¿Qué es el fentanilo, la droga que hizo perder la vida de un niño de 10 años?

20 de Julio de 2017 Actualizado: 20 de Julio de 2017

El fentanilo, una droga 50 veces más fuerte que la heroína acaba de matar a su más joven víctima, el niño de 10 años, Alton Banks, y las autoridades de Estados Unidos se preguntan cómo un niño de 10 años podría haber entrado en contacto con esta droga.

El 23 de junio, el niño comenzó a vomitar al regresar a su casa después de haber estado en una piscina de su barrio Overtown en Miami. Esa noche fue encontrado inconsciente. Los médicos lo declararon muerto en el Jackson Memorial Hospital.

“Sé que es trágico, sé que la familia está devastada, es realmente un brutal despertar”, publicó la Fiscal Estatal, Katherine Fernandez Rundle, en Facebock, y remarcó que el fentanilo es una “epidemia” que está afectando el país.

(El Departamento de Policía de Miami pide información para esclarecer la muerte del niño Alton Banks, y para identificar a cualquier persona que pueda haber tenido contacto con Banks el viernes 23 de junio.)

Alton, era un estudiante de quinto grado de la Escuela Primaria Frederick Douglass, en Miami.

¿Qué es el fentanilo?

El fentanilo es un opioide analgésico sintético potente similar a la morfina, pero entre 50 a 100 veces más potente que este, y 50 veces más potente que la heroína, según Drugabuse.gov.

Es un medicamento de prescripción usado para tratar pacientes con dolor severo o para manejar el dolor después de una cirugía, y también es utilizado para tratar pacientes con dolor crónico.

En su forma de prescripción el fentanilo es conocido como Actiq®, Duragesic® y Sublimaze®, mientras que en la calle se le conoce como “Apache”, o “China White”, entre otros nombres.

Según la BBC, un reporte preliminar de toxicología mostró que el niño Alton Banks tenía una mezcla del analgésico y de heroína en su organismo.

(Conferencia de prensa de la Fiscal Estatal, Katherine Fernandez Rundle, sobre la muerte y la necesidad de averiguar cómo un niño de 10 años podría haber entrado en contacto con esta droga)

En 2006, el fentanilo mezclado con cocaína o heroína causaron un brote de muertes en diversas ciudades a través de EE. UU. incluyendo Chicago, Philadelphia, Detroit, New Jersey y Dallas, entre otros.

En el año 2014 murieron en EE. UU. más personas por sobredosis de drogas (47.055) que en ningún otro año anterior, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades. De ellos 30 mil murieron por sobredosis de opiáceos.

[insert page=’que-es-el-bolutismo-lo-que-dejo-en-coma-al-estadounidense-detenido-en-corea-del-norte’ display=’template-relacionadas.php’]

Es un narcótico

El fentanilo es clasificado por las autoridades de EE. UU. como un narcótico, y asociado con las recientes sobredosis es producido en laboratorios clandestinos.

Este fentanilo no farmacéutico es vendido como polvo, y a veces mezclado con heroína, o como tabletas que imitan a otros opioides menos potentes.

Las personas pueden ingerir, inhalar o inyectar el fentanilo, o pueden poner papel secante en sus bocas para que el fentanilo se absorba por la membrana mucosa.

Como la heroína, la morfina y otras drogas opioides, el fentanilo funciona al unirse a los receptores opioides en las áreas del cerebro que controlan las emociones y el dolor.

¿Por qué es tan peligroso?

Por su alta potencia el fentanilo aumenta enormemente el riesgo de llevar a una sobredosis, en especial cuando la persona que usa drogas no sabe que el polvo, o la pastilla contiene el fentanilo. Vendido en la calle puede ser mezclado con la heroína o cocaína, lo que notablemente amplifica su potencia y sus peligros potenciales.

“Lo peor de todo es que ese consumo, tanto en Estados Unidos como en México (y también en otros países), está avalado en el mercado legal, ya que el fentanilo es el componente principal de un parche transdérmico recetado para combatir dolores agudos”, aclaró el Centro de Adicciones Barcelona en su web.

Efectos del consumo

Los efectos del fentanilo se parecen a los de la heroína, e incluyen euforia, somnolencia, náusea, confusión, estreñimiento, sedación, tolerancia, adicción, depresión y paro respiratorio, inconciencia, coma y muerte.

Según la Agencia Antidrogas de EE. UU. (DEA, por sus siglas en inglés), el abuso del Fentanilo o sus análogos se debe a extrema rápida acción.

Quienes lo consumen ingresan en un estado de euforia en sólo cinco minutos, y experimentan después una sensación de sedación con somnolencia y alucinaciones por una hora.

El niño de 10 años, Alton Banks, quería ser ingeniero 

La madre del niño, Shantell Banks, recibió el reporte forense preliminar la semana pasada.

Aun conmocionada Shantell le dijo al diario Herald que su hijo era “un niño simpático” que quería ser ingeniero y que era fanático de los Panthers de Carolina. “Su jugador preferido era Cam Newton”, dijo.

El presidente Trump, en su primer discurso luego de la elección, prometió al pueblo de Estados Unidos:

“La nefasta epidemia de drogas empezará a mermar y finalmente, se detendrá. Y nuestras ciudades olvidadas en el interior verán un resurgimiento de esperanza, seguridad y oportunidad”.

Solo en el estado de La florida, casi 300 muertes por sobredosis el año pasado se debieron al fentanilo o uno de sus derivados, según la Oficina Forense de Miami-Dade. En todo el estado, se responsabilizó al fentanilo y productos afines por 853 muertes en la primera mitad del 2016. De ellos, nueve eran menores de 18 años.

TE RECOMENDAMOS