Protestas en China por cierres por COVID se extienden al extranjero como muestra de apoyo mundial

Por Naveen Athrappully
28 de Noviembre de 2022 5:50 PM Actualizado: 28 de Noviembre de 2022 5:50 PM

Las protestas contra el régimen comunista chino a causa de sus duros confinamientos por el COVID-19, entre otras medidas severas, han sacudido a la nación, con manifestantes de diferentes países uniéndose para mostrar su apoyo.

Las protestas en China fueron provocadas por la horrible muerte de, al menos, 10 personas en Urumqi, Xinjiang. Las víctimas murieron debido al incendio de un apartamento. Los socorristas no pudieron llegar a la escena a tiempo debido a los bloqueos y cierres patronales de COVID-19 que prevalecen en todo el complejo residencial. Después de que el video del incidente se volviera viral en las redes sociales chinas, provocó indignación. En Urumqi, estallaron múltiples protestas el 25 de noviembre y los residentes exigieron que se revocaran los cierres. Las autoridades anunciaron el relajamiento de las restricciones al día siguiente.

En solidaridad con las protestas en China, se han realizado pequeñas manifestaciones y vigilias en ciudades de todo el mundo, incluidas Sydney, Londres, París y Tokio, según Reuters. Las protestas fueron organizadas por disidentes expatriados y estudiantes.

En el consulado de China en Londres, miles de estudiantes internacionales se reunieron para llorar a las víctimas del incendio de Urumqi, gritando consignas como “Renuncien al PCCh” y “Abajo Xi Jinping”. En Tokio, la gente se reunió en la estación de tren de Shinjuku para protestar contra el régimen chino.

En Shanghai, cientos de manifestantes se reunieron en una calle el sábado por la noche, con velas y haciendo vigilias por los que murieron en el incendio. Algunos le pidieron al gobierno que emitiera una disculpa pública por las muertes.

“Todos piensan que los chinos tienen miedo de salir y protestar, que no tienen coraje”, le dijo a AP un hombre de etnia uigur.

“En realidad, en mi corazón, también pensé de esta manera. Pero luego, cuando fui allí, descubrí que el ambiente era tal que todos eran muy valientes”.

El domingo, las protestas estallaron en Shanghai una vez más. Hubo personas exigiendo el fin de las pruebas PCR e insistiendo en su derecho a las libertades básicas.

En videos de lugares como Guangzhou, Nanjing y otros, se ve a los manifestantes peleando contra la policía y desmantelando barricadas. En Beijing, según reportajes, se realizaron manifestaciones en 50 universidades.

En el alma mater del líder chino Xi Jinping, la Universidad de Tsinghua, alrededor de 2000 estudiantes pidieron “libertad de expresión” y exigieron la relajación de los controles de COVID-19.

Los manifestantes plantean múltiples problemas

Algunas de las protestas en solidaridad con la población china, celebradas en el extranjero, también se centraron en otras cuestiones de derechos humanos. En las protestas de Londres, los manifestantes corearon lemas: “Apoye a Xinjiang”, “Apoye al Tíbet”, “Apoye a Hong Kong”, “Apoye a Taiwán”, “Resista a la dictadura” y “Resista a la violencia”.

Sin embargo, algunos manifestantes quieren que la atención se mantenga en el incendio de Urumqi y en las restricciones por COVID-19. Un organizador de una protesta prevista para el lunes en Nueva York le dijo a Reuters que la manifestación evitaría temas como el internamiento de los uigures y la independencia de Taiwán.

“Hemos hablado con algunos activistas de Taiwán y Xinjiang… Acordamos abstenernos de (eso)”, dijo. “Sabemos que eso puede alienar a mucha gente”.

Mientras tanto, la policía china también está reprimiendo a la prensa. En Shanghai, un periodista de la BBC fue golpeado y arrestado brevemente por agentes de policía al cubrir las protestas.

Imágenes en las redes sociales mostraron a varios policías agarrando al periodista, Ed Lawrence, e inmovilizándolo en el suelo, según la BBC. El medio de comunicación asegura que los agentes patearon al periodista antes de llevárselo esposado.

“Es muy preocupante que uno de nuestros periodistas haya sido atacado de esta manera en el desempeño de sus funciones. No hemos recibido ninguna explicación o disculpa oficial de las autoridades chinas, más allá de una afirmación de los funcionarios, que luego lo liberaron, de que lo habían arrestado por su propio bien en caso de que se contagiara de COVID entre la multitud”, dijo la BBC en un comunicado.

Un periodista de la emisora nacional suiza RTS fue rodeado por tres policías en una ocasión mientras cubría las protestas.

El periodista habló ante las cámaras en vivo diciendo que lo iban a llevar a la comisaría, según Reuters. Pero después de que se identificó como periodista, los oficiales se fueron.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.