“Realmente no hay lugar” para refugiados afganos en Europa, dice primer ministro checo

Por Lorenz Duchamps
08 de Septiembre de 2021 7:49 PM Actualizado: 08 de Septiembre de 2021 7:49 PM

“Realmente no hay lugar” para los refugiados afganos en la Unión Europea, declaró el 7 de septiembre el primer ministro de la República Checa, Andrej Babiš, quien añadió que los dirigentes deben adoptar soluciones y ayudar a los afganos a permanecer en su país de origen.

“Realmente no hay lugar para ellos en Europa”, dijo Babiš tras reunirse con sus homólogos de Eslovaquia y Austria, que comparten una opinión similar sobre la inmigración ilegal en Europa.

“Una alternativa mejor es una solución que haga que la gente se quede en Afganistán”, añadió el dirigente checo en medio de la creciente preocupación por la posibilidad de que se produzca un éxodo de la asediada nación.

Babiš estuvo acompañado por el primer ministro eslovaco, Eduard Heger, y el canciller austriaco, Sebastian Kurz, y realizó estas declaraciones en una rueda de prensa tras reunirse en el castillo de Lednice, en el sureste de la República Checa.

Los tres líderes coincidieron en que están en contra de la inmigración ilegal, pero compartieron la misma opinión sobre la lucha contra el tráfico de personas, reportó Gandhara. El canciller Kurz dijo que Austria ya ha previsto aportar 21.3 millones de dólares para ayudar a los afganos en los países vecinos de Afganistán.

“Intentaremos moderar su sufrimiento, pero estamos de acuerdo en que el año 2015 no debe repetirse. Estamos en contra de la migración ilegal y lucharemos contra los traficantes”, dijo Kurz. “Tenemos que buscar una solución en la región y no provocar otro éxodo hacia Europa”, añadió.

El canciller de Austria, Sebastian Kurz, habla durante una rueda de prensa antes de las conversaciones con la canciller alemana en la Cancillería de Berlín el 31 de agosto de 2021. (Kay Nietfeld/AFP vía Getty Images)

Los tres países forman parte de una creciente lista de naciones, entre las que se encuentran Grecia y Sudáfrica, que han expresado su preocupación por un posible aumento de los inmigrantes ilegales que intentan cruzar la frontera tras el ascenso de los talibanes al poder.

La rápida toma de poder de Afganistán por parte del grupo designado como terrorista ha impulsado a la Unión Europea a resistirse a una posible repetición de la crisis de refugiados de 2015, cuando casi un millón de personas que huían de Oriente Medio y otros lugares cruzaron a Grecia desde Turquía antes de viajar al norte, hacia países más ricos.

Grecia ya ha anunciado que insiste en que no permitirá que se repita la crisis de 2015. Las fuerzas fronterizas están advertidas para asegurarse de que el país no se convierta de nuevo en la puerta de entrada a Europa y Grecia ya ha reforzado su defensa fronteriza en los últimos meses.

La semana pasada, Sudáfrica también dijo que “no está en condiciones” de acoger a más refugiados afganos que huyeron del país hacia el vecino Pakistán.

“El gobierno sudafricano no está, por desgracia, en condiciones de acoger una solicitud de este tipo”, dijo el Departamento de Asuntos Exteriores de Sudáfrica en un comunicado en respuesta a una solicitud hecha al país, en la que se le pedía que considerara la posibilidad de acoger a varios refugiados.

“Sudáfrica ya acoge a un número considerable de refugiados y se ocupa de atender sus necesidades”, añadió. “La mayoría de ellos ya se benefician de los programas de asistencia social y de salud médica gratuita que ofrece nuestro país”.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) dijo en agosto que, en el peor de los casos, se calcula que hasta medio millón de afganos podrían huir de una crisis humanitaria en su país.

De NTD News


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.