Rescatan a mujer que quedó atrapada en un ascensor de Nueva York todo el fin de semana

Por La Gran Época
28 de Enero de 2019 Actualizado: 29 de Enero de 2019

Una mujer fue rescatada de un ascensor de la ciudad de Nueva York el 28 de enero después de quedar atrapada todo el fin de semana, un tiempo considerado un récord para estos casos.

El Departamento de Bomberos de Nueva York acudió a un edificio en el sector de Upper East Side en el distrito de Manhattan justo después de las 10 de la mañana del lunes y liberó a la mujer.

Estaba atrapada en un ascensor entre el segundo y tercer piso de una propiedad en 48 East 65th Street.

Según informes de bienes raíces StreetEasy, el edificio tiene cinco pisos y fue construido en 1920. Está a una cuadra de Central Park.

La mujer, una empleada de limpieza, se quedó atrapada el viernes cuando nadie más estaba en la propiedad y aparentemente ninguno regresó hasta el lunes, reportó WABC. La persona que finalmente entró se dio cuenta de que había una persona en el interior del ascensor y llamó al 911.

La mujer fue llevada a un hospital cercano, según NBC NY. Su estado de salud no se ha hecho público todavía.

Los registros de la ciudad muestran que el ascensor se inspeccionó por última vez en julio de 2018.


Desesperación

Si la mujer estuviera efectivamente en el ascensor de viernes a lunes, rompería el récord del mayor tiempo atrapado en un ascensor en la ciudad de Nueva York.

Nicholas White, gerente de producción en Business Week, pasó 40 horas en un ascensor en 1999 después de quedarse atascado mientras trabajaba hasta tarde.

White, de 34 años, le dijo a un colega que iba a fumar un cigarrillo, y subió al ascensor en el piso 43 del edificio McGraw-Hill, desde donde fue al Rockefeller Center. White bajó las escaleras y fumó, pero cuando volvió a entrar en el ascensor y comenzó a subir, el ascensor se detuvo. Nadie lo encontró hasta casi dos días después, el domingo por la tarde.

Nunca supo por qué se detuvo el ascensor, dijo a New Yorker.

Si bien las personas que están atrapadas durante períodos de tiempo significativos en ascensores, cuevas u otros lugares sufren estrés, sus problemas extremos no son permanentes en todos ellos, dijeron los investigadores.

George Bonanno, profesor de psicología en el Teachers College de la Universidad de Columbia, quien publicó un estudio (pdf) en la revista de la Association for Psychological Science, dijo que su equipo encontró una baja tasa de problemas extremos, como el trastorno de estrés postraumático. La mayoría de las personas superaron el problema.

“Llegamos a la conclusión de que el límite máximo para los efectos dañinos es aproximadamente el 30 por ciento de los expuestos”, dijo a The Associated Press. “La mayoría de los demás se recuperan rápidamente o muestran una gran capacidad de recuperación. Algunas personas quedan profundamente heridas psicológicamente, pero la mayoría de las personas no”.

Uno de los ascensores Art Deco en el Waldorf Astoria de la ciudad de Nueva York en una foto de archivo. (Timothy A. Clary / AFP / Getty Images)

El psicólogo advirtió que la gente debería estar disponible para monitorear las máquinas.

“Si se encuentra en un edificio comercial moderno y presiona un timbre de alarma, por ley, debería estar conectado automáticamente por un intercomunicador a una persona, ya sea del edificio o en una estación exterior”, dijo.

“En un edificio residencial nuevo, no se requiere el intercomunicador, pero se supone que la alarma debe estar conectada a una estación de monitoreo en algún lugar”.

Desde NTD News

A continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS