Residentes en ciudad china denuncian que autoridades están ocultando la gravedad del brote de COVID-19

Por Alex Wu
19 de Enero de 2021 10:33 PM Actualizado: 19 de Enero de 2021 10:36 PM

Las autoridades han ocultado la gravedad del reciente aumento de las infecciones por COVID-19 en Qiqihar, la segunda ciudad más grande de la provincia de Heilongjiang, en el noreste de China, dicen los residentes locales. The Epoch Times entrevistó a los residentes de Qiqihar el 18 de enero y se enteró de que la ciudad ha estado cerrada desde la semana pasada y que las autoridades sellaron muchos edificios residenciales como parte de las medidas para frenar la propagación del virus del PCCh.

El distrito de Ang’angxi de Qiqihar ha estado cerrado desde el 12 de enero luego de que tres residentes dieron positivo al virus del PCCh (Partido Comunista Chino), que causa el COVID-19. Los tres regresaron del condado de Wangkui, el epicentro de la última ronda del brote de COVID-19 en la provincia de Heilongjiang. Cuatro de sus contactos cercanos también dieron positivo por el virus. Estas siete personas viven en la misma comunidad en el distrito de Ang’angxi.

Un residente de Qiqihar, que solicitó el anonimato debido a preocupaciones de seguridad, confirmó que la ciudad ha estado en un estado de cierre real desde la semana pasada debido a la pandemia de COVID-19. Le dijo a The Epoch Times que los trenes y autobuses han detenido el servicio, los lugareños no pueden viajar, la entrega exprés se ha suspendido, los centros comerciales y restaurantes están cerrados y solo algunas tiendas pequeñas están abiertas. “Todo el trabajo se ha detenido. Solo pueden salir policías, funcionarios y quienes tengan pases especiales”.

Él cree que la situación pandémica en Qiqihar es grave. Las autoridades locales dijeron que había más de 20 infecciones asintomáticas, sin embargo él supuso que un cierre a gran escala en toda la ciudad contradecía los datos oficiales.

“El gobierno no lo informa en absoluto. De hecho, la situación es muy grave. He notado que todos los informes tratan sobre epidemias en Hebei. Pero hay muy pocos informes sobre la epidemia en la provincia de Heilongjiang en el noreste, solo unos pocos sobre Harbin [la capital provincial]. No se menciona Qiqihar, a pesar de lo grave que es aquí”, dijo.

También reveló que Qiqihar ha estado realizando pruebas masivas de ácido nucleico desde la semana pasada. En algunos casos, los residentes tienen que esperar al aire libre en largas filas durante todo un día, a pesar de las gélidas temperaturas.

Además dijo que se han cerrado muchas áreas residenciales, incluida la comunidad de Beijiang Yayuan donde vive.

Las puertas de entrada de los edificios residenciales en Qiqihar están cerradas, dejando a muchas personas atrapadas dentro de sus hogares. (Izq.) Un edificio residencial en la comunidad de Beijiang, Yayuan. (Der.) Un edificio residencial en la comunidad de Changxinyuan. Enero de 2021. (Proporcionado por los entrevistados a The Epoch Times)

Y dijo que alrededor de la 1 a.m. del 18 de enero, la puerta de la entrada de un edificio residencial en la comunidad de Beijiang Yayuan fue soldada. Tres días antes, se cerró la puerta de un apartamento dentro del edificio. Y ahora, hay muchos edificios que están sellados.

“Tres días después de que se sellara un apartamento en el edificio, todo el edificio también fue sellado hoy a la 1 a.m. [Ene. 18]. No hay guardias de seguridad afuera, pero la puerta de la entrada está sellada y soldada con placas y barras de metal. Este edificio tiene seis pisos y dos viviendas en cada piso. Escuché que uno de los hogares estaba en contacto cercano con una persona que podría estar infectada [con el virus]. Pero el estrecho contacto aún no se ha confirmado como positivo. Hay muchos, muchos edificios que han sido soldados como este hoy”, dijo.

“La oficina comunitaria del gobierno no proporcionó ninguna explicación ni aviso, y nadie contesta el teléfono en la oficina”, agregó.

Según el residente, luego de que las autoridades sellaron el edificio, la administración de la propiedad de la comunidad de Beijiang Yayuan dijo a los residentes: “No podemos quitar el sello, ni las placas de metal y ni las barras que están soldadas en las puertas. Y no podemos pasar cosas adentro”.

No se pudo contactar a la oficina del gobierno de la comunidad para hacer comentarios.

The Epoch Times obtuvo un video de un edificio residencial sellado en la comunidad de Changxinyuan en Qiqihar, y un residente pasaba comida del exterior con una cuerda.

Otros residentes hablaron con esta edición y compartieron sobre sus condiciones de vida actuales.

“La gente del edificio no puede salir. Después de que se selló el edificio, [nosotros] no sabemos cómo comprar verduras y artículos de primera necesidad. Las cosas solo se pueden pasar por las ventanas. Pero es difícil traer las cosas”.

Debido al cierre de toda la ciudad, los residentes están comprando en pánico y los precios de muchos artículos se han disparado.

Un residente dijo: “Las cosas en los supermercados desaparecerán si llegas tarde. Hay artículos limitados todos los días y son muy caros”.

Con información de Hong Ning y Zhang Yujie.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Descubra

La cronología del encubrimiento del COVID-19 hecho por el régimen chino

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.