Relacionan los microplásticos y nanoplásticos con el Parkinson y la demencia

Por George Citroner
06 de Diciembre de 2023 11:28 AM Actualizado: 06 de Diciembre de 2023 11:28 AM

Esa botella de agua de plástico de la que bebe habitualmente podría algún día descomponerse en diminutas partículas que causen estragos en su cerebro.

Nuevas investigaciones demuestran que los nanoplásticos —partículas microscópicas que se descomponen a partir de elementos plásticos cotidianos— se unen a proteínas asociadas con la enfermedad de Parkinson y la demencia por cuerpos de Lewy.

Estas sigilosas nanopartículas ya se han infiltrado en el suelo, el agua y los alimentos. Ahora, pueden suponer la próxima gran amenaza tóxica, alimentando una oleada de enfermedades neurodegenerativas.

Vasos y utensilios de plástico identificados como factores de riesgo

Las nanopartículas de poliestireno, comúnmente encontradas en vasos y utensilios de plástico, se unen a la alfa-sinucleína, una proteína relacionada con la enfermedad de Parkinson y la demencia por cuerpos de Lewy, según el nuevo estudio de la Escuela Nicholas de Medio Ambiente de la Universidad de Duke y el Departamento de Química del Trinity College of Arts and Sciences. La acumulación de plástico-proteína se observó en tubos de ensayo, neuronas cultivadas y modelos de ratón.

El hallazgo más sorprendente fue la estrecha unión que se formó entre el plástico y la proteína dentro de los lisosomas de las neuronas, según Andrew West, investigador principal del estudio. Los lisosomas son orgánulos digestivos de las células que utilizan enzimas para descomponer los materiales de desecho y los restos celulares.

“Nuestro estudio sugiere que la aparición de micro y nanoplásticos en el medio ambiente podría representar un nuevo desafío de toxinas con respecto al riesgo y la progresión de la enfermedad de Parkinson”, dijo el Sr. West en un comunicado de prensa. Esto es especialmente preocupante dado el aumento previsto de estos contaminantes en nuestra agua y alimentos, añadió.

Cada vez hay más pruebas de que los nanoplásticos circulan por el aire, especialmente en interiores. Cuando se inhalan, pueden viajar desde las vías respiratorias directamente a la sangre y el cerebro, aumentando el riesgo de cáncer.

Cambiar el medio ambiente ahora para prevenir enfermedades más adelante: Experto

Nuestra salud actual depende en gran medida de nuestro entorno en el pasado, declaró a The Epoch Times el Dr. Ray Dorsey, catedrático de neurología de la Universidad de Rochester (Nueva York) y autor del libro “Ending Parkinson’s Disease.

“Por ejemplo, el riesgo de cáncer de pulmón está en función de nuestros hábitos de tabaquismo en el pasado”, dijo. “Si queremos vivir vidas libres de la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Alzheimer y el cáncer en el futuro, debemos prestar atención a nuestro entorno hoy”.

El estudio de Duke se suma a la evidencia de que los contaminantes tóxicos comunes pueden contribuir a la enfermedad de Parkinson, dijo el Dr. Dorsey. Se necesita más investigación, pero la evidencia tanto de estudios de laboratorio como epidemiológicos sugiere que nuestros ambientes están alimentando el aumento de la incidencia del Parkinson.

“Gran parte, si no la mayoría” de los casos de Parkinson pueden prevenirse, añadió.

Además de reducir nuestro uso de plástico, hay otras precauciones eficaces que podemos tomar para limitar nuestra exposición a esta toxina ambiental, señaló el Dr. Dorsey. Entre ellas se incluyen las siguientes:

-Utilizar filtros de carbono para protegernos de las sustancias químicas presentes en el agua.

-Comprar alimentos ecológicos.

-Lavar bien todas las frutas y verduras.

-Utilizar purificadores de aire si se vive en zonas con alta contaminación atmosférica.

Contaminantes y pesticidas relacionados con el Parkinson siguen siendo legales a pesar de los riesgos

Además de los nanoplásticos, otras toxinas como los contaminantes orgánicos conocidos como bifenilos policlorados (PCB), prohibidos desde 1979 pero que aún se encuentran en el 30 por ciento de las escuelas estadounidenses, se han relacionado con el Parkinson. Los investigadores han encontrado altas concentraciones de este contaminante en los cerebros de personas fallecidas que padecían Parkinson.

“Necesitamos conocer el alcance total de esta amenaza tóxica en nuestras aulas para que podamos hacer pruebas de PCB, remediarlo e informar a las familias de que sus estudiantes pueden estar en riesgo de exposición a estas sustancias químicas peligrosas”, dijo el senador Edward J. Markey (D-Mass.) en un comunicado de prensa.

Otras toxinas vinculadas al Parkinson en nuestro medio ambiente aún no han sido retiradas de uso. La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) ha propuesto prohibir los productos químicos de limpieza en seco y los pesticidas asociados con un aumento del 500 por ciento en el riesgo de contraer la enfermedad de Parkinson, pero aún no se ha tomado ninguna medida al respecto.

Los pesticidas tóxicos dañan la salud, pero falta “voluntad política”

La EPA prohibió el pesticida clorpirifos (CPF) en 2021, pero un tribunal revocó esa decisión en noviembre de 2022. La investigación identifica el CPF como un probable factor de riesgo de la enfermedad de Parkinson.

Otro pesticida, el paraquat, ha sido supuestamente vinculado al Parkinson por la propia investigación de su fabricante Syngenta, según el informe de The Guardian. Al parecer, Syngenta creó un “equipo SWAT del paraquat” para criticar las pruebas y desviar la atención hacia otros factores medioambientales.

“Cada vez sabemos más que los tóxicos ambientales de los plásticos de los pesticidas están dañando nuestra salud”, dijo el Dr. Dorsey. “Casi todos ellos son abordables; la única cuestión es si tenemos la voluntad política de hacerlo”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.