Régimen chino intenta silenciar a joven de 19 años que vive fuera, torturando a sus padres en China

Por Nicole Hao
02 de Marzo de 2021
Actualizado: 02 de Marzo de 2021

Wang Jingyu, un joven de diecinueve años, fue citado a que regrese a China desde el extranjero el 21 de febrero luego de criticar al Partido Comunista Chino (PCCh) por no informar las cifras reales de muertes chinas durante el enfrentamiento fronterizo entre China e India en junio de 2020.

Desde entonces, las autoridades de Beijing detuvieron a sus padres, que viven en Chongqing, al suroeste de China, allanaron su casa, los despidieron de sus cargos en empresas estatales y los torturaron, en un intento de obligar a Wang a dejar de hablar con los medios de comunicación extranjeros y regresar a China.

El 27 de febrero, Wang le dijo a The Epoch Times que no podía comunicarse con sus padres por teléfono y la policía de Chongqing lo amenazó con que les haría peor a sus padres si no regresaba.

Wang abandonó China en julio de 2019 después de publicar un video en TikTok apoyando a los manifestantes de Hong Kong y enfrentarse a una posible detención.

Actualmente, Wang vive en Europa y dijo que tiene una green card estadounidense.

Buscado

Su último suplicio comenzó la noche del 21 de febrero, cuando Wang comentó en la red social china Weibo: “¿Por qué [el PCCh] anunció el número de muertos tan tarde? ¿Qué diablos estás escondiendo?”

Lo que Wang estaba comentando fue sobre un sangriento enfrentamiento en la disputada frontera entre India y China que ocurrió el 15 de junio de 2020. Durante ocho meses, la parte china se negó a reconocer ninguna muerte, pero anunció cuatro muertes el 19 de febrero. India había vinculado a China 45 muertes.

Los posteos de Wang fueron eliminados de Weibo de inmediato. La prensa china controlada por el estado publicó de inmediato un aviso de búsqueda, en el que la policía de Chongqing anunció que los posteos de Wang insultaban a los soldados chinos, que era sospechoso del delito de “provocar peleas y provocar problemas” y que sería puesto en detención penal una vez arrestado.

“En 15 minutos [después de que los medios estatales publicaran el aviso de búsqueda], tres policías y tres vestidos de civil de la comisaría local de Qinjiagang en Chongqing entraron en la casa de mis padres. Esposaron a mis padres y allanaron la casa”, dijo Wang. “Se llevaron muchas cosas de la casa, como un trozo de jade en bruto, algo de efectivo en moneda extranjera, mi computadora de escritorio, y un iPad”.

Luego, la policía detuvo a los padres de Wang en dos habitaciones separadas de la comisaría hasta la medianoche.

“Obligaron a mis padres a llamarme. Los obligaron a pedirme que regresara a China, me obligaron a guardar silencio y a no hablar con ningún medio. Me pidieron [a través de mis padres] que publicara un video de confesión en Weibo. Rechacé todas estas solicitudes”, dijo Wang.

En la madrugada del 22 de febrero, la policía liberó a los padres de Wang. Sin embargo, para sorpresa de Wang, sus padres volvieron a perder la libertad poco después.

Foto aérea de la metrópoli de Chongqing. (Fotos de China/Getty Images)

Sin comunicación

Wang pensó que dejó en claro a la policía que no aceptaría sus demandas sin importar lo que hicieran. Él pensó que sus padres serían libres y volverían a la vida normal.

A las 6:00 am del 22 de febrero, pocas horas después de que los padres de Wang regresaran a casa desde la estación de policía, la policía los arrestó nuevamente.

“Desde el 22 de febrero hasta el 24 de febrero, la policía detuvo a mis padres en la estación de policía de 6:00 am a 6:00 pm”, dijo Wang. “Esposaron a mis padres y no les dieron nada de comer. Simplemente los detuvieron y apenas les hablaron. Después de que fueron liberados de la comisaría, un gran número de funcionarios de diferentes organizaciones gubernamentales visitaron a mis padres y les pidieron que me obligaran a regresar a China”.

Wang estaba enojado por las acciones de la policía y los funcionarios. Fue entonces cuando comenzó a hablar con los medios de comunicación en idioma chino en el extranjero.

“Hablé con un medio el 24 de febrero. El 25 de febrero, la policía amenazó a mis padres durante la detención. Una mujer policía incluso abofeteó a mi madre. Liberaron a mis padres a las 7:00 p.m., fueron a su casa junto con ellos y los monitorearon en casa”, dijo Wang. “Desde entonces, habían arrestado a mis padres a las 6:00 a.m., los liberaron a las 7:00 p.m., y luego los retuvieron en casa hasta las 6:00 a.m. el segundo día”.

Luego, el 27 de febrero, Wang no pudo volver a comunicarse con sus padres.

“La policía de la oficina de policía de Chongqing me llamó hoy”, le dijo a The Epoch Times, y agregó: “Me preguntaron dónde estoy ahora y amenazaron con castigar más a mis padres. No puedo comunicarme con mis padres. No sé dónde están”.

Wang dijo que sus padres fueron despedidos de sus cargos en empresas estatales el 22 de febrero.

“Mi madre solía ser directora del departamento de inspección disciplinaria de la sucursal de PetroChina en Chongqing, pero este año fue trasladada para ser directora de la estación de servicio PetroChina [en Chongqing]”, dijo Wang. “Mi padre era director de ventas de la fábrica de bombas de agua de Chongqing, una subsidiaria de Chongqing Mechanical and Electrical Holdings Company”.

“Realmente siento que el régimen chino es demasiado bajo. Es un canalla. Quiere matar a mis padres solo por mi discurso. Soy un adulto y soy la persona que asume la responsabilidad de lo que estoy haciendo”, dijo Wang. “Estoy muy preocupado por mis padres, pero no le tengo miedo al régimen. Yo no hice nada malo”.

Wang Jingyu. (Proporcionado a The Epoch Times por Wang Jingyu)

Coraje

Wang nació y se crió en China continental. A diferencia de la mayoría de los adolescentes chinos, Wang aprendió a eludir la censura del PCCh y navegar por Internet gratis cuando estaba en la escuela secundaria.

“Me gusta leer los Nueve Comentarios sobre el Partido Comunista”, dijo Wang, refiriéndose a la serie editorial publicada por The Epoch Times. “Pensaba en lo que podía hacer luego de conocer el origen del PCCh y cómo tomó el poder y gobernó China. La experiencia de mi padre también me despertó”.

Wang explicó que su padre trabajó una vez en la Oficina de la Sección de Policía de Shapingba como oficial de policía en Chongqing. En ese momento, su padre vio a sus colegas oficiales cobrando “tarifas de protección” a los empresarios locales y violando a mujeres jóvenes, alegando que eran prostitutas ilegales.

En julio de 2019, Wang volvió a eludir la censura y leyó las noticias sobre los habitantes de Hong Kong que protestaban contra un controvertido proyecto de ley de extradición que el régimen planeaba lanzar. Conmovido por el espíritu de Hong Kong de perseguir la libertad y la democracia, Wang publicó una canción relacionada en Douyin, la versión china de TikTok.

“Muy rápidamente, la policía de Chongqing me citó y las empresas en las que trabajaban confiscaron los pasaportes y los permisos de viaje de mis padres a Hong Kong y Macao”, recordó Wang. “En la noche del 9 de julio [de 2019], compré un boleto y volé a Hong Kong a través de Shanghai para escapar [de un posible arresto]”.

Desde entonces, Wang no ha regresado a China y ha seguido publicando contenido relacionado con la libertad en las plataformas de redes sociales chinas.

“Siento que debería dejar que más chinos sepan la verdad. Ellos deberían ser despertados del lavado de cerebro del PCCh”, dijo Wang. “Siento que mi vida tiene sentido si puedo despertar a una persona china publicando la verdad por Internet”.

Wang, quien aún es un adolescente, tiene muchas ideas. Él está planeando un viaje alrededor del mundo al momento de su entrevista con The Epoch Times.

“Quiero protestar frente a las embajadas chinas en diferentes países. Grabaré videos y los editaré en un documental para publicar en YouTube”, dijo Wang. “Creo que el fondo del corazón de la gente es amable. Los chinos se dejan engañar por el lavado de cerebro (…) Quiero despertarlos diciéndoles la verdad sin importar cuánto me insulten”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS