Residentes de Wuhan y grupos internacionales homenajean a médico chino en aniversario de su muerte

Por Frank Fang
07 de Febrero de 2021
Actualizado: 07 de Febrero de 2021

Miles de internautas chinos y decenas de grupos de derechos de todo el mundo rindieron homenaje al médico denunciante chino Li Wenliang durante el fin de semana tras cumplirse el primer aniversario de su muerte.

Li, un oftalmólogo, fue uno de los ocho denunciantes que acudieron a las redes sociales chinas a finales de diciembre de 2019 para advertir de un brote de “neumonía desconocida” en la ciudad china de Wuhan. Las autoridades locales no valoraron positivamente la advertencia y solo confirmaron el brote después de que los posteos de los médicos se hicieran virales.

Li fue citado en una comisaría de policía el 3 de enero y amonestado por “propagar rumores”.

En la comisaría, Li fue obligado a firmar una “declaración de confesión”. El documento le acusaba de “perturbar el orden social” y de “infringir la ley” por sus actividades en internet. Advertía a Li de que sería “castigado por la ley” si seguía realizando esas “actividades ilegales”.

El 1 de febrero del año pasado, Li recurrió a su cuenta de la red social Weibo para anunciar que había dado positivo en el test de COVID-19, una enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), conocido comúnmente como nuevo coronavirus. Contrajo el virus al tratar, sin saberlo, a un paciente infectado en el Hospital Central de Wuhan.

Ese posteo de Weibo resultó ser el último de Li, ya que falleció en la madrugada del 7 de febrero.

Desde la muerte de Li, varios internautas chinos han visitado regularmente el mismo posteo de Weibo para dejarle mensajes, como por ejemplo para desearle un feliz Año Nuevo.

Su posteo de Weibo se vio inundado por miles de comentarios durante el fin de semana. El 7 de enero, un internauta de Wuhan escribió: “Anoche, mis amigos y yo pasamos por el Hospital Central [de Wuhan]. Todos pensamos en ti y nos dolió el corazón. El tiempo vuela y ya ha pasado un año”.

Muchos cibernautas decidieron dejar comentarios con las propias palabras de Li: “Una sociedad sana no debe tener un solo tipo de voz”. Li hizo este comentario durante una entrevista en enero de 2020 con el medio chino Caixin. Cuando le preguntaron qué opinaba sobre el castigo que las autoridades le habían impuesto, Li dijo que no estaba de acuerdo con “ejercer excesivamente el poder público” para interferir en la sociedad.

Un internauta de la ciudad de Guangdong, en el sur de China, dejó este mensaje: “Hoy lloro. En este ambiente actual para expresarse, siento que tragedias como la suya [la de Li] volverán a ocurrir”.

Días antes del primer aniversario de la muerte de Li, la Sra. Fang, una residente de Wuhan que no quiso dar su nombre completo, dijo que todavía había muchas preguntas sin respuesta sobre el brote inicial en China, durante una entrevista con el medio afiliado a The Epoch Times NTD.

“¿Quién impidió [a Li y a otros] decir a la gente lo que sabían?”, dijo Fang. “Como residentes de Wuhan, no sabemos nada. ¿Cómo es que seguimos sin saber nada después de más de un año?”

El régimen chino acabó llevando a cabo una investigación sobre el caso de Li y castigó a dos policías en marzo del año pasado por sus acciones “inapropiadas” al castigarle. Muchos se mostraron insatisfechos con los resultados de la investigación, diciendo que los dos agentes eran meros chivos expiatorios.

Fang también cuestionó por qué la prensa estatal china afirmó en un principio que el virus no era contagioso, señalando que no había sido castigada por hacer correr rumores.

La prensa estatal china no reconoció que el virus podía propagarse entre la gente hasta el 20 de enero del año pasado.

Fang añadió que, debido a la censura de internet en China, no puede publicar sus opiniones en las redes sociales.

Dijo que era anormal que una sociedad tuviera un solo relato. Añadió: “Un gobierno que no está sometido a ninguna supervisión hace que sus funcionarios se atrevan a hacer cualquier cosa”.

Muchos funcionarios estadounidenses han expresado su apoyo a Li.

La Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China (CECC) utilizó Twitter para recordar a Li el domingo.

“El gobierno chino debe permitir que el Dr. Li sea recordado en libertad y que se honre este triste aniversario siendo completamente transparente sobre el origen y la propagación del virus”, escribió la CECC.

El 5 de febrero, el representante estadounidense Roy Chip (R-Texas) presentó una resolución (H.R.896), en la que se pide al Congreso que conceda a Li, a título póstumo, la Medalla de Oro del Congreso, la más alta condecoración civil que otorga el Congreso. La resolución fue copatrocinada por otros nueve legisladores republicanos, entre ellos Scott Perry (R-Pa.), Gregory Steube (R-Fla.) y Dan Crenshaw (R-Texas).

Roy presentó una resolución similar en abril del año pasado.

Para honrar a Li, varios congresistas republicanos presentaron el año pasado un proyecto de ley para cambiar el nombre de la calle situada frente a la embajada china en Washington por el de “Plaza Li Wenliang”.

Fuera de Estados Unidos, muchos grupos y organizaciones de derechos publicaron tuits para recordar a Li, entre ellos Hillel Neuer, director ejecutivo de U.N. Watch; el Dr. Maurizio Cecconi, presidente de la Sociedad Europea de Medicina Intensiva (ESICM); Theresa Fallon, directora del grupo de expertos con sede en Bruselas Centre for Russia Europe Asia Studies; y Kennth Roth, director general de Human Rights Watch.

“Un año después de la muerte del médico chino Li Wenliang, otros que hablaron sobre la pandemia de la #COVID19 siguen siendo blanco de ataques. China debe poner fin a la represión de la libertad de expresión”, escribió Amnistía Internacional en Twitter.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS