Residente: Condado rural de China sufre más de 1000 muertes en reciente brote

Por Sophia Lam
20 de Enero de 2023 5:37 PM Actualizado: 20 de Enero de 2023 5:37 PM

Si bien los medios de comunicación informan con frecuencia sobre las muertes en las principales ciudades chinas, la situación de la pandemia en las regiones rurales y remotas del país atrae poca atención.

Recientes publicaciones en Internet y videoclips de corta duración, debido a la estricta censura de información del Partido Comunista Chino (PCCh), muestran una triste situación en el campo.

En un video visto por The Epoch Times, docenas de ataúdes están alineados en un pasillo, esperando ser llevados a los cementerios locales. La gente se amontona en una carretera rural y es imposible ver el final de la cola. Se escucha a alguien decir en el dialecto local: “¡No hay prisa, gente!”.

En otro video corto, se ve a personas de diferentes familias en ceremonias fúnebres, en las que una familia aparece de cerca a la otra.

Los residentes afirman que las escenas de los videoclips se han vuelto comunes recientemente en los condados y áreas rurales de Shaoyang.

Residente: Muchos ancianos han muerto

“En esta pequeña ciudad nuestra, más de 1000 personas han muerto desde diciembre, y muchas de ellas son personas mayores”, dijo Tang Ling, residente de Shaoyang, una ciudad en la provincia central china de Hunan, a la edición en chino de The Epoch Times, el 18 de enero en una entrevista telefónica.

Según su sitio web oficial, Shaoyang es una ciudad montañosa a nivel de prefectura ubicada en el suroeste de la provincia, que administra tres distritos, dos ciudades a nivel de condado y siete condados, y tenía una población de 8.22 millones de habitantes hasta finales de 2021.

Tang vive en un condado que tiene unos 600,000 habitantes. Dijo que el recuento de 1000 muertos era solo una estimación, ya que el gobierno no publica un número real. La gente nunca sabe el verdadero número de muertos, que podría ser incluso mayor que el estimado, según Tang.

“Vemos gente todos los días subiendo ataúdes por la colina hasta los cementerios locales; y los precios de los ataúdes son al menos el doble de los precios anteriores, con algunos incluso cuatro veces más altos que antes del reciente brote”, dijo Tang.

Dijo que conoció una familia en la que fallecieron dos hermanos de unos 50 años y otra familia que perdió a los padres y un hijo. En un momento, vio al menos a cuatro familias en la misma calle celebrando ceremonias fúnebres, agregó Tang.

Tang dijo que la gente local aún sigue sus antiguas tradiciones y entierra a sus seres queridos en lugar de incinerarlos.

Shaoyang es el hogar de 44 grupos étnicos, según el sitio web oficial del gobierno local. En un informe de 2021, la oficina municipal de asuntos civiles admitió que “las costumbres funerarias tradicionales son difíciles de cambiar” y que, al tiempo que promovía las cremaciones, tenía que “respetar las costumbres funerarias de 10 minorías étnicas, incluidas las hui, uigures, kazajas, kirguís, uzbeco, tayiko, tártaro, salar, dongxiang y bao’an”.

Un hombre prepara frijoles afuera de su casa en un pueblo cerca del río Amarillo, en el condado de Lankao, provincia de Henan, el 28 de septiembre de 2017. (Greg Baker/AFP/Getty Images)

En cuanto a las ceremonias fúnebres, los lugareños suelen celebrar un funeral de tres a cinco días por sus seres queridos fallecidos, tras lo cual llevan al difunto en un ataúd hasta la tumba en una colina cercana, elegida por un experto en feng shui.

Tang dijo que ha visto a muchos pacientes rurales infectados de COVID-19, durante el reciente brote, literalmente esperando su muerte debido a la falta de recursos médicos y seguro médico. Le preocupa que, con la proximidad del Año Nuevo chino, las personas que trabajan en ciudades más grandes regresen a casa para las reuniones familiares durante las vacaciones de año nuevo, lo que resultará en otro posible pico de infección.

Residente: Hay demasiadas muertes en el condado

La ciudad natal de Tang se encuentra entre las regiones de Hunan más afectadas por la reciente pandemia.

Li Chun, residente de la remota aldea de Shaoyang, dijo que su condado tiene solo unos 100,000 habitantes. “Pero vemos tantas muertes todos los días, de seis a ocho muertes, en la capital del condado”, le dijo Li a The Epoch Times el 17 de enero. Dijo que, durante el pico de muertes, los cobertizos para las ceremonias funerarias estaban a solo 600 pies de distancia unos de otros en el centro de la ciudad de su condado.

Li dijo que su familia solía tener cinco padres mayores. Su cuñado acaba de perder a su madre hace días. El padre de Li está hospitalizado y sus pulmones han perdido todo su funcionamiento, dijo Li.

“Ahora depende de la oxigenoterapia para mantener su vida; podría morir en cualquier momento”, dijo Li con tristeza.

Con tantas muertes recientes, el gobierno del condado carece de terrenos para la creciente demanda de tumbas y ahora está construyendo un crematorio local para quemar los cuerpos, le dijo Li a The Epoch Times.

Residente: Hay rencor contra el PCCh por la entrega parcializada de recursos médicos

Li Xiang, residente de Shaoyang, le dijo a The Epoch Times en una entrevista el 17 de enero que a las ciudades más pequeñas se les asignan muchos menos recursos médicos, por lo que es probable que las aldeas y las regiones rurales reciban el mismo trato. Criticó al régimen comunista por las diferencias en el nivel de atención médica en las áreas rurales en comparación con las regiones urbanas.

“Ha habido un resentimiento creciente [contra el régimen comunista] entre los chinos. Incluso los empleados del gobierno guardan rencor contra las medidas de cero-COVID de tres años porque sus familias también sufrieron los cierres y sus padres fallecieron durante estos tres años”, dijo Li.

“Un amigo mío, que es funcionario del gobierno, me dijo: ‘El partido comunista [chino] colapsará pronto’”, agregó Li.

La planificación central de recursos del régimen comunista chino, incluidos los recursos médicos, educativos y de bienestar se ha inclinado en contra de la población rural.

Según Radio Free Asia (RFA) en enero, el 77 por ciento de las camas de cuidados intensivos de China se asignan a instituciones médicas terciarias ubicadas en capitales de provincia y ciudades a nivel de prefectura, y el otro 23 por ciento de las camas también se colocan básicamente en grandes ciudades. RFA informó que el 68 por ciento de las personas mayores de 65 años o más viven en pueblos y aldeas, cuyos hijos no viven con ellos. No se transfieren muchos casos graves a hospitales de condado y muy pocos a hospitales terciarios. Si China hubiera gastado incluso el uno por ciento de sus gastos de cero-COVID en la construcción médica rural, se podrían haber evitado algunas muertes rurales, según RFA.

Lin Cenxin y Yi Ru contribuyeron a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.