Putin firma proyecto de ley que prohíbe procedimientos transgénero en Rusia

Por Tom Ozimek
24 de Julio de 2023 7:38 PM Actualizado: 24 de Julio de 2023 7:38 PM

El presidente ruso, Vladimir Putin, promulgó una ley que, salvo raras excepciones, prohíbe las cirugías de cambio de sexo y las terapias hormonales relacionadas con la reasignación de género.

Putin firmó la medida el 24 de julio y la ley se publicó oficialmente en el registro de leyes federales de Rusia ese mismo día.

La ley, que fue aprobada por unanimidad en ambas cámaras del parlamento ruso a principios de julio, prohíbe cualquier procedimiento médico destinado a cambiar el sexo de una persona, así como el cambio de género en documentos oficiales y registros públicos.

La ley no solo prohíbe alterar los marcadores de género y los nombres en los documentos oficiales, sino que también prohíbe que las personas transgénero adopten niños.

La ley no solo prohíbe alterar los marcadores de género y los nombres en los documentos oficiales, sino que también prohíbe que las personas transgénero adopten niños.

La única excepción es que ese tratamiento se permitirá en caso de “anomalías fisiológicas congénitas de la formación del sexo en niños”, lo que significa esencialmente que los niños nacidos con características intersexuales podrán ser sometidos a esos procedimientos para hacerlos fisiológicamente acordes con su sexo de nacimiento.

Una foto facilitada por el servicio de prensa de la Duma Estatal de Rusia muestra a los legisladores rusos durante una sesión plenaria de la Duma Estatal de Rusia en Moscú, Rusia, el 22 de febrero de 2022. (EFE/EPA/Servicio de prensa de la Duma estatal de Rusia)

“Protegiendo a Nuestros Ciudadanos y Niños”

Los legisladores rusos han descrito la medida como una forma de proteger a Rusia de “la ideología occidental contra la familia”, y algunos describieron la transición de género como “satanismo puro”.

El presidente de la Asamblea de Rusia, Viacheslav Volodin, junto con los jefes de las cinco facciones de los partidos en el parlamento ruso, presentaron conjuntamente el proyecto de ley para su consideración por los legisladores a principios de julio.

Volodin dijo en un comunicado en Telegram que el proyecto de ley tenía como objetivo “proteger a nuestros ciudadanos y niños”.

Calificó a la noción de reasignación de género como un “camino hacia la degeneración de la nación”.

Quienes se oponen a la medida, como el grupo de defensa de izquierda Open Democracy, calificaron la medida como parte de los esfuerzos del Kremlin para convertir a las personas trans —y a los miembros de la comunidad LGBT en general— en un “chivo expiatorio en su campaña para promover los ‘valores tradicionales'”.

“Putin está interesado en señalar al movimiento transfóbico mundial que Rusia es un bastión de los valores tradicionales (recuerden el momento surrealista cuando defendió a JK Rowling en un discurso nacional de 2022 sobre la ‘cultura de la cancelación’) y que las fuerzas queerfóbicas de todo el mundo están dispuestas a escuchar y aprender”, dijo el grupo días antes de que Putin promulgara la medida en un comunicado.

Parte de lo que se supone que motiva el ataque del Kremlin contra las personas LGBT es que, en Rusia, ellos “a menudo participan en el activismo contra la guerra y contra el Kremlin”, según Open Democracy, que afirma que esto forma parte de la estrategia del gobierno ruso de “crear enemigos, desviar la atención pública de los problemas reales y marginar aún más a los grupos indefensos por ‘seguridad del Estado'”.

Lyubov Vinogradova, directora ejecutiva de la Asociación Psiquiátrica Independiente de Rusia, calificó el proyecto de ley de “misantrópico” en una entrevista con The Associated Press poco después de que la medida fuera aprobada por el parlamento ruso a principios de julio.

Los procedimientos de transición de género “no deberían prohibirse por completo, porque hay personas para las que es la única forma de… existir con normalidad y encontrar la paz consigo mismas”, agregó Vinogradova.

En respuesta a la aprobación del proyecto de ley a principios de este mes, un portavoz del Departamento de Estado de EE. UU. declaró a The Epoch Times en una declaración enviada por correo electrónico que Estados Unidos “se opone firmemente a la discriminación y los abusos contra las personas LGBT”.

“Los gobiernos deben trabajar para garantizar que todas las personas puedan disfrutar libremente de los derechos humanos y las libertades fundamentales a los que tienen derecho”, agregó el portavoz.

Prohibición de la “propaganda gay” en Rusia

La mano dura de Moscú contra el transgenerismo responde a una ley que Rusia aprobó el año pasado por la que se prohíbe la “propaganda” de las relaciones y estilos de vida LGBT, que en la práctica proscribe las manifestaciones públicas y las apariciones en los medios de comunicación de identidades y actividades homosexuales.

La ley se habría invocado desde entonces para prohibir las marchas del “orgullo gay” en Rusia y detener a activistas pro-LGBT.

En ese momento, el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, describió la legislación como un “golpe a la libertad de expresión”. También instó a los legisladores rusos a rechazar el proyecto de ley y “respetar los derechos humanos y la dignidad de todos”.

Tras las críticas de Estados Unidos y otros funcionarios occidentales, la embajada de Rusia en Washington denunció lo que calificó de “intentos de los estados occidentales, encabezados por Estados Unidos, de imponer ideas seudoliberales y pervertidas sobre los derechos humanos en otros países”.

Asimismo, exigió a Washington que “respete la elección de nuestro pueblo de adherirse a las directrices morales que se transmiten de generación en generación y constituyen la base de la identidad cívica rusa”.

La ley amplió la legislación anterior, promulgada por primera vez en 2013, que prohibía la propaganda percibida como LGBT que, los legisladores rusos dijeron, estaba dirigida específicamente a los niños.

Putin ha criticado con frecuencia el movimiento LGBT y las nociones de “género fluido”, que a su juicio entran en conflicto con los valores tradicionales rusos.

“Si las élites occidentales creen que pueden hacer que su gente… adopte lo que creo que son ideas extrañas y de moda, como docenas de géneros o desfiles del orgullo gay, que así sea”, dijo Putin en noviembre de 2022.

“Pero, desde luego, no tienen derecho a decirle a los demás que sigan sus pasos”, agregó.

Putin ha afirmado en varias ocasiones que las nociones de transexualidad eran prueba de “decadencia moral”, mientras acusaba a Occidente de imponer “ideologías ajenas” al resto del mundo.

Adam Morrow contribuyó a este artículo. 


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.