Prohibición de chips acelera el desacoplamiento entre Estados Unidos y China, dicen Expertos

Por Alex Wu
17 de Octubre de 2022 11:07 AM Actualizado: 17 de Octubre de 2022 11:11 AM

Estados Unidos amplió la prohibición de los semiconductores a China y el 12 de octubre emitió una “Estrategia de Seguridad Nacional” centrada en Beijing, cuando faltaban cinco días para el comienzo del congreso del partido comunista chino (PCCh).

Los expertos creen que estas medidas sin precedentes acelerarán el desacoplamiento entre Estados Unidos y China y podrían dejar caer la “nueva cortina de hierro”.

Los expertos creen que la administración Biden realizó una contención completa del PCCh. Además, es probable que las sanciones en el campo de los semiconductores sean el comienzo. Si se amplía a otros campos, como las finanzas y la biotecnología, el desacoplamiento entre Estados Unidos y China surtirá realmente efecto.

Prohibición de los chips se extiende a los “talentos”

El 7 de octubre, el Departamento de Comercio de Estados Unidos anunció (pdf) que impondría nuevas restricciones a la exportación de semiconductores avanzados y equipos de fabricación de chips para evitar que la tecnología estadounidense se utilice para el desarrollo militar de China.

El veto a esta exportación también prohíbe a los estadounidenses apoyar el desarrollo o la producción de los chips cubiertos por las restricciones. Según esta norma, los ciudadanos estadounidenses que trabajen en empresas chinas relacionadas con chips tendrán que elegir entre perder la ciudadanía estadounidense o dejar de trabajar en China.

Durante años, los controles de exportación de Estados Unidos a China solo se habían aplicado a tecnologías, productos, empresas u organizaciones, mientras que la nueva prohibición por primera vez extiende los controles de exportación a los ciudadanos estadounidenses individuales y a los titulares de tarjetas de residencia. Se considera la prohibición más restrictiva de semiconductores para la industria china.

Según Radio Free Asia, el día en que la prohibición entró en vigor, cientos de chinos-estadounidenses que trabajaban en empresas de semiconductores dimitieron de Yangtze Memory Technologies, Changxin Memory Technologies, Shanghai IC R&D Center Jiading Factory, Hefei Changxin Memory Technologies y otras compañías.

Un visitante observa una lámina de 300 mm en el stand de Taiwan Semiconductor Manufacturing Company Limited (TSMC) durante la Conferencia Mundial de Semiconductores 2021 en Nanjing, provincia de Jiangsu, China, el 9 de junio de 2021. (Long Wei/VCG vía Getty Images)

“Es muy probable que se forme una tendencia. Antes, el capital se iba de China y la siguiente tendencia será que los profesionales de la tecnología se vayan de China”, declaró a The Epoch Times Chiou Jiunn-Rong, profesor de Economía de la Universidad Nacional Central de Taiwán, el 14 de octubre.

Chiou dijo que el efecto indirecto es que después de que la industria de los chips se vea maniatada, la economía general de China se verá afectada, lo que afectará a otros campos, e incluso es probable que la gente en el ámbito de los negocios y la gestión empresarial también abandone China.

El 12 de octubre, Estados Unidos además anunció la Estrategia de Seguridad Nacional, que se centra en el PCCh y en Rusia, calificando lo último de “amenaza inmediata” y que el PCCh es el único competidor con la intención y capacidad de remodelar el orden nacional.

Doong Sy-Chi, subdirector de un grupo de expertos taiwanés, dijo el 14 de octubre a The Epoch Times que Estados Unidos se ha empeñado en situar al PCCh como competidor estratégico en todos los aspectos. La competencia comercial que antes se centraba en las empresas se ha trasladado ahora a los individuos. La administración Biden ha hecho un importante ajuste estratégico.

Aceleración del desacoplamiento

De la nueva prohibición se desprende que la tendencia al desacoplamiento entre Estados Unidos y China es más clara y concreta, dijo a The Epoch Times Tsai Ming-fang, economista de la Universidad de Tamkang, el 12 de octubre. “Las fábricas de Taiwán ya no ayudarán a los fabricantes chinos, sino que ayudarán a más marcas de países democráticos”, añadió.

La administración Biden ha dado gran importancia a las sanciones tecnológicas a China desde el principio, dijo a su vez a The Epoch Times Shen Rongqin, profesor de la Universidad de York en Canadá. Los legisladores republicanos han utilizado antes la lista de entidades para contener al PCCh. Pero lo que ha hecho Biden es más radical y amplio de lo que han sugerido muchos congresistas republicanos. “Partiendo de la administración Trump, ahora Biden ha acelerado la tendencia de desvinculación entre China y Estados Unidos en la tecnología de los semiconductores”, dijo Shen.

El comentarista de actualidad estadounidense Li Linyi dijo el 14 de octubre a The Epoch Times que las acciones de la administración Biden esta vez son mucho más duras que antes.

Un cartel de Huawei visto en la edición especial de la feria de electrónica de consumo y electrodomésticos IFA 2020 en Berlín, Alemania, el 3 de septiembre de 2020. (Sean Gallup/Getty Images)

“Es probable que estas medidas sean solo el comienzo para el gobierno de Estados Unidos. Si estas medidas se extienden a otros campos como las finanzas, la biotecnología, etc., esto se convertirá realmente en un dolor de cabeza para el PCCh. Es decir, el desacoplamiento entre Estados Unidos y China estaría ocurriendo realmente”, dijo Li.

Chiou Jiunn-Rong señaló que la tensión entre Estados Unidos y China parece ser muy alta ahora, pero no en la situación militar, a diferencia de la relación entre Estados Unidos y la Unión Soviética durante la Guerra Fría. Primero serán las guerras económicas y las guerras tecnológicas.

Con la contribución de Xia Song, Luo Ya, Yi Ru, Li Xinan y Zhang Yuanzhang contribuyeron a este informe.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.