Régimen chino erosiona aún más la libertad en Hong Kong, informa el Departamento de Estado de EE. UU.

Por Dorothy Li
02 de Abril de 2022 2:33 PM Actualizado: 02 de Abril de 2022 2:33 PM

La libertad sigue deteriorándose en Hong Kong a medida que el régimen chino refuerza su control sobre el centro financiero mundial, “amenazando directamente a los intereses de Estados Unidos” en la ciudad, dijo el Departamento de Estado en su informe anual publicado el 31 de marzo.

“El año pasado la República Popular China (RPC) siguió desmantelando las instituciones democráticas de Hong Kong, ejerciendo una presión sin precedentes sobre el poder judicial y reprimiendo las libertades académicas, culturales y de prensa”, dijo el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, a través de una declaración.

“A medida que se acerca el 25º aniversario de la entrega de Hong Kong a Beijing, las libertades de Hong Kong están disminuyendo”, dijo Blinken.

Por tercer año consecutivo, Blinken reafirmó en el informe que dado el empeoramiento de la situación en la antigua colonia británica “no se justifica” un trato especial bajo la legislación estadounidense como el que Hong Kong había gozado previamente.

Jimmy Lai, fundador de Apple Daily, sube a un vehículo del Departamento de Servicios Correccionales cuando abandona el Tribunal de Apelación Final tras una audiencia, el 9 de febrero de 2021, en Hong Kong. (Anthony Kwan/Getty Images)

El régimen comunista de Beijing eliminó la capacidad de los partidos de oposición prodemocráticos de Hong Kong de participar en el gobierno y criminalizó la expresión política pacífica, según el documento.

Las autoridades de Beijing y Hong Kong han seguido persiguiendo a los grupos, asociaciones y empresas de medios de comunicación prodemocracia, “creando un efecto amedrentador y obligándoles a cerrar”, según el informe.

Stand News, un medio de comunicación en línea sin ánimo de lucro, dejó de funcionar el pasado mes de diciembre, poco después de que 200 agentes de seguridad nacional hicieran una redada en su oficina, congelaran sus activos por valor de unos 7.8 millones de dólares y detuvieran a seis ejecutivos incluyendo dirigentes actuales y anteriores.

En junio de 2020, Apple Daily, que a menudo criticaba al gobierno de la ciudad y al régimen comunista de Beijing, imprimió su última edición después de que 500 policías hicieran una redada en su sala de redacción, detuvieran a cinco ejecutivos y congelaran sus principales activos.

El Departamento de Estado de EE. UU. señaló que el cierre de los dos mayores medios de comunicación independientes de la ciudad era un golpe a la libertad de prensa de Hong Kong, protegida por la Ley Básica y la Declaración Común Sino-Británica.

Pero las autoridades de la ciudad “siguieron utilizando la ley de seguridad nacional para socavar los derechos y las libertades” con el apoyo del régimen comunista de Beijing, según el documento.

Un puesto de información de Falun Gong es vandalizado por personas que se cree que tienen vínculos con el régimen chino en Mong Kok, Hong Kong, el 20 de diciembre de 2020. (Song Bilung/The Epoch Times)

Entre otras preocupaciones destacadas por el informe se encuentra la reducción de la libertad religiosa. El Departamento de Estado criticó a las autoridades por restringir las actividades de los practicantes de Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, prohibiendo incluso a sus puestos callejeros por violar supuestamente los protocolos de COVID-19.

En julio de 2021, varios legisladores instaron al gobierno de Hong Kong a prohibir la Asociación Falun Dafa en virtud de la ley de seguridad nacional, un intento de extender la persecución del régimen a la práctica espiritual fuera de la China continental.

El informe del Departamento de Estado se da a conocer un día después de que dos altos jueces del Reino Unido dimitieran del más alto tribunal de Hong Kong, alegando su preocupación por la ley de seguridad nacional. El jueves, el Reino Unido también publicó el informe semestral en el que detalla la disminución de la libertad en la ciudad.

En respuesta, el gobierno de Hong Kong dijo viernes a través de una declaración que se oponía a las acusaciones “infundadas y ridículas” y exigió a los demás países que dejen de interferir en los asuntos internos de China.

En la sesión informativa diaria del viernes, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino dijo que Beijing estaba “fuertemente insatisfecho con esto y se oponía firmemente” al informe.

“Las diferencias entre Hong Kong y las ciudades de China continental se están reduciendo debido a la continua represión de la RPC”, dijo Blinken en la declaración.

Familias salen del aeropuerto internacional Chek Lap Kok de Hong Kong el 6 de marzo de 2022. (Peter Parks/AFP vía Getty Images)

“Beijing acabará obligando a muchos de los mejores y más brillantes residentes de la ciudad a huir, empañando la reputación de Hong Kong y debilitando su competitividad”, dijo Blinken. “Como resultado, la posición de Hong Kong como centro financiero libre y global seguirá sufriendo”.

El informe del Departamento de Estado estimó que unos 15,000 ciudadanos estadounidenses abandonaron Hong Kong el año pasado debido a las estrictas normas de la ciudad contra COVID-19 y a “otros factores”.

Un ciudadano estadounidense fue detenido el pasado mes de enero en virtud de la ley de seguridad nacional, señaló el documento. Además advirtió que los ciudadanos estadounidenses del centro financiero que critican públicamente al régimen chino podrían quedar sometidos a “un mayor riesgo de arresto, detención, expulsión o procesamiento”.

Estados Unidos recomendó a sus ciudadanos que no viajen a Hong Kong, alegando el riesgo de que los padres fueran separados de sus hijos debido a las restricciones del gobierno local en materia de COVID-19.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.