que la libertad es un valor fundamental de las sociedades democráticas, pero también es un valor fundamental de la ciencia”, sin embargo fue ignorado en gran medida, dijo Levi.

En cambio, aquellos en las sociedades democráticas usaron las políticas más draconianas para quitarles las libertades fundamentales y en el ámbito científico, la gente estaba “esencialmente imponiendo mecanismos de censura que nunca he visto, en mis más de 16 años como científico, nunca he visto algo parecido a eso”, dijo Levi.

israel vaccine
Un hombre israelí recibe una cuarta dosis de la vacuna contra el coronavirus COVID-19 de Pfizer-BioNTech, mientras el hospital israelí realiza un ensayo de la cuarta inyección de la vacuna en voluntarios del personal, en el Centro Médico Sheba, en Ramat Gan, cerca de Tel Aviv, el 27 de diciembre de 2021. (Jack Guez/AFP vía Getty Images)

Monitoreo de vacunas en Israel

“El Ministerio de Salud (MOH) de Israel está ocultando activamente al público israelí información crítica sobre los efectos secundarios de las vacunas”, dijo Levi. Además, el Ministerio de Salud no contaba con un sistema de monitoreo funcional para los efectos adversos de las vacunas hasta hace poco tiempo.

Se trata de un hecho de vital importancia, ya que Israel ha estado a la vanguardia de la exigencia de que sus ciudadanos se vacunen y se apliquen refuerzos, habiendo firmado un contrato con Pfizer al principio de la pandemia, “que esencialmente convirtió a Israel en un laboratorio para el resto del mundo”, dijo Levi.

Israel solo comenzó a vigilar ampliamente los efectos secundarios a finales de 2021, y contrató a un equipo para que investigara lo que encontró en relación con los efectos adversos, por lo que se filtró un vídeo en el que se veía al Ministerio de Sanidad israelí discutiendo el tema, dijo Levi.

El Ministerio de Salud de Israel encargó a los investigadores que analizaran los informes de eventos adversos presentados por los israelíes. Los investigadores presentaron los hallazgos del nuevo sistema de vigilancia en una reunión interna en junio, cuyo video fue obtenido por un periodista israelí. Los hallazgos de este equipo de investigación son contrarios a la afirmación del Ministerio de Salud de que los eventos adversos, si los hay, son a corto plazo.

De hecho, muchos de los efectos secundarios no son de corta duración. Estos problemas de salud, “en realidad duran semanas, meses y a veces más de un año. Cuando digo efectos secundarios, hablo de irregularidades menstruales, hablo de efectos secundarios neurológicos graves, etc.”, dijo Levi.

En estos videos, se escucha al equipo de investigadores aconsejando al ministerio de salud israelí que tenga cuidado al hablar al público sobre los efectos adversos de las vacunas en la salud de las personas.

“Parece que el Ministerio de Salud de Israel tomó esto en cuenta porque cuando miras el informe real que publican en el dominio público, esencialmente eliminaron muchos de los mensajes, muchos de los hallazgos que fueron encontrados por el equipo de investigación que contrataron. Y, además, tergiversaron los datos y las tasas de informes de los diferentes efectos secundarios y los hicieron parecer muy, muy raros”, dijo Levi.

Los informes que el ministerio presentó para que los viera el público israelí fueron claramente manipulados, dijo Levi.

“Y esencialmente, estos informes representan solo seis meses de un año y medio, y solo del 15 al 17 por ciento de la población en Israel, en lugar de toda la población y todas las dosis que se administraron en Israel”.

The Epoch Times contactó al Ministerio de Salud de Israel en busca de comentarios, pero no recibió una respuesta antes del tiempo de publicación.

Reexposición a la vacuna

“Entonces, ahora tengo una situación en la que cada vez que toman la vacuna veo la misma respuesta, eso se llama reexposición”, dijo Levi. Se informó una reexposición positiva en el 10 por ciento de las mujeres que se quejaron de problemas menstruales, según los investigadores, quienes también identificaron casos de reexposición por otros eventos adversos.

El fenómeno de la reexposición, cuando los eventos adversos vuelven a ocurrir o empeoran después de dosis adicionales de vacunas, demostró que algunos de los eventos fueron causados por la vacuna, dijeron los investigadores.

La Dra. Sharon Alroy-[Preis], quien es la funcionaria de atención médica número dos en el Ministerio de Salud, cuando fue entrevistada en la televisión israelí dijo que las reacciones adversas que enfrentan las mujeres, como irregularidades menstruales, fueron fugaces y no preocupantes.

“De hecho, hay mujeres que sufren semanas y meses, y a veces más de un año, de ciclos menstruales irregulares y diferentes tipos de irregularidades”, dijo Levi. “Y no hay reconocimiento de nadie en el Ministerio de Salud, no hay reconocimiento que yo sepa, de ninguna autoridad de salud o agencia de salud en el mundo, [que diga:] ‘oye, aquí hay un problema’”.

Confianza erosionada

“Y lo peor es que ignoran la voz del paciente”.

Las agencias de salud pública de todo el mundo, incluidos Estados Unidos e Israel, no han sido transparentes sobre las vacunas y los efectos adversos de las inyecciones, dijo Levi, hasta el punto de que se necesita una demanda para obtener los datos que han recopilado.

Se debe informar al público, “¿cuál es el impacto de estas vacunas en la mortalidad por todas las causas y otros resultados de salud de una manera informativa, para que las personas puedan tomar su decisión de riesgo-beneficio en función de su edad, antecedentes de salud, creencias, lo que sea. Pero es inaudito que las agencias de salud se comporten de una manera en la que es necesario llevarlos a los tribunales para divulgar datos”, dijo Levi.

Estas agencias necesitan volver a los principios básicos de transparencia y empatía, fundamentales para la salud pública, para eliminar la desconfianza creada por la falta de honestidad durante la pandemia.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.