Reportero chino desaparecido tras cubrir el brote de Wuhan está detenido: Funcionario chino

El periodista independiente Fang Bin, del que no se tienen noticias desde principios del año pasado, sigue retenido en Wuhan a la espera de un juicio
Por Nicole Hao
25 de Noviembre de 2021
Actualizado: 25 de Noviembre de 2021

Fang Bin, el primer periodista independiente de china que informó sobre los inicios de la pandemia de COVID-19 en el centro de China, está detenido en el centro de detención de Jiang’an en la ciudad de Wuhan, dijo un funcionario local el 24 de noviembre.

El funcionario le dijo a The Epoch Times que el caso de Fang está en manos del Tribunal de Distrito de Jiang’an.

Esta es la primera vez que el mundo exterior se entera del paradero de Fang desde su arresto el 9 de febrero de 2020.

Como hombre de negocios en la ciudad de Wuhan, zona cero de la pandemia de COVID-19, Fang fue testigo de los hospitales abarrotados y de la gente que moría por la enfermedad durante el mes de enero de 2020. También vio cómo las autoridades comunistas mentían sobre la pandemia.

A pesar de la preocupación que le generaba infectarse o ser atacado por las autoridades por revelar la verdad, Fang grabó vídeos en hospitales de Wuhan y luego, el 25 de enero de 2020, logró publicarlos en YouTube, donde los censores chinos no pudieron hacer nada.

Los videos de Fang atrajeron rápidamente la atención mundial, lo que les permitió a las personas comprender la gravedad de COVID-19. Su valentía también animó a varios periodistas independientes chinos a unírsele.

En respuesta a sus esfuerzos, el régimen chino arrestó a Fang varias veces entre el 1 de febrero y el 9 de febrero de 2020.

El 9 de febrero de 2020, Fang lanzó su último video, en el que instaba a todo el pueblo chino a resistir al régimen comunista.

“Devuelvan el poder del régimen al pueblo”, dijo Fang en el video.

Desde entonces, Fang desapareció y sus familiares se niegan a hablar sobre él por temor a las autoridades.

Otros tres periodistas independientes, Chen Qiushi, Li Zehua y Zhang Zhan, fueron detenidos en Wuhan en varias ocasiones el año pasado. Li fue liberada en marzo de 2020, Zhang se reunió con su abogado el 8 de junio de 2020 y fue sentenciada a cuatro años de prisión, mientras que en septiembre de 2020 se confirmó que Chen estaba vivo y a salvo.

Desde su detención, las autoridades no han hecho pública ninguna información sobre él.

Una activista prodemocracia (C) de la Alianza HK sostiene una pancarta del periodista ciudadano desaparecido Fang Bin, mientras protesta frente a la oficina de enlace china en Hong Kong, el 19 de febrero de 2020. (Isaac Lawrence/AFP a través de Getty Images)

Fang está vivo

El 24 de noviembre, un funcionario de confianza de Wuhan le dijo a The Epoch Times por teléfono que Fang estaba vivo y que su caso necesitaba más tiempo para pasar por los procesos legales.

El nombre y el cargo del funcionario se han ocultado por razones de seguridad.

“El caso de Fang está relacionado con la pandemia, por lo que es complicado. Nosotros [el Tribunal de Distrito de Jiang’an y la Fiscalía de Distrito (fiscal)] debemos investigar más antes de poder presentar nuestro informe [al Tribunal Intermedio de Wuhan]. Solicitaremos un aplazamiento de la audiencia”, dijo el funcionario.

El abogado chino de derechos humanos Wu Shaoping, establecido en Estados Unidos, quien dirigía un bufete de abogados en Shanghai y representó a disidentes y presos de conciencia durante la década de 2010, ha estado haciéndole seguimiento a la situación de Fang.

“El tribunal y el fiscal están diseñando delitos para culpar a Fang, luego pueden condenarlo a prisión por estos motivos”, dijo Wu a The Epoch Times el 24 de noviembre.

Wu dijo que Fang no violó ninguna ley china.

Un residente de Wuhan, que apoya a Fang, le dijo a The Epoch Times por teléfono que la familia de Fang no ha podido contratar a un abogado y que no habían recibido ningún documento legal del tribunal o de la fiscalía.

“La ley china concede a Fang Bin, un ciudadano, el derecho a informar sobre la situación en Wuhan durante la pandemia como periodista independiente. Es inocente”, dijo el residente que pidió permanecer en el anonimato.

La familia de Fang tiene demasiado miedo de aceptar ayuda de nadie debido a las amenazas de las autoridades, dijo el residente. Pueden perder su empleo o su dinero si molestan al régimen y revelan la situación de Fang al exterior. El peor escenario es que los detengan y los condenen por un delito determinado.

The Epoch Times no pudo comunicarse con los miembros de la familia de Fang.

Personal médico, con equipo de protección personal, llega con un paciente al Hospital de la Cruz Roja de Wuhan, en Wuhan, el 25 de enero de 2020. (HECTOR RETAMAL/AFP a través de Getty Images)

Qin Jin, doctor en Sociología por la Universidad de Sidney, instó a la comunidad internacional a defender a Fang.

“Necesitamos el apoyo de los gobiernos, los políticos, la ONU, las ONG y los activistas de los países occidentales. Deberían instar al régimen chino a que libere a Fang”, le dijo Qin a The Epoch Times.

El abogado de derechos humanos Wu elogió la valentía de Fang por arriesgar su vida para informar sobre la pandemia.

“Fang Bin nos mostró cuán serio era el COVID-19 en la etapa más temprana. El mundo debería hablar por él”, dijo Wu.

COVID-19 es la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS