Ratcliffe desclasifica el memorándum de la CIA que Comey afirmó no recordar de haber recibido

Por Ivan Pentchoukov
07 de Octubre de 2020 12:51 AM Actualizado: 07 de Octubre de 2020 12:51 AM

El jefe de la comunidad de inteligencia de EE.UU. desclasificó el 6 de octubre una remisión enviada por la CIA al director del FBI James Comey en 2016, que Comey afirmó la semana pasada que no recordaba haber recibido.

La remisión de tres páginas, publicada por el Director de Inteligencia Nacional, John Ratcliffe, a los miembros del Congreso en forma parcialmente redactada, informó a Comey y al subdirector del FBI Peter Strzok que la inteligencia sugería que la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton había aprobado un plan relativo a la campaña Trump y al supuesto pirateo del Comité Nacional Demócrata por parte de Rusia.

En su testimonio ante el Comité Judicial del Senado la semana pasada, Comey afirmó no recordar haber recibido nunca la remisión.

Ratcliffe envió copias de la remisión parcialmente redactada, de tres páginas (pdf) a los presidentes y miembros de alto rango de los Comités de Inteligencia de la Cámara y el Senado, junto con notas escritas (pdf) tomadas por el director de la CIA, John Brennan.

La semana pasada, Ratcliffe publicó un resumen (pdf) del contenido de los documentos, en el que alegó que Clinton aprobó el plan el 26 de julio de 2016, y que las notas manuscritas de Brennan se refieren a una sesión informativa que proporcionó al presidente Barack Obama a finales de julio. La información sobre el plan provino de un análisis de la inteligencia rusa obtenido por las autoridades de EE.UU., según Ratcliffe.

El plan de Clinton tenía la intención de distraer la atención del público del escándalo del correo electrónico de Clinton, la referencia de la CIA a los estados de Comey y Strzok.

Las notas de Brennan describen una “supuesta aprobación por parte de Hillary Clinton el 26 de julio de una propuesta de uno de sus asesores de política exterior para difamar a Donald Trump, provocando un escándalo por la interferencia de los servicios de seguridad rusos”.

Las notas de Brennan muestran tres puntos sobre “POTUS”, acrónimo de presidente de Estados Unidos, la única sin clasificar dice, “Cualquier evidencia de colaboración entre la campaña de Trump + los rusos”.

Las notas también incluyen una larga lista clasificada de puntos bajo el título “JC”, una aparente referencia a las siglas de James Comey, sugiriendo que Brennan informó o fue instruido para informar a Comey.

En la carta resumen de la semana pasada, Ratcliffe señaló que como la información provenía de la inteligencia rusa, debía ser tratada cuidadosamente con el potencial de que fuera exagerada o intencionalmente engañosa. El momento y el contenido de la inteligencia son sin embargo significativos considerando el contexto de los eventos que se desarrollaron poco antes y después del 26 de julio de 2016.

El 22 de julio de 2016, Wikileaks publicó miles de correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata. Poco más de un mes antes, el DNC alegó que su red había sido hackeada por los rusos.

El 25 de julio de 2016, el asesor político de la campaña de Clinton, Jake Sullivan, discutió públicamente los posibles vínculos entre la campaña de Trump y Rusia e insinuó que el candidato republicano podría estar comprometido. El mismo día, el FBI confirmó que había abierto una investigación sobre la piratería al DNC.

El 26 de julio de 2016, Clinton aceptó la nominación presidencial demócrata y supuestamente aprobó un plan para ensuciar la campaña de Trump. El mismo día, el exoficial de inteligencia británica Christopher Steele redactó un memorándum para su infame expediente en el que afirmaba que el gobierno ruso estaba llevando a cabo una amplia operación de piratería informática. También ese mismo día y en todo el continente, el diplomático australiano Alexander Downer informó al jefe de misión adjunto de la embajada de Estados Unidos en Londres acerca de una conversación que había tenido con el asesor de campaña de Trump, George Papadopoulos, en la que éste mencionó que los rusos habían “ensuciado” a Hillary Clinton.

El 27 de julio de 2016, Trump dijo en una conferencia de prensa: “Rusia, si estás escuchando, espero que seas capaz de encontrar los 30,000 correos electrónicos que faltan”.

El 28 de julio de 2016, la abogada del FBI Lisa Page escribió a Strzok, “¿Ya empezamos a hablar de él?” Page incluyó un enlace a un artículo titulado “Trump y Putin. Sí, es realmente una cuestión”.

Strzok respondió: “¿Empezamos con Trump? Si Hillary lo hizo, sabes que 5 oficinas lo harán”.

El 29 de julio de 2016, el subdirector del FBI Andrew McCabe y altos dirigentes del FBI, incluyendo a Comey, discutieron el consejo de Downer, así como información sobre otros dos asociados de la campaña Trump, Carter Page y Paul Manafort, durante una reunión matutina. McCabe le diría más tarde al inspector general del Departamento de Justicia que no recordaba la discusión.

El 30 de julio de 2016, Steele redactó un memorándum alegando un esfuerzo ruso de ocho años para promover a Trump y preocupaciones dentro del Kremlin sobre las consecuencias políticas del hackeo del correo electrónico del DNC.

El 31 de julio de 2016, Strzok redactó una comunicación electrónica en memoria de la apertura oficial de una investigación completa de una posible conspiración entre la campaña de Trump y Rusia, titulada Crossfire Hurricane. Strzok presentó la conversación de Papadopoulos con Downer como el pretexto central de la investigación.

Aunque todavía no se ha hecho pública una relación completa de los acontecimientos, el momento en que se produjeron sugiere que el FBI puede haber centrado su investigación del pirateo del correo electrónico del Comité Nacional Demócrata en una investigación de la campaña Trump y Rusia en torno al momento en que Clinton supuestamente aprobó el plan para provocar un escándalo en torno a Trump y Rusia.

El abogado especial Robert Mueller, que se hizo cargo de la investigación Crossfire Hurricane en mayo de 2017, acabó acusando a los agentes de inteligencia rusos de haber pirateado el DNC. La acusación sugiere que el pirateo del correo electrónico del DNC fue parte de la investigación Crossfire Hurricane.

Jeff Carlson contribuyó a este artículo.

Sigue a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Abogado galardonado defiende prisioneros de conciencia y un régimen brutal lo tortura en prisión

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.