Profesora termina de pagar deuda de USD 49,000 que adquirió para adoptar a un alumno y su hermano

Por Jenni Julander
19 de Diciembre de 2020
Actualizado: 19 de Diciembre de 2020

Cuando una profesora de Marietta, Georgia, vació su cuenta de ahorros para adoptar a un antiguo alumno y a su hermano, le habría resultado difícil imaginar que solo cinco años después estaría completamente libre de deudas después de haber pagado casi 49,000 dólares por la adopción.

Chelsea Haley, madre soltera de Jerome, de 17 años, y Jace, de 6 años, le dijo a Good Morning America que para ella saber que está libre de deudas es algo surrealista.

“No parece real todavía”, dijo el 4 de diciembre. “Es asombroso. Incluso me registré en los préstamos estudiantiles y decía: “Eliminado. Saldo cero”.

(Cortesía de Chelsea Haley)

Pero no siempre fue así. Hace poco, Chelsea tenía una deuda de 48,683 dólares y estaba luchando por sobrevivir.

Hace cinco años, Jerome era un estudiante de cuarto grado en Baton Rouge, Louisiana. Ella trabajaba en una organización llamada Teach for America, que coloca a los recién graduados como profesores en escuelas de bajos ingresos.

Cuando las notas de Jerome empezaron a bajar y empezó a faltar a la escuela, Chelsea empezó a dedicarle tiempo. Ella lo apoyó comprando su material escolar y asistiendo a sus partidos de fútbol, con la esperanza de que se involucrara más en la escuela.

Un año después, Jerome le preguntó a Chelsea si podía vivir con ella. Fue un momento que la llevó a tomar la decisión de pedir la custodia de Jerome y su hermano menor, un camino que consumió sus ahorros en los honorarios de los abogados.

(Cortesía de Chelsea Haley)

Finalmente obtuvo la custodia completa de los hermanos pero terminó acumulando deudas con sus tarjetas de crédito para poder cuidarlos. Además de sus préstamos estudiantiles, la deuda se convirtió en una pesada carga.

Pero Chelsea dice que valió cada centavo. Ahora, los chicos están mejorando en la escuela, y a Chelsea le encanta ser madre.

“Ser su madre es la mayor bendición de mi vida”, dijo. “Me levanto por la mañana y amo a dos niños pequeños”.

Para pagar la deuda, Chelsea asumió trabajo adicional.

“Además de ser maestra, daba clases particulares un par de días a la semana”, compartió.

También repartía alimentos, se quedaba hasta tarde en la escuela los viernes para trabajar como administradora del edificio por un pago extra, e incluso vendió su casa y se mudó de nuevo con sus padres.

(Cortesía de Chelsea Haley)

Al final todo valió la pena. Ahora, está ahorrando dinero para una nueva casa y para la matrícula de la universidad de Jerome. Dice que ahorrar para el futuro es un gran cambio.

“Me permite concentrarme en el futuro de los chicos”, dijo. “Ahorrar dinero para ellos, y no gastarlo en mi pasado”.

Para cualquiera que se enfrente a las deudas, Chelsea aconseja prestar mucha atención a sus gastos en vez de ignorar los asuntos financieros:

“Las finanzas pueden ser algo aterrador y es más fácil decir: ‘Está fuera de la vista, fuera de la mente’. Pero esto es lo último que desearía hacer si quiere pagar una deuda”.

Chelsea agrega que “saber que se tendrá mucha más libertad al momento de pagar algo” puede ser una gran motivación.

Nos encantaría escuchar sus historias! Puedes compartirlas con nosotros en emg.inspired@epochtimes.nyc


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Músico virtuoso describe la conexión entre la virtud y la música en el mundo moderno

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS