Pueblo chino teme ser manipulado por la propaganda del régimen en la guerra comercial con EE. UU.

Por Olivia Li - La Gran Época
18 de Mayo de 2019 Actualizado: 18 de Mayo de 2019

Después de que las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China concluyeran el 10 de mayo sin ningún acuerdo, los medios de comunicación estatales chinos respondieron con agresión, afirmando repetidamente que China “no tiene miedo de luchar” y que “luchará hasta el final”. Muchos internautas chinos temen que la propaganda aparentemente optimista utilice al pueblo como víctimas mientras el régimen intenta encausarlos hacia la lucha contra Estados Unidos y ganar la guerra comercial.

El 10 de mayo, el gobierno de Estados Unidos impuso un aumento arancelario a las importaciones chinas por valor de 200.000 millones de dólares, lo que elevó los aranceles del 10 por ciento al 25 por ciento.

Como represalia, Beijing anunció el 13 de mayo que aumentaría los aranceles, que estarían entre el 5 y el 25 por ciento, sobre bienes estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares.

Inmediatamente después de que concluyeran las negociaciones comerciales el 10 de mayo, los portavoces oficiales del régimen chino guardaron silencio. Sin embargo dos días después, varios medios de comunicación estatales -como la CCTV, el Diario del Pueblo y la Agencia de Noticias Xinhua- iniciaron simultáneamente una guerra propagandística para criticar a Estados Unidos por no haber logrado un acuerdo en las negociaciones comerciales, presentando a Norteamérica como un matón internacional con una mentalidad hegemónica. Declararon que China “no tiene miedo de luchar” contra Estados Unidos, y que la guerra comercial va a ser “una guerra popular”, y que China está “dispuesta a hacer todo tipo de sacrificios” para luchar esta guerra “hasta el final”.

Internautas chinos: Seremos sacrificados

Muchos internautas chinos publicaron comentarios en Weibo y WeChat -plataformas de redes sociales chinas similares a Twitter y Facebook- criticando la conocida frase “hacer todo tipo de sacrificios” utilizada en la propaganda para impulsar la moral pública. Algunos dicen que la frase los asustó porque significa que el Partido Comunista Chino (PCCh) sacrificará los intereses de su propio pueblo para lograr sus objetivos.

“Obviamente seremos sacrificados y tendremos que sufrir”, escribió un internauta.

“Nosotros, que estamos a punto de ser sacrificados, nos sentimos asustados”, escribió otro internauta, y varios otros le hicieron eco.

Muchas personas expresaron opiniones similares:

“[Las autoridades chinas] intentan transferir el ‘sacrificio’ al público”.

“Son ustedes [las autoridades] las que están dispuestas a hacer todo tipo de sacrificios. Pero, lo siento, no me metan a mí en eso. No quiero involucrarme”.

“Por supuesto que las autoridades no tienen miedo de luchar, porque son los 1.400 millones de ciudadanos los que serán enviados al frente”.

“Seremos estafados”.

Un ciudadano se burló de la Televisión Central China (CCTV) y escribió: “¿De qué sirve hacer estas declaraciones jactanciosas ante el pueblo chino? ¿Te atreves a hacer el mismo anuncio en inglés y transmitirlo en tus canales internacionales?”.

“No puedo entender tu lógica de tener que luchar constantemente”, escribió un internauta, criticando la filosofía de lucha del PCCh. “Sigue adelante con tu lucha. No es asunto nuestro”.

También hubo quejas sobre la rica y poderosa élite de China. Un internauta escribió: “Por supuesto que no tienen miedo. Los funcionarios gozan de privilegios: comen bien; reciben atención médica gratuita; sus esposas, amantes e hijos viven en países extranjeros, y todos ellos son multimillonarios. ¿Qué hay que temer? Ellos saquearán la riqueza de 1.400 millones de chinos para luchar en esta guerra. Eso es lo que quieren decir con sacrificio”.

Muchos de estos posteos fueron eliminados por la policía de Internet.

Los chinos que viven en Estados Unidos y Canadá también participaron en la discusión de los foros en idioma chino en el extranjero.

Un usuario de Weibo de Vancouver comentó que la propaganda china tiene por objeto llevar al pueblo chino al nacionalismo extremo y al sentimiento antiestadounidense, lo que facilitaría al PCCh mantener su control sobre la sociedad china.

Un usuario de Weibo que vive en Estados Unidos dijo que estudió los detalles de los acuerdos comerciales propuestos. “Los delegados chinos trataron de engañar a los delegados de Estados Unidos, de manera que China pueda actuar como un sinvergüenza para violar los términos del acuerdo, con la excusa de que China tiene sus propias leyes. Los delegados estadounidenses rechazaron con firmeza y exigieron atenerse a lo estipulado en la versión original. El presidente Trump es realmente increíble”, escribió.

Otro chino-estadounidense, que es miembro de un grupo de WeChat llamado “Chinos trabajando o estudiando en Estados Unidos”, analizó los detalles de los términos propuestos por los delegados estadounidenses. Dijo que estos términos son realmente buenos para el desarrollo económico de China y para que China se convierta en un miembro respetado de la sociedad internacional. “A Beijing no le gusta porque estos términos amenazan al régimen del PCCh”, escribió.

La propaganda de China apunta a Estados Unidos como chivo expiatorio

El 14 de mayo, el experto en China radicado en Estados Unidos, Heng He, dijo a La Gran Época que el régimen chino tiene la culpa de que no se haya podido llegar a un acuerdo durante la última ronda de negociaciones comerciales, porque el PCCh se niega a hacer cambios estructurales con el fin de mantener su poder.

“Sin embargo, el PCCh nunca admitirá sus errores, siempre encontrará un chivo expiatorio. Por ejemplo, la campaña el Gran Salto Adelante del PCCh llevó a la Gran Hambruna de 1959 a 1961, pero el PCCh inventó dos excusas: los desastres naturales y la Unión Soviética presionó a China para que pagara sus deudas. De hecho, estas dos excusas son pura mentira”.

Según Heng, la guerra comercial asestará otro golpe a la ya declinante economía china. El PCCh debe encontrar otra vez nuevamente una excusa, así que naturalmente la propaganda de China apunta a Estados Unidos como chivo expiatorio.

*****

Mira a continuación

Los negocios son una guerra

TE RECOMENDAMOS