Rescatan 4 estadounidenses en una balsa tras hundirse su yate al noroeste de Puerto Rico

Por EFE
15 de Diciembre de 2019 Actualizado: 15 de Diciembre de 2019

SAN JUAN, Puerto Rico – La tripulación de un helicóptero tipo “Dolphin MH-65” de la Estación Aérea de la Guardia Costera de Puerto Rico rescató este domingo a cuatro hombres de una balsa salvavidas después de que se vieran obligados a abandonar un yate hundido.

El rescate rse realizó a unas 25 millas náuticas, alrededor de 46,3 kilómetros, al noroeste de Aguadilla, Puerto Rico.

Los cuatro rescatados son ciudadanos estadounidenses de Boston y Florida, de entre 20 y 30 años. Serían las únicas personas que viajaban a bordo del yate “Clam Chowder”, antes de hundirse, informó en un comunicado la guardia costera.

“Este rescate resalta la importancia de tener un equipo de supervivencia adecuado y la preparación exhaustiva por parte de la tripulación de la sopa de almejas”, dijo el teniente Carlos González, copiloto de helicóptero MH-65 Dolphin para el caso.

“Tener chalecos salvavidas, radios VHF y una balsa ayudó a salvar cuatro vidas hoy”, remarcó en un comunicado.

El domingo a las 5:22, hora local, los vigilantes del sector San Juan recibieron una llamada de socorro por el canal 16 de radio VHF del “Clam Chowder”, informando que la popa del barco estaba principalmente bajo el agua y que había perdido fuerza.

Tras la llamada los vigilantes dirigieron al lugar el helicóptero y desviaron la embarcación de respuesta rápida “Robert Yered (WPC-1104)” para buscar y rescatar a los navegantes, y alertaron al tráfico marítimo en el área.

El buque con bandera de Malta, “Calais Trader”, que se encontraba en la zona al recibir el aviso, al estar próximo permaneció en la escena durante el rescate monitoreando la situación y listo para brindar asistencia.

El helicóptero de la Guardia Costera llegó al lugar y ubicó a los cuatro hombres en la balsa salvavidas quienes fueron subidos a bordo en una canasta de rescate para llevar a los sobrevivientes a salvo a bordo del avión.

Según los informes, uno de los supervivientes se cortó el dedo mientras liberaba la balsa salvavidas del “Clam Chowder”.

Los sobrevivientes fueron transportados a la Estación Aérea de Borinquen, donde fueron transferidos al personal de Aduanas y Protección Fronteriza y del Servicio Médico de Emergencia.

***

A continuación:

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

TE RECOMENDAMOS