Protesta pacífica en Mong Kok termina en enfrentamientos con la policía y más de 20 detenidos

Por Frank Fang
04 de Agosto de 2019 Actualizado: 04 de Agosto de 2019

Cientos de miles de personas salieron a las calles de Hong Kong en la tarde del 3 de agosto en otra protesta pacífica contra el proyecto de ley de extradición ahora suspendido.

Por la noche estallaron violentos enfrentamientos entre la policía y los manifestantes, y la policía anunció en la madrugada del 4 de agosto, que más de 20 personas fueron arrestadas por delitos tales como reunión ilegal, posesión de armas y agresiones.

Manifestantes se enfrentan a los gases lacrimógenos disparados por la policía local durante una protesta en Hong Kong, el 3 de agosto de 2019. (Song Bilong/ La Gran Época)

La protesta realizada durante la tarde en Mong Kok, un área de Kowloon, comenzó con un mitin en Anchor Street Playground antes de que los manifestantes se dirigieran hacia Cherry Street Park.

Entre los que se unieron a la manifestación estaba la legisladora prodemocrática Helena Wong, quien dijo a la oficina de La Gran Época en Hong Kong que el proyecto de ley de extradición era una “ley malvada” que perjudicaría el modelo de “un país, dos sistemas”.

Este modelo está vigente en Hong Kong. Fue concebido como un acuerdo que preservaría la autonomía y las libertades de la antigua colonia británica tras el traspaso de su soberanía a China en 1997.

Las protestas actuales en Hong Kong se deben a los temores de que los habitantes locales puedan ser extraditados al continente para ser juzgados en los tribunales de China, que son conocidos por su desprecio por el estado de derecho.

“Todos esperamos que las manifestaciones, marchas y huelgas pacíficas que estamos realizando ejerzan presión sobre el gobierno de Hong Kong para que responda a las demandas de los ciudadanos”, dijo Wong. “Creemos que [la líder de Hong Kong, Carrie Lam] no puede simplemente aplazar y esperar que todos los problemas desaparezcan”.

Los organizadores dijeron que alrededor de 120.000 personas participaron en la marcha de Mong Kok, mientras que la policía dijo que sólo 4200 personas asistieron al evento.

Manifestantes participan en una marcha contra un controvertido proyecto de ley de extradición en Mong Kok, Hong Kong, el 3 de agosto de 2019. (Song Bilong/La Gran Época)

La marcha reiteró las cinco demandas que los manifestantes han estado pidiendo desde principios del mes de julio, incluyendo la retirada total del proyecto de ley de extradición, la retirada de todos los cargos contra los manifestantes arrestados, el establecimiento de una comisión independiente para investigar el uso de la fuerza por parte de la policía, y el sufragio universal.

Ng Wing-tak, organizador de la marcha, explicó que la policía rechazó inicialmente su solicitud para realizarla, pero que el rechazo fue revocado por una junta de apelación el 2 de agosto.

“Es la primera vez que la objeción de la policía resulta revocada”, dijo Ng en una entrevista con la oficina en Hong Kong de la emisora NTD con sede en Nueva York, el 3 de agosto.

Uno de los participantes de la marcha le dijo a NTD: “Si dejamos de salir nuestro futuro está condenado. Persistimos en salir a las calles por nuestro [futuro] y por el futuro de Hong Kong”.

Otra manifestante dijo a NTD que no podía entender por qué el gobierno de Hong Kong se había negado continuamente a atender las demandas.

Violencia vespertina

Oficiales de policía con equipo antidisturbios en Hong Kong el 3 de agosto de 2019. (Song Bilong/La Gran Época)

Después de la marcha algunos manifestantes decidieron continuar con la protesta.

En un acto de desobediencia civil algunos manifestantes bloquearon temporalmente las principales carreteras del distrito de Yau Tsim Mong en Kowloon, incluido el túnel Cross-Harbour, una importante carretera que conecta la isla de Hong Kong con la península de Kowloon.

Durante la noche otros manifestantes fueron vistos rodeando varios lugares en Mong Kok y Tsim Sha Tsui, un distrito de compras y vida nocturna en Kowloon. Según los medios de comunicación de Hong Kong la policía disparó ráfagas de gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes.

En Wong Tai Sin, un distrito residencial de Kowloon, se produjeron enfrentamientos particularmente intensos entre los manifestantes y la policía. La policía disparó gas lacrimógeno a medida que aumentaban las tensiones en la estación local del metro (MTR) y, según un comunicado de prensa del gobierno,también se pudieron ver manifestantes rodeando el Cuartel de Servicios Disciplinados de Wong Tai Sin, arrojando objetos contra el edificio, y dañando las puertas.

De acuerdo con el medio de comunicación HKFP de Hong Kong, algunos residentes locales de Wong Tai Sin intentaron ayudar a los manifestantes impidiendo que los vehículos de la policía que transportaban a los manifestantes arrestados salieran de la estación de metro local.

El legislador prodemocrático de Hong Kong, Jeremy Tam, también estuvo en Wong Tai Sin. Según se informó fue golpeado por un oficial de policía que portaba un bastón de fuerza.

El anuncio de que la policía arrestó al menos a 20 personas fue hecho por el superintendente superior de la División de Relaciones Públicas de la Policía de Hong Kong, Yu Hoi-kwan, durante una conferencia de prensa realizada cerca de las 4 a.m., hora local, el 4 de agosto. Yu condenó a los manifestantes por lo que llamó como un “caos premeditado” en Kowloon.

***

Mira a continuación:

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS