Prohíben a legisladores republicanos comprobar condiciones carcelarias para detenidos por 6 de enero

Por Ken Silva
29 de Julio de 2021
Actualizado: 29 de Julio de 2021

Dos días después de que se les negara la entrada al Departamento de Justicia y de que fueran ahuyentados por los manifestantes, a cuatro legisladores republicanos que investigan las condiciones de los reclusos detenidos en relación con la irrupción del 6 de enero en el Capitolio se les ha impedido el acceso a una instalación en la que, al parecer, están recluidos unos 50 de ellos.

Los representantes Marjorie Taylor Greene (R-Ga.), Matt Gaetz (R-Fla.), Louie Gohmert (R-Texas) y Paul Gosar (R-Ariz.) se presentaron en el Centro de Detención de D. C. la mañana del 29 de julio. Los legisladores han estado investigando los reportes de que los implicados en la irrupción en el Capitolio han sido severamente golpeados, mantenidos en confinamiento solitario y se les ha negado el acceso a la evidencia sobre sus propios casos.

A los congresistas se les permitió entrar en el vestíbulo, pero rápidamente una oficial penitenciaria les dijo que estaban invadiendo propiedad privada.

“Están obstruyendo”, se oyó decir a la oficial penitenciaria en una transmisión en vivo de Right Side Broadcasting Network (RSBN).

“Dios mío, el gobierno está al revés”, dijo Gohmert en respuesta.

La oficial penitenciaria indicó a los miembros del Congreso que su supervisora hablaría con ellos fuera. Pero cuando los legisladores salieron, se encontraron con que les habían cerrado la puerta del edificio en lo que Gaetz calificó de “señuelo y cambio”. Gaetz intentó volver a entrar en las instalaciones, pero se lo negaron, junto con un abogado que intentaba entrar para ver a un cliente.

“La supervisora bajó, estaba aquí mismo, pero me dio la espalda”, dijo Gohmert sobre la situación. “La otra no quiere hablar conmigo”.

Gohmert dijo que él y sus colegas avisaron con antelación al centro de que acudirían —no dijo con cuánta antelación— pero nunca recibieron respuesta. Dijo que no debería haber nada que impidiera a los miembros del Congreso examinar las instalaciones sobre las que tienen supervisión, como él ha hecho en numerosas ocasiones en el pasado.

Los legisladores del Partido Republicano expresaron su consternación por lo que, según ellos, eran tácticas autoritarias por parte del Departamento de Justicia y del Departamento Penitenciario de Washington DC.

“Hemos dado un giro de 180 grados. Estamos en un territorio totalitario y marxista”, dijo Gohmert a la corresponsal de RSBN Liz Willis.

“Los empleados federales aquí pasaron más tiempo tomando videos y fotos de nosotros que tratando de darnos la oportunidad de hacer lo que los miembros del Congreso hacen cada mes del año: revisar un centro de detención federal”, dijo Gaetz.

“Si esto es un indicio de cómo están tratando a los prisioneros dentro, estoy muy preocupado”, añadió Greene.

Los legisladores salieron del centro para ir a votar al Capitolio. Alrededor de la 1 de la tarde, volvieron a reunirse fuera para hablar con los periodistas y otras personas sobre su experiencia de esa mañana.

Greene dijo que cualquier duda persistente que tuviera sobre los reportes de abusos ha desaparecido, y que está convencida de que los reclusos del 6 de enero y otros prisioneros del lugar están siendo maltratados.

“No solo me preocupan los acusados del 6 de enero. Estoy preocupada por toda la gente de esa prisión”, dijo. “Porque nos presentamos, entramos y nos dijeron que estábamos invadiendo (…) ¡Votamos para financiar estas instalaciones!”.

Gohmert propuso la idea de desfinanciar las instalaciones federales que no acepten la supervisión del Congreso, y asignar esos fondos a las jurisdicciones locales para albergar a los reclusos federales.

El intento fallido de los legisladores de entrar en el centro penitenciario de D. C. se produce dos días después de que también se les prohibiera entrar en el DOJ. En la tarde del 27 de julio, celebraron una breve conferencia de prensa para enumerar una serie de preguntas sin respuesta que tienen sobre los reclusos relacionados con el incidente del 6 de enero, antes de ser corridos por los manifestantes de izquierda.

Gohmert dijo que no han recibido respuesta del DOJ desde entonces, lo que eleva a por lo menos siete su número de preguntas sin respuesta al DOJ y a los funcionarios penitenciarios.

“El fiscal general y el jefe de la oficina federal de prisiones no pueden esconderse para siempre. En última instancia, si no responden a la puerta cuando vamos a ellos, entonces van a tener que venir a nosotros”, dijo Gaetz. “Así es como funciona el Congreso”.

“Cuanto más se demoren en responder a estas preguntas, más sospechoso parece”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS