Representante Perry: hay que designar al PCCh como organización criminal transnacional

Por Isabel van Brugen y Joshua Philipp
01 de Marzo de 2021 11:55 AM Actualizado: 01 de Marzo de 2021 11:55 AM

El congresista Scott Perry (R-Pa.) dijo el domingo que el gobierno de Biden debe designar al Partido Comunista Chino (PCCh) como una “organización criminal transnacional”, para permitir que los estadounidenses comprendan la visión del régimen no solo para China, sino también para Estados Unidos.

“Estamos haciendo una diferenciación entre el pueblo de China y el Partido Comunista de China”, dijo el legislador a The Epoch Times en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) en Orlando, Florida. “Tenemos que designarlos como aquello que reconoce quiénes y qué son”.

Perry presentó en octubre de 2020 un proyecto de ley para designar al PCCh como tal, y para eliminar la inmunidad soberana de los funcionarios chinos, lo que les permitiría ser juzgados en un tribunal estadounidense para ser procesados penalmente.

“Ahora, ellos afirman que tienen soberanía, porque son el gobierno de un país, pero creo que eso es muy engañoso. Es decir, son una organización criminal involucrada en actos criminales, no es una cuestión de conjeturas”, dijo Perry. “Es un hecho fácilmente comprobable, ya sea la distribución o el permitir la distribución de fentanilo a través de nuestras fronteras, y directamente en Estados Unidos, o ya sea las violaciones de los derechos humanos”.

“Así que de alguna manera les estamos dando un pase, porque dicen que tenemos inmunidad soberana como gobierno”, continuó. “La inmunidad soberana como gobierno no te permite cometer actos horribles de violencia contra tu propia ciudadanía, o contra cualquier otra persona, ya sea en tus fronteras o no; el mundo no ha permitido eso”.

Perry presentó la legislación con los representantes Tim Burchett (R-Tenn.) y Scott DesJarlais ( R-Tenn.) el año pasado, que añadiría al PCCh a la lista de Organizaciones Criminales Internacionales Objetivo (TICOT) del Departamento de Justicia, que busca identificar y eliminar las organizaciones criminales internacionales que suponen la amenaza más grave para los intereses nacionales de Estados Unidos.

Dijo el domingo que la designación permitiría al Departamento de Justicia ocuparse del régimen chino y “perseguir a los responsables”, en temas que van desde el robo de la propiedad intelectual, hasta los crímenes contra la humanidad del régimen.

“Eso hará que el pueblo estadounidense comprenda plenamente quién es el Partido Comunista de China y cuál es su visión no solo para China, sino para los Estados Unidos de América”, dijo Perry.

Un soldado hace gestos fuera de la Ciudad Prohibida en Beijing el 22 de octubre de 2020. (NICOLAS ASFOURI/AFP a través de Getty Images)

La delincuencia organizada transnacional es definida por el FBI como asociaciones de individuos que se autoperpetúan y que operan a nivel transnacional con el propósito de obtener poder, influencia y ganancias monetarias y/o comerciales, total o parcialmente por medios ilegales, mientras protegen sus actividades a través de un patrón de corrupción y/o violencia, o mientras protegen sus actividades ilegales a través de una estructura organizativa transnacional y la explotación de mecanismos de comercio o comunicación transnacionales.

“Todos estos son delitos y no se están tratando”, dijo Perry, refiriéndose en parte a los abusos de los derechos humanos que se cometen contra los uigures y otras minorías étnicas en la región noroccidental china de Xinjiang, la sustracción forzada de órganos, el programa de crédito social del régimen chino, el robo de propiedad intelectual en suelo estadounidense, la distribución de narcóticos y la proliferación de éstos a través de China y Estados Unidos vía México.

“Así que creo que esto fija el estado de ánimo de todo el mundo y especialmente de las empresas, porque no creo que la mayoría de las empresas quieran tratar con una organización criminal, y la mayoría de las empresas ciertamente no quieren tratar con algo de esto, con una organización que está involucrada en los campos de concentración y la opresión de los uigures”.

Un día antes de dejar su cargo, el exsecretario de Estado Mike Pompeo calificó la persecución de los uigures por parte del régimen chino como genocidio y “crímenes contra la humanidad”. La administración de Biden ha estado de acuerdo con la designación.

El secretario de Estado Anthony Blinken, sin embargo, ha dicho que la nueva administración tiene algunas reservas sobre el enfoque del expresidente Donald Trump hacia China.

“Permítanme decir que también creo que el presidente Trump tenía razón al adoptar un enfoque más duro con China”, dijo Blinken al panel de relaciones exteriores del Senado durante su audiencia de confirmación. “Estoy muy en desacuerdo con la forma en que lo hizo en una serie de áreas, pero el principio básico era el correcto, y creo que realmente es útil para nuestra política exterior”.

El presidente Joe Biden ha indicado que se centraría en la “competencia extrema” con el régimen chino, aunque la administración ha arrojado poca luz sobre los planes concretos a la espera de una revisión de las políticas sobre China de la era Trump. La administración también se enfrenta a la presión del Congreso para continuar con una postura de línea dura hacia el régimen, un área que goza de apoyo bipartidista.

Cathy He contribuyó a la elaboración de este artículo.

Siga a Joshua en Twitter: @JoshJPhilipp


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.