Rescatar a víctimas de tráfico sexual: “Vale la pena si podemos salvar una vida”

Por Charlotte Cuthbertson
18 de Mayo de 2021 10:55 PM Actualizado: 18 de Mayo de 2021 10:57 PM

HOUSTON—Cualquiera podría ser un traficante sexual, según el teniente Michael Landrum de la Oficina del Sheriff del condado de Montgomery en Texas.

“Quien sea. Hay de todo, desde multimillonarios hasta delincuentes callejeros”, dijo. “Hemos visto todo lo que puedas imaginar: maridos, hermanos, amigos, abuelos, vecinos, desconocidos que se conocieron online”.

Landrum dirige la unidad de narcóticos, vicio, y tráfico de personas del condado. La unidad también es parte del Human Trafficking Rescue Alliance, con sede en Houston.

Landrum ha trabajado en operaciones contra el tráfico sexual durante siete años y, durante ese tiempo, el enfoque ha cambiado notablemente.

“Hubo un tiempo, hace años, en el que lo abordábamos simplemente como un delito penal de prostitución, ya sea comprar o vender”, dijo.

“Ya no arrestamos a las personas que se prostituyen. Nos enfocamos en tratar de llevarlos a los servicios y sacarlos de ese estilo de vida para que puedan ser rescatados y recuperados”.

La definición de tráfico sexual, según el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, es que implica “fuerza, fraude o coerción” para inducir a alguien a realizar un acto sexual comercial. En el caso de los menores, no es necesario probar la fuerza, el fraude o la coacción–está implícito.

La industria nacional de tráfico sexual está creciendo en los Estados Unidos. Está bien organizada y bien interconectada, y los depredadores emplean técnicas de manipulación magistrales para obtener el control físico y mental de sus objetivos.

“Lo que vemos de los traficantes es que son muy, muy sofisticados, inteligentes y encuentran víctimas que están en una posición de necesidad y las explotan hasta un punto en el que sienten que tienen que conformarse con sus traficantes y para complacer a sus traficantes”, dijo Landrum. Las necesidades insatisfechas de esas víctimas podrían incluir dinero, amistad, o una relación, dijo.

Solo en Texas, más de 79,000 niños son objeto de tráfico con fines sexuales, según un estudio de la Universidad de Texas-Austin.

Antes de una operación, el equipo de Landrum busca en Internet anuncios e información relacionada con la prostitución.

“Nos dirigimos a las niñas que parecen ser menores de edad, o basándonos en un perfil y lo que hemos visto a través de nuestra capacitación y experiencia, hay ciertas pistas en sus publicaciones que nos llevan a creer que están siendo víctimas de tráfico”, dijo. “Y luego establecimos operaciones para apuntar a esas niñas, como víctimas”.

Cuando la víctima llegue al lugar para el supuesto trabajo, los oficiales usan vigilancia para identificar cómo fueron transportadas allí.

Una vez en la habitación, un oficial encubierto le dará a la mujer información sobre cómo dejar a su traficante y salir de esa vida. Luego, el oficial se asegura de que se atiendan las necesidades médicas inmediatas antes de entregárselas a un representante de un grupo sin fines de lucro contra el tráfico de personas, que se encuentra en el lugar con el oficial encubierto.

Dos veces al mes, durante las operaciones conjuntas con las ciudades y condados circundantes, el equipo se pondrá en contacto con un promedio de al menos 16 víctimas potenciales.

De ellos, generalmente rescatan de tres a cinco víctimas.

El grupo sin fines de lucro puede ayudar a conectar a la víctima con vivienda, cobertura médica, servicios de adicción a las drogas, y asistencia psicológica.

Aquellos que rechazan la asistencia aún reciben recursos que pueden usar en el futuro para dejar a su traficante.

“Y si los volvemos a encontrar, haciendo lo mismo, todavía en esa vida, entonces los ponemos como objetivo por segunda vez, con la esperanza de que podamos llevarlos a tratamiento y recuperación”, dijo Landrum. “A veces se necesitan dos o tres veces para rescatarlos y realmente sacarlos de allí”.

El equipo de Landrum también realiza operaciones encubiertas dirigidas a compradores. A mediados de abril, detuvieron a 27 compradores en una operación de dos días.

Salir de esa vida

Landrum dijo que, de las mujeres que rescatan, algunas salen de esa vida y otras no.

“Es difícil derribar esos muros. Una vez más, estamos volviendo a la psicología, la fisiología y todo lo que acompaña eso”, dijo. “Además del lado de la adicción, eso lo hace realmente difícil, porque una chica que tiene un apego mental y emocional, posiblemente una adicción, [y estás] tratando de sacarla de un estilo de vida que apoya esas dos avenidas”.

Pero también Landrum ha visto florecer a quienes salen.

“Verlas tres meses después–[y ver que] tienen un trabajo, ya no consumen, no están lidiando con la violencia, no están lidiando con las amenazas en su contra–es asombroso. Absolutamente increible. Y eso es lo que hace que nuestro trabajo sea satisfactorio”, dijo.

“Vale la pena si podemos salvar una vida”.

Para ayuda

Línea directa nacional contra el tráfico de personas

humantraffickinghotline.org
1-800-373-7888
Texto: 233-733

Childproof America

ChildproofAmerica.org
1-833-546-8253

Siga a Charlotte en Twitter: @charlottecuthbo

Siga a Charlotte en Parler: @charlottecuthbo


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.