Rabino deja el grupo asesor sobre antisemitismo de Harvard tras el testimonio de la presidente en el Congreso

El rabino dijo que una ideología "maligna" "se apodera de demasiados estudiantes y profesores" de la universidad

Por Bill Pan
08 de Diciembre de 2023 9:50 PM Actualizado: 08 de Diciembre de 2023 9:50 PM

El único rabino que formaba parte del recién creado comité asesor sobre antisemitismo de la Universidad de Harvard dimitió el jueves, alegando su frustración por el testimonio de la presidenta de Harvard, Claudine Gay, ante el Congreso.

“La explicación breve es que tanto los acontecimientos en el campus como el testimonio dolorosamente inadecuado reforzaron la idea de que no puedo marcar la diferencia que esperaba”, escribió en X David Wolpe, rabino de California y profesor visitante en la Escuela de Teología de Harvard.

Gay, cuya respuesta inicial a los atentados terroristas de Hamás contra Israel provocó una intensa reacción de antiguos alumnos, donantes y legisladores, fundó el comité a finales de octubre para “elaborar un programa y una estrategia de lucha contra el antisemitismo” en el campus de Cambridge, Massachusetts.

En un discurso en el que anunciaba la formación del grupo, Gay dijo que sus miembros se dedicarían a “la labor vital de erradicar el antisemitismo de nuestra comunidad”.

“Nos ayudarán a pensar de forma expansiva y concreta sobre todas las formas en que el antisemitismo se manifiesta en nuestro campus y en nuestra cultura universitaria”, dijo en Harvard Hillel, el centro judío de la universidad.

En su carta de dimisión, sin embargo, Wolpe dijo que se dio cuenta de que la ideología subyacente de Harvard, que alimenta el odio contra los judíos etiquetándolos categóricamente como “opresores”, está demasiado arraigada para que su comité pueda abordarla.

“El sistema de Harvard, junto con la ideología que se apodera de demasiados estudiantes y profesores, la ideología que funciona solo a lo largo de ejes de opresión y coloca a los judíos como opresores y, por lo tanto, intrínsecamente malos, es en sí mismo malo”, escribió el rabino.

“Combatir esa combinación de ideologías es el trabajo de algo más que un comité o una sola universidad”, añadió. “No se va a cambiar contratando o despidiendo a una sola persona, o publicando en X, o gritando a la gente que no publica como tú quieres cuando tú quieres, como si publicar fuera la suma del carácter moral de uno”.

“Esta es la tarea de educar a una generación, y también un gran desaprendizaje”.

En un comunicado, Gay dijo que estaba “agradecida por el consejo, la perspectiva y la amistad del rabino Wolpe”.

“Con consideración y franqueza, ha profundizado mi comprensión y la de nuestra comunidad sobre la inaceptable presencia del antisemitismo aquí en Harvard”, escribió. “Tenemos más trabajo por hacer, y sus contribuciones ayudarán a dar forma a nuestro camino a seguir”.

La dimisión se produce después de que Gay, junto con los presidentes de la Universidad de Pensilvania y del Instituto Tecnológico de Massachusetts, se enfrentara a un interrogatorio de más de cinco horas ante la Comisión de Educación y Población Activa de la Cámara de Representantes. La comparecencia destacó por ser la primera vez que ejecutivos de universidades han sido convocados ante el Congreso para defender sus acciones tras el ataque del 7 de octubre contra Israel y las respuestas a las protestas antiisraelíes en el campus.

En un intercambio especialmente acalorado, la representante Elise Stefanik ( R-N.Y.), licenciada en Harvard, preguntó a cada uno de los tres dirigentes universitarios si llamar al genocidio de los judíos constituiría una violación de las políticas contra el acoso de sus instituciones.

“Puede serlo, dependiendo del contexto”, dijo la presidente de Harvard a la congresista.

“El discurso antisemita, cuando se convierte en una conducta que equivale a acoso, hostigamiento o intimidación, es una conducta punible, y tomamos medidas”, explicó Gay mientras Stefanik seguía presionándola para que respondiera “sí” o “no” a la pregunta.

“Por eso debería dimitir”, dijo Stefanik, insatisfecha con la respuesta. “Son respuestas inaceptables en todos los ámbitos”.

El representante Kevin Kiley ( R- Calif.), también licenciado por Harvard y miembro del Comité de Educación y Mano de Obra de la Cámara de Representantes, se unió a la petición de dimisión de Gay formulada por Stefanik.

“La respuesta absolutamente inadecuada de la presidente Gay a la crisis del antisemitismo en el campus ha tenido consecuencias profundamente negativas en Harvard y más allá”, escribió el congresista en un post en X. “Su testimonio ante nuestro comité confirmó, de la manera más chocante, que ella no es la líder que estos tiempos requieren”.

La intensa reacción a su testimonio llevó a Gay a pedir disculpas, admitiendo que no condenó adecuadamente las amenazas de violencia contra los estudiantes judíos.

“Lo que debería haber tenido la presencia de ánimo de hacer en ese momento fue volver a la verdad que me guía, que es que los llamamientos a la violencia contra nuestra comunidad judía -amenazas a nuestros estudiantes judíos- no tienen cabida en Harvard y nunca quedarán sin respuesta”, dijo a Harvard Crimson, un periódico estudiantil.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.