Relato antiguo: las consecuencias del adulterio

21 de Agosto de 2017 Actualizado: 23 de Agosto de 2017

En la sociedad actual la moralidad está en decadencia, las relaciones son caóticas y las parejas se pelean y desprecian, incluso el divorcio por infidelidad es moneda corriente. Tal vez esta historia les deje un mensaje a las parejas modernas y tal vez  los esposos puedan comprender que se deben respeto mutuo porque así lo requiere el Universo.

Durante la dinastía Qing había dos gemelos que vivían en Yuzhang. No solo eran exactamente iguales, actuaban también de la misma manera; incluso sus padres no podían distinguirlos. Los padres les pusieron los nombres después de empezar a hablar. En la escuela su interpretación de los textos y escritura también eran iguales. Con 20 años se convirtieron en estudiantes de un tribunal académico.

Cuando crecieron, ambos se casaron. Los padres preocupados de que sus mujeres no los distinguieran, les enseñaron a diferenciarlos por la ropa. Un año después, cada esposa les dio un hijo.

Cuando los gemelos tenían 31 años, fueron a hacer el examen provincial. Durante el examen, una joven atractiva viuda vivía al lado del lugar donde estaban los gemelos. Después de un tiempo, intentó seducir al hermano mayor. Pero el hermano mayor se negó con duras palabras.

Se preocupó de que esta mujer sedujera a su hermano menor, así que le contó lo que hizo y le advirtió: “Tú y yo somos físicamente iguales. Ella me sedujo, así que seguramente lo intentará también contigo. ¡No deberías caer y perder tu virtud!”. El hermano menor asintió con la cabeza.

La viuda no sabía que los hermanos eran gemelos y que eran iguales. Pensaba que el hermano menor era el mayor, así que intentó seducirlo de nuevo.

[insert page=’la-historia-del-monje-que-dormia-demasiado-quieres-ser-un-gusano-dormilon-en-tu-proxima-vida’ display=’template-relacionadas.php’]

El hermano menor se enamoró de ella y cometió adulterio. Después de un tiempo, el hermano menor le dijo a la mujer: “Si tengo éxito en el examen del imperio, me casaré contigo”. Como resultado, el hermano mayor aprobó pero el menor no. Así que el hermano menor la volvió a engañar y le dijo: “Este año, aunque aprobé, aún necesito hacer un examen en primavera. Después de eso, me casaré contigo y tendrás una vida feliz y llena de riquezas”. Luego le dijo que se había quedado sin dinero por el examen. La viuda realmente confiaba en él y le dio todo lo que tenía ahorrado para ayudarlo.

A la siguiente primavera, el hermano mayor aprobó de nuevo. La mujer pensaba que era el hermano menor que lo hizo bien y estaba ansiosa de convertirse en su mujer. Sin embargo, nunca supo del hermano menor y se enfermó. Así que escribió una carta para contarle el dolor que sentía en el corazón. Poco después falleció de depresión.

La carta de la viuda finalmente acabó en manos del hermano mayor. Estaba muy sorprendido después de enterarse de lo que había pasado. Le preguntó al hermano menor sobre su comportamiento y estaba muy decepcionado. El hermano menor no tenía nada que decir.

Al año siguiente, el hijo del hermano menor murió de repente. El hermano menor estaba tan triste que no podía dejar de llorar. Por eso, perdió su vista y poco después falleció.

TE RECOMENDAMOS