Repercusiones sobre inmigración tras el primer debate Trump-Clinton

28 de Septiembre de 2016 Actualizado: 28 de Septiembre de 2016

No hubo una sola pregunta referida al tema de inmigración en el primer debate por la candidatura presidencial entre Clinton y Trump, sin embargo, el tema estuvo presente de manera indirecta en el debate, y después de finalizado revivió en las redes sociales.

El tema de los hispanos en EE. UU. salió a relucir, por ejemplo, cuando el moderador Lester Holt de la NBC preguntó a los candidatos cómo iban a disminuir la profunda división racial en Estados Unidos.

Trump mencionó que “las personas que están más afectadas por lo que está pasando son las personas afroamericanas e hispanas”, e hizo hincapié en la necesidad del uso de “ley y orden” como solución.

“Tenemos pandillas en las calles y en muchos casos son de inmigrantes ilegales que tiene armas y matan gente”, expresó Trump.

Las palabras de Trump durante el debate dieron lugar a disimiles comentarios en diarios, blogs y redes sociales.

Trump relacionó el crimen con los inmigrantes, dijo en un tuit Gregory Chen, Director de The American Immigration Lawyers Association (AILA), y agregó que, “Sin embargo, los inmigrantes son menos propensos a ser delincuentes que los nacidos en EE. UU.”

En el mismo sentido Maria Sacchetti, reportera del tema de inmigración, escribió en Twitter que, “las investigaciones muestran que los inmigrantes son menos propensos a cometer crimen”, refiriéndose a una investigación del Instituto Cato.

Por su parte, el analista de políticas de inmigración del Instituto Cato, David Bier, le respondió a Jessica Vaughan, Directora de Estudios de Política del Center for Immigration Studies, que “era inconstitucional forzar a los estados y localidades a ayudar en el cumplimiento de la ley federal”, refiriéndose a la colaboración de las autoridades locales en la aprehensión de inmigrantes ilegales, o a las ciudades santuario donde esta colaboración no se da.

Horas después, Jessica Vaughan retuiteó una nota en la que el fiscal general de Luisiana afirmaba que en las llamadas ciudades santuario comprometidas en no procesar o detener a los inmigrantes indocumentados el crimen ha crecido.

Otras palabras de Trump e Hillary

Trump, durante el debate, también se refirió a que los propios hispanos son víctimas de la violencia en las calles.

“En nuestras ciudades los hispanos y los afro estadounidenses viven en un infierno, por el peligro continuo, si uno va por la calle te disparan, en Chicago, hemos tenido miles de tiroteos desde enero. Este es un país en guerra, ¿qué pasa?”.

Según Trump, Clinton no quiere usar las palabras ley y orden, y que sin ellas “no vamos a tener un país”.

En respuesta a la misma pregunta sobre el tema racial, Clinton le acotó a Trump: “No podemos simplemente decir la ley y el orden”.

En su opinión, demasiados jóvenes hombres afroamericanos y latinos fueron a parar a la cárcel por delitos no violentos.

“Es un hecho que si usted es un hombre joven afroamericano, y haces lo mismo que un joven blanco, eres más propenso a ser arrestado, acusado, condenado y encarcelado. Por lo que tenemos para hacer frente al racismo sistémico en nuestro sistema de justicia criminal”.

Por otra parte, nada dijo Trump acerca de su plan de construir un muro en la frontera con México, ni de cómo iba a deportar a millones de inmigrantes ilegales del país, ni Clinton se refirió acerca de sus planes para crear un camino a la ciudadanía para millones de ilegales, publicó el Daily Caller.

[insert page=’los-inmigrantes-no-cometen-mas-delitos-que-los-nacidos-en-eeuu’ display=’template-relacionadas.php’]

El pre debate

Desde antes del debate del pasado lunes, ya se había establecido un pre debate sobre el tema de inmigración, cuando se exploraron diferentes tipos de preguntas que los candidatos debían tratar en el debate.

Marguerite Telford, Directora de Comunicaciones del Center for Immigration Studies, por ejemplo, formuló una serie de preguntas en las que vinculaba los efectos de la inmigración con el Costo Fiscal, los Puestos de Trabajo en EE. UU., la Seguridad Nacional, la Educación y el Crimen.

El abogado y profesor Kevin R. Johnson en el Blog “ImmigrationProf Blog, sugirió que el moderador Lester Holt haría bien en preguntarle a Clinton y Trump cuál es su posición sobre un proyecto de ley del año 2011 para la creación de un programa de permisos temporales de trabajo en el Estado de Utah, el cual no ha recibido la aprobación de la Casa Blanca por cinco años.

Este proyecto solo exige la verificación de antecedentes penales y el pago de una multa a los inmigrantes para que obtengan un permiso provisional de trabajo.

Utah es un estado donde los republicanos controlan ambas cámaras de la legislatura y la casa del gobierno.

Según el ex presidente de la Cámara de Utah, el republicano,  Becky Lockhart, citado por Forbes, que un estado conservador como Utah aprobara una reforma migratoria tan audaz e histórica se debe a que: “Utah es un lugar que entiende el valor de la inmigración, (y) el valor de los pueblos que vienen a buscar una vida mejor”.

TE RECOMENDAMOS