Manifestantes bloquean evento de adoración en Los Ángeles y atacan a reporteros de The Epoch Times

Por Alex Murashko
31 de Diciembre de 2020
Actualizado: 31 de Diciembre de 2020

LOS ÁNGELES–Docenas de manifestantes se enfrentaron contra seguidores del líder de adoración cristiano Sean Feucht y el movimiento “Let Us Worship” en Skid Row en Los Ángeles el 30 de diciembre. Los manifestantes intentaban bloquear el acceso al evento para indigentes de Feucht.

Una docena de manifestantes rodearon a un reportero y a un fotógrafo de The Epoch Times. Alguien arrojó una bomba de humo a la calle, los insultos aumentaron y los manifestantes comenzaron a empujar físicamente al fotógrafo. El equipo de reporteros de The Epoch Times se fue por razones de seguridad, y el fotógrafo fue perseguido mientras huía.

La policía estaba en la escena, pero no se acercó a los manifestantes.

Aunque Feucht programó el evento e iba a presentarse, no apareció.

Los manifestantes bloquearon uno de los principales puntos de acceso al evento estacionando sus autos en todos los carriles de una calle de un solo sentido. Otros protestaron en la calle, expresando su oposición a la opinión de Feucht de que las restricciones del gobierno debido al COVID-19 son una violación a la libertad religiosa.

Entre los manifestantes en contra de Feucht se encontraban miembros de The Row Church, también llamada The Church Without Walls, y Los Angeles Community Action Network. Algunos llevaban carteles que decían Black Lives Matter.

Los hombres piden a los manifestantes que impidan que el pastor Sean Feucht y sus seguidores lleguen a las personas sin hogar de Skid Row con comida, música y adoración en Los Ángeles el 30 de diciembre de 2020. (John Fredricks/The Epoch Times)

Aunque Feucht, quien ha estado de gira por los Estados Unidos este año con su mensaje “Let Us Worship”, no apareció en el evento, miembros de su equipo repartieron ropa y comida.

El mismo tipo de evento de divulgación se llevó a cabo en Echo Park en Los Ángeles en la mañana y la tarde del 31 de diciembre. No hubo informes directos sobre disturbios o conflictos públicos en dichos eventos, pero los activistas en contra de la reunión estuvieron presentes, continuando sus pedidos de que la ciudad cancelara las reuniones.

Un evento “Let us Worship” para Nochevieja fue programado en el estacionamiento de una iglesia en Valencia para comenzar a las 9 p.m.

Los activistas dijeron que estaban molestos con el alcalde Eric Garcetti por permitir los tres eventos y prometieron protestar en su oficina, según informaron. Garcetti dijo el miércoles por la noche que la policía de Los Ángeles y los funcionarios de salud pública del condado monitorearían las actividades de Feucht, y que reconocerían la actividad como un evento religioso.

“Hay derechos protegidos constitucionalmente, tanto de religión como de protesta, que claramente él ha usado y ejercido, pero el hecho de que tengamos derecho a hacer las cosas no significa que sea lo correcto”, dijo Garcetti. “Así que lo animaría ante todo a que regrese, que tenga un buen concierto luego de que termine esta pandemia”.

“No queremos que este [virus] se propague, y cuanto más se propaga, hay más hospitalizaciones, más muertes. Entonces, si te preocupan las vidas humanas y lo que Dios nos ha dado a cada uno de nosotros, que es el poder de la vida, no hagas esto”.

Los autos bloquean una sección del 5th Street en el área de Skid Row de Los Ángeles el 30 de diciembre de 2020. (John Fredricks/The Epoch Times)

Chris Venn, de 73 años, quien dijo que él y su esposa eran de un grupo llamado Vecinos de San Pedro por la Paz y la Justicia, estaba dentro de su automóvil estacionado en medio de la Calle 5 como parte del bloqueo. Un letrero en el automóvil de la pareja decía: “Lancen a Feucht a los leones”.

“Esta es una presentación repugnante del cristianismo”, dijo Venn. “Los Ángeles se está viendo afectada por la pandemia más que casi cualquier otra ciudad del país. [Feucht] es conocido por tener mítines y decirle a la gente que el COVID es un crimen contra los cristianos. Él se refiere a las estipulaciones de que la gente no debe reunirse en las iglesias porque es peligroso para ellos”.

Morgan Barnhill, quien es de Texas y actualmente está con amigos y familiares al sur de California durante las fiestas, le dijo a The Epoch Times que lo que sucedió durante el evento de Skid Row y la contraprotesta no beneficiaba a las personas sin hogar.

“No estoy aquí por el caos”, dijo Barnshill. “No estoy aquí para nada más que para traer esperanza a los desesperanzados. No se trata del ruido. No se trata de la protesta. Estamos aquí para ser amigos de la gente de Skid Row y comprender lo que ellos necesitan. Estamos aquí para compartir nuestro testimonio sobre cómo Jesús ha cambiado nuestras vidas. (…) Esto no está haciendo nada por la comunidad de indigentes porque nadie está hablando con la comunidad de indigentes”.

“No se trata de quién usa una mascarilla y quién no y quién merece comida y quién no. Todos son dignos a los ojos de Jesús”, dijo. “Por eso estoy aquí porque la gente necesita saber cómo se ve y se siente el amor de Cristo. Esto no. Esto es solo ruido. Jesús no es ruido”.

Feucht, con quien The Epoch Times no pudo comunicarse, tuiteó el 31 de diciembre: “Mientras distribuía comidas a las personas sin hogar en Skid Row, nuestro equipo fue agredido con bombas de humo, gas pimienta y amenazas de muerte”.

“El mundo les dirá que no presionen, no sirvan, no se reúnan. Pero JESÚS empujó, sirvió, reunió. No se desanimen. ¡SIGAN A JESUS!”

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra

La influencia de las Big Tech en el equipo de Biden genera inquietudes | Al Descubierto

TE RECOMENDAMOS