Republicanos de la Cámara exigen testimonio de fiscal de Manhattan que está tras posible arresto de Trump

Por The Epoch Times
20 de Marzo de 2023 3:09 PM Actualizado: 20 de Marzo de 2023 3:09 PM

El presidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, Jim Jordan (R-Ohio), exige respuestas a un fiscal de distrito de Nueva York que supuestamente planea arrestar al expresidente Donald Trump el 21 de marzo.

Al parecer, el fiscal en cuestión, Alvin Bragg, de Manhattan, planea detener al expresidente por un presunto pago de “dinero por silencio” durante las elecciones de 2016. Trump está acusado de dar dinero a la actriz de cine para adultos Stormy Daniels para ocultar las acusaciones de una aventura entre ambos, que Trump niega.

Los republicanos se apresuraron a condenar la medida como un episodio más de la saga del “uso como arma” del gobierno federal contra Trump y sus aliados.

En su carta a Bragg (pdf), Jordan —junto con el presidente del Comité de Supervisión de la Cámara, James Comer (R-Ky.), y el presidente del Comité de Administración de la Cámara, Bryan Steil (R-Wis.)— calificó la inminente detención como “un abuso sin precedentes de la autoridad fiscal”.

Al igual que otros republicanos, Jordan argumentó que los motivos políticos subyacen a la investigación, sobre todo en vista de la trayectoria de Bragg como fiscal de distrito.

Tanto Jordan como el presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), han señalado que Bragg ha sido históricamente partidario de reducir las condenas y las penas.

Mientras se desempeñaba como fiscal de distrito, Bragg ha reducido regularmente los cargos por delitos graves, incluidos los delitos violentos, a delitos menores, un historial que McCarthy dijo que fue tomado como “una cuestión de orgullo” por Bragg. Al mismo tiempo, la delincuencia violenta se ha disparado en Nueva York, al igual que en otros grandes centros metropolitanos de Estados Unidos.

“Su decisión de llevar a cabo una persecución por motivos políticos —al mismo tiempo que adopta políticas de justicia penal progresistas que permiten a los ‘criminales de carrera [correr] por las calles’ de Manhattan— requiere el escrutinio del Congreso sobre la forma en que los fondos de seguridad pública asignados por el Congreso son aplicados por los organismos locales encargados de hacer cumplir la ley”, dijo Jordan.

Los republicanos han acusado a los demócratas de ser “blandos con la delincuencia”, sobre todo tras las peticiones generalizadas a partir de mediados de 2020 para “desfinanciar a la policía”.

Otros republicanos han advertido de los peligros de fiscales de distrito de izquierdas como Bragg, a quien los republicanos acusan de dejar que la ideología interfiera en el desempeño de sus funciones. Los fiscales de distrito tienen amplia autoridad sobre los casos que llegan a los tribunales y los cargos que pueden ser retirados.

“Débil y sin probar”

Los críticos de la supuesta detención inminente han argumentado que, además de estar fuera de plazo, los cargos contra Trump se basan en acusaciones que otros fiscales desestimaron.

La esperanza de Bragg de arrestar a Trump se basa en un fundamento jurídico “débil y sin probar”, afirmó Jordan.

Jordan acusó a la oficina de Bragg de pasar años “buscando una base —cualquier base— sobre la que presentar cargos” contra el expresidente.

Jordan señaló que incluso The Washington Post —una publicación opuesta a Trump y sus aliados— considera los cargos “inusuales” en vista del hecho de que “los fiscales han examinado repetidamente los detalles establecidos desde hace mucho tiempo, pero decidieron no presentar cargos”.

La base legal del caso, argumentó Jordan, se basa en gran medida en el testimonio del exabogado de Trump, Michael Cohen, que ha sido condenado por perjurio en el pasado.

“Cohen ha sido vocal sobre su animadversión profundamente personal hacia el presidente Trump”, dijo Jordan. “Bajo estas circunstancias, no hay escenario en el que Cohen pueda ser considerado justamente un testigo imparcial y creíble”.

En lugar de respeto por el estado de derecho, sugirió Jordan, la investigación ha sido “motivada por cálculos políticos” por parte de Bragg.

“El tipo de cosas que Estados Unidos odia”

McCarthy también arremetió contra Bragg, acusándolo de hipocresía y motivaciones políticas.

“No importa de qué lado de la cuestión estés, este es el tipo de cosas que Estados Unidos odia”, dijo McCarthy.

McCarthy hizo estos comentarios durante una rueda de prensa de los líderes del Partido Republicano en el Hotel Ritz-Carlton de Orlando, Florida, con motivo del retiro anual de los republicanos en la Cámara de Representantes.

McCarthy señaló que otros dos fiscales de distrito habían descartado la reapertura del caso contra Trump por falta de pruebas.

“Abogado tras abogado tras abogado le dirán que este es el caso más débil que existe”, dijo McCarthy.

Además, McCarthy señaló que el estatuto de limitaciones había expirado y sugirió que la razón principal de los cargos son “fines políticos”.

“Tanto demócratas como republicanos odian este tipo de justicia”, dijo McCarthy. “[La ley] se supone que es igual para todos en Estados Unidos”.

El esfuerzo por arrestar a Trump, dijo McCarthy, equivale a “alguien poniendo su pulgar en la balanza porque no le gustan las opiniones políticas de otra persona”.

“No importa de qué lado de la cuestión estés”, reiteró McCarthy. “Debería haber igualdad de justicia en Estados Unidos”.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con la oficina de Bragg para pedirle comentarios.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.