Republicanos del Senado introducen plan de ayuda de 1 billón de dólares ante COVID-19

Por Tom Ozimek
20 de Marzo de 2020
Actualizado: 20 de Marzo de 2020

El Líder de la Mayoría del Senado Mitch McConnell (R-Ky.) presentó el jueves el texto de la propuesta de los republicanos para la tercera parte del plan de respuesta ante COVID-19, con las negociaciones formales con los demócratas que ahora pueden comenzar.

El nuevo y masivo paquete legislativo es para combatir los efectos del brote del virus del PCCh. The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus CCP porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se propagara por toda China y creara una pandemia mundial.

Según Reuters, el plan del Partido Republicano tiene un valor de más de un billón de dólares.

El plan incluye pagos en efectivo de hasta 1200 dólares para individuos y 2400 dólares para parejas, dijo el senador Kevin Cramer (R-N.D.), junto con 500 dólares adicionales por cada niño.

McConnell dijo que la legislación incluiría ayuda financiera directa para los estadounidenses, alivio para las pequeñas empresas y sus empleados, medidas para estabilizar la economía y apoyo nuevo para los profesionales de la salud y los pacientes de COVID-9.

Los demócratas del Senado han esbozado su propio plan de emergencia de 750,000 millones de dólares que incluiría la ampliación de las licencias por enfermedad y familiares remuneradas.

“El pueblo estadounidense necesita ayuda y la necesita rápido”, dijo McConnell en el Senado el jueves.

El Capitolio en Washington el 2 de enero de 2020. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

Plan de cuatro partes

McConnell dijo antes que la propuesta del Partido Republicano tiene cuatro partes: ayuda a las pequeñas empresas, pagos directos a los estadounidenses, ayuda a las industrias más afectadas por los cierres y mejora de respuesta en el área de salud pública.

Las pequeñas empresas serían objeto de garantías de préstamo, informó el Hill, con la posibilidad de renunciar a parte de los préstamos.

“Nuestro objetivo es que el mayor número posible de pequeñas empresas puedan ir a su banco actual, si aceptan participar, y obtener el dinero que necesitan para pagar la nómina y el alquiler/arrendamiento de la empresa, y si lo utilizan para ese fin no tengan que devolverlo”, dijo el senador Marco Rubio (Rep.-Fla.), el hombre de confianza del Partido Republicano sobre el alivio empresarial, en una publicación de Twitter.

El miércoles, McConnell prometió desde el Senado que “el Senado no va a dejar atrás a las pequeñas empresas”.

El líder de la mayoría del Senado, el senador Mitch McConnell (R-Ky.) habla con los medios de comunicación en el Capitolio de Washington el 5 de febrero de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

En una votación de 90-8, el Senado aprobó el miércoles un paquete de ayuda económica para el virus del PCCh. Incluye dos semanas de licencia pagada para trabajadores enfermos y en cuarentena, extiende los programas de seguro de desempleo del estado, y provee pruebas gratuitas de COVID-19.

Antes de la votación para adoptar el paquete de ayuda aprobado por la Cámara, McConnell enfatizó las soluciones que pondrían el dinero en manos de las empresas rápidamente.

“Eso significa una inyección histórica de liquidez y acceso al crédito, y significa que Washington trabaje directamente con los prestamistas que ya trabajan con estas pequeñas empresas para minimizar la nueva burocracia para que la asistencia pueda fluir lo más rápido posible”, dijo McConnell.

“Todos sabemos a qué se enfrentan las pequeñas empresas”, dijo. “Esta misma semana, la Ciudad de Nueva York se unió a la lista de pueblos y ciudades de todo el país donde los funcionarios locales han cerrado todos los bares y restaurantes por el bien de la salud pública”.

“Estos generadores de empleo están siendo literalmente sacados de circulación por sus propios gobiernos para el bien público”, dijo.

En cuanto a la distribución de dinero en efectivo a los individuos, el Hill informó aparte que los republicanos del Senado estaban discutiendo un límite de ingresos para la elegibilidad de pago.

Según el informe, Cramer dijo que lo que se estaba considerando era un cheque de 1200 dólares a cualquiera que gane menos de 75,000 dólares al año, y que la cantidad se iría reduciendo progresivamente hasta llegar a cero para aquellos que ganen más de 95,000 dólares.

“El presidente Grassley y otros están determinando el mejor camino para poner el dinero directamente en las manos del pueblo estadounidense —los que están empleados, los que pueden ser despedidos, los jubilados, los estadounidenses discapacitados, las familias— lo más rápido posible”, dijo McConnell el miércoles.

Mantener el flujo de cheques de pago para los trabajadores desempleados mientras se incrementan las solicitudes por desempleo es una prioridad para los planes republicanos y demócratas que surgen del Congreso.

Algunos senadores republicanos criticaron el plan del Secretario del Tesoro Steven Mnuchin de enviar cheques directos a los estadounidenses por 3000 dólares para una familia de cuatro personas —prefiriendo en cambio utilizar los dólares federales para mantener en las nóminas de las empresas para los trabajadores a los que se les pide que se queden en casa.

“Lo que quiero son ingresos, no un solo cheque”, dijo el senador Lindsey Graham, (R-S.C.), resumiendo las opiniones de algunos al salir de una larga reunión privada de senadores republicanos en el Capitolio. Uno o dos cheques “no tienen sentido para mí”, dijo.

“N”No es un cheque. Son cheques. No es un pago, es un ingreso”, dijo Graham. “Lo mejor que podemos hacer es crear un flujo de ingresos”.

También se espera que el proyecto del Partido Republicano conceda préstamos a “industrias de importancia nacional”, entre las que se incluyen las aerolíneas.

“El presidente Wicker y varios senadores están considerando la posibilidad de un alivio específico para las industrias clave que están soportando una carga excesiva de las directrices de salud pública y que nuestra nación tendrá que ser operativa al otro lado de esto”, dijo McConnell el miércoles.

El plan también contendrá medidas para fomentar la lucha de la salud pública contra el virus en sí, dijo McConnell, “como poner más herramientas en manos de los proveedores de atención médica, eliminar las barreras al tratamiento y ayudar a los investigadores a desarrollar terapias y vacunas”.

The Associated Press contribuyó a este informe.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM

*****

Descubra:

El virus del PCCh sigue los vínculos con la China comunista

TE RECOMENDAMOS