¿Qué jugadores de la NFL pondrán el sazón latino al Super Bowl?

Gutiérrez: Si ganamos el Super Bowl "sería un sueño hecho realidad para mí"

Por Alicia Marquez
11 de Febrero de 2024 7:12 PM Actualizado: 11 de Febrero de 2024 7:44 PM

Desde Isiah Pacheco, de origen dominicano, y Fred Warner, de ascendencia mexicana y panameña, a Jon Feliciano, de origen puertorriqueño quien creció en Florida, y la promesa mexicana de Alfredo Gutiérrez, el Super Bowl LVIII de este domingo entre Kansas City Chiefs y San Francisco 49ers estará aderezado de sazón latino.

Pese a que los focos apuntarán a las súper estrellas Patrick Mahomes y Brock Purdy, “quarterbacks” respectivamente de Chiefs y 49ers, y a las carreras de figuras como Travis Kelce, Christian McCaffrey o George Kittle, hay otras figuras de origen hispano que pelearán por la gloria en el Allegiant Stadium de Las Vegas.

Isiah Pacheco ya sabe lo que es un ganar un Super Bowl. Lo hizo en la edición pasada con los Chiefs, en su año de novato, y como protagonista en Glendale, Arizona, ante los Philadelphia Eagles.

Pacheco nació en New Jersey en el año 1999, es de origen dominicano y puertorriqueño. El corredor que se ha mostrado orgulloso de su origen boricua, recorrió 935 yardas y apuntó siete “touchdowns” en esta temporada.

Por parte de los 49ers se destaca Fred Warner de 27 años nacido en San Marcos, California, como “linebacker” de origen mexicano y panameño. A su corta edad, fue el quinto jugador que más “balones sueltos” forzó, con cuatro, y el séptimo con más intercepciones, también cuatro.

Warner se ha mostrado orgulloso de su origen mexicano, ya que por su sangre corren las raíces y el ímpetu mexicano heredado de su familia materna, debido a que su abuelo materno nació en México.

El año pasado recordó que su mamá, Laura, ha persistido en transmitirle el amor por sus orígenes y ha sido su principal motivador para lograr posicionarse en la NFL, “ella nos enseñó todo sobre el trabajo arduo”, expresó, según un artículo de los 49ers.

Warner es compañero de equipo de Jon Feliciano, nacido en Florida y de origen puertorriqueño. Llegó a la NFL en el draft de 2015, elegido por los Raiders, en los que jugó tres años, aunque no en Las Vegas. De hecho, entre 2015 y 2018 la franquicia seguía establecida en Oakland.

En su carrera también jugó en los Buffalo Bills y en los New York Giants. Ahora, está buscando coronarse campeón con su equipo, los 49ers.

Siendo otro orgulloso de sus raíces latinas, y quien además tiene un tatuaje en su mano derecha de la bandera de Puerto Rico, Feliciano reconoce la responsabilidad que implica representar en la NFL a la Isla del Encanto.

“Estoy orgulloso de ser un puertorriqueño en la NFL. Somos pocos y tenemos un gran peso sobre nuestros hombros”, dijo Feliciano con orgullo en una entrevista con ESPN, mientras recuerda la cultura boricua plasmada en las recetas de su abuela.

Chamarri Conner #27 y Blaine Gabbert #9 de los Kansas City Chiefs corren hacia el campo antes del Super Bowl LVIII contra los San Francisco 49ers en el Allegiant Stadium el 11 de febrero de 2024 en Las Vegas, Nevada. (Jamie Squire/Getty Images)

Otra historia trascendente es la del mexicano Alfredo Gutiérrez, quien forma parte del equipo de prácticas de los 49ers como tackle ofensivo. No jugará este domingo en el Super Bowl, sin embargo, forma parte de la expedición de los californianos en Las Vegas.

Nacido en Tijuana en 1995 tiene una gran historia de superación que él llama “Del cemento al Super Bowl“.

Gutiérrez, de 28 años, creció jugando al fútbol americano en las calles de México para posteriormente jugar durante cuatro temporadas en los Borregos de Monterrey, equipo de la universidad Tecnológico de Monterrey, con los que en 2019 ganó el título Conferencia Premier de la CONADEIP.

Llegó a los 49ers gracias a un programa internacional de la NFL para jugadores extranjeros, International Player Pathway, y lleva ya casi tres años en el equipo.

Si los 49ers de San Francisco se coronan campeones del Super Bowl LVIII, Gutiérrez podría convertirse en uno de los primeros mexicanos egresados de una universidad mexicana en levantar el trofeo Vince Lombardi.

Gutiérrez manifestó también su orgullo latino y se expresó orgulloso de “ser uno de los pocos mexicanos que haya llegado a un Super Bowl, y (…) ojalá poderlo ganar, sería un sueño hecho realidad para mí”, durante una entrevista con Multimedios Deportes, el 8 de febrero.

Mientras tanto su padre, Alfredo Gutiérrez, también ha expresado su orgullo por el hecho de que su hijo se encuentre en el equipo que se disputará esta edición del Super Bowl.

“Venimos de jugar en las calles y ahora estamos a un paso de ganar un Super Bowl”, dijo en una entrevista con la locutora de deportes, Mayra Gomez. “¡Imagínense cómo me siento, el papá más orgulloso de México!”.

La NFL está honrando a su comunidad latina con unos proyectos llamados “Por la cultura”, como parte de su objetivo de involucrar cada vez más a jugadores y aficionados internacionales.

Y para el Super Bowl de este año en Las Vegas habrá gran representación latina también fuera del campo, con muchos aficionados, en particular de los 49ers, que acudieron a Las Vegas para apoyar a sus jugadores.

“Soy aficionado de los 49ers desde que tengo 17 años, cuando llegué a Estados Unidos. Esto es un sueño hecho realidad, siempre lo he querido”, aseguró un fanático hondureño de los californianos, Eric Mesa, a EFE.

“Vine en avión con dos amigos desde San Francisco. Llegamos a las ocho de la mañana y nos quedamos hasta el lunes”, agregó.

Como él hay decenas de aficionados latinos que viajaron, en avión y automóvil, a la Ciudad del Juego soñando con ver su equipo conquistar el trofeo Vince Lombardi.

Con información de EFE. 

Siga a Alicia Márquez en Twitter: @AliceMqzM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo clic aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.