Remdesivir no tiene “ningún efecto significativo” en pacientes de COVID-19 con ventilación: Estudio

Por Jack Phillips
05 de Mayo de 2022 4:50 PM Actualizado: 05 de Mayo de 2022 4:50 PM

El remdesivir tiene poco efecto en los pacientes hospitalizados con COVID-19 que están conectados a respiradores, según los resultados de un ensayo aleatorio y un análisis respaldado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los resultados, publicados en The Lancet (pdf), evaluaron a 14,221 pacientes de 454 hospitales de 35 países, de los cuales 8275 fueron asignados aleatoriamente para recibir hasta 10 infusiones diarias de remdesivir o un fármaco de control entre marzo de 2020 y enero de 2021, antes de la aparición de las variantes delta y ómicron de COVID-19.

Unos 602 pacientes de 4146, o el 14.5%, que recibieron remdesivir murieron. Esto se compara con 643 muertes de 4129, o el 15.6 por ciento, que estaban en el grupo de control, según los autores del estudio.

Un 42,1% de los pacientes, o 151 de 359, que ya estaban conectados a un respirador y recibieron remdesivir murieron, según el estudio. Esto se compara con las 134 muertes que se produjeron entre los 347 pacientes con respirador, o el 38.6%, que estaban en el grupo de control, dijeron los investigadores.

“Remdesivir no tiene un efecto significativo en los pacientes con COVID-19 que ya están siendo ventilados. Entre otros pacientes hospitalizados, tiene un pequeño efecto contra la muerte o la progresión a la ventilación (o ambas)”, concluyeron los investigadores en un resumen del estudio.

Los investigadores descubrieron en su ensayo y análisis que el fármaco puede aportar un ligero beneficio a los pacientes con COVID-19 que reciben oxígeno pero no están conectados a un respirador. De los pacientes que solo recibían oxígeno, el 14,6% de los que recibieron remdesivir murieron, mientras que el 16,3% de los del grupo de control murieron.

“Sin embargo, dado que el oxígeno de alto flujo y el de bajo flujo no se registraron por separado en el momento de la inscripción en Solidaridad, no se sabe si cualquier efecto protector en los pacientes no ventilados se extiende a los que reciben oxígeno de alto flujo”, señalaron.

Tras su análisis, los investigadores afirmaron que se necesitan mejores tratamientos y fármacos para el COVID-19.

“Independientemente de cómo se interpreten estos resultados, seguirán siendo necesarios mejores fármacos para tratar el COVID-19. En la actualidad están apareciendo agentes antivirales orales, diversos moduladores inmunitarios y anticuerpos monoclonales contra las variantes actualmente en circulación que son motivo de preocupación y que podrían resultar más eficaces, más convenientes o menos costosos que las infusiones diarias de remdesivir, pero se necesitarán pruebas aleatorias a gran escala para evaluarlos y compararlos”, escribieron.

Pero la Dra. Carolina García-Vida, de la Universidad de Barcelona (España), y el Dr. Maurizio Sanguinetti, de la Fondazione Policlinico Universitario A Gemelli (Roma), escribieron en un comentario sobre el estudio publicado en Lancet que el ensayo tiene algunas limitaciones.

“Una clara limitación del ensayo es no incluir datos sobre los días transcurridos desde el inicio de los síntomas hasta el uso de remdesivir, la carga viral medida por los valores umbral del ciclo o los niveles de antígeno viral (o incluso la viremia). Estos factores podrían resultar más adecuados para evaluar la eficacia de remdesivir”, señalaron conjuntamente. La viremia se produce cuando los virus entran en el torrente sanguíneo y tienen acceso al resto del organismo.

A principios de este año, un estudio descubrió que una combinación de remdesivir y una solución concentrada de anticuerpos no daba buenos resultados en personas hospitalizadas con el virus.

Los investigadores afirmaron que “no había pruebas de que los pacientes que recibieron una única infusión de hIVIG además de remdesivir y otros cuidados estándar tuvieran mejores resultados clínicos en el día 7 después de la aleatorización que los pacientes que recibieron placebo más remdesivir y cuidados estándar”.

No obstante, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. amplió el 25 de abril la aprobación de Veklury, o remdesivir, para incluir a los pacientes pediátricos que tienen 28 días o más, pesan al menos 7 libras y han dado positivo en la prueba de COVID-19.

Entre los posibles efectos secundarios del remdesivir se encuentran el aumento de los niveles de enzimas hepáticas, que puede ser un signo de hepatotoxicidad, o lesión hepática, así como diversas reacciones alérgicas como cambios en la presión arterial, niveles bajos de oxígeno en sangre, dificultad para respirar, fiebre, hinchazón, sudoración, escalofríos o náuseas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.