Residuos médicos de China alcanzan un nivel nunca visto en la historia de la humanidad, según experto

Por Winnie Han
28 de Junio de 2022 3:07 PM Actualizado: 28 de Junio de 2022 3:07 PM

Recientemente, el Partido Comunista Chino (PCCh) anunció planes para exigir a las ciudades con al menos 10 millones de habitantes la instalación de cabinas de pruebas a menos de 15 minutos a pie de cada residente.

Sin embargo, los expertos advirtieron que los residuos médicos de China, que ya han alcanzado un nivel sin precedentes, podrían convertirse en una fuente potencial de infección secundaria que amenace tanto a la población como al medio ambiente.

Luo Hailin, subdirector de la Oficina de Ecología y Medio Ambiente de Shanghai, reveló recientemente que la ciudad ha eliminado unas 68,500 toneladas de residuos médicos desde el 1 de marzo.

“La cifra más alta fue de 1400 toneladas al día, que es seis veces superior a la habitual”, dijo Luo en una rueda de prensa el 24 de mayo.

Esta cifra era similar a la comunicada por la televisión estatal del PCCh, la Televisión Central China (CCTV), que afirmó que los residuos médicos generados en Wuhan se habían sextuplicado durante los tres primeros meses del COVID-19 en un documental del 30 de marzo de 2020.

En una entrevista con la Agence France-Presse (AFP), Li Yifei, experto en estudios medioambientales de la Universidad de Nueva York de Shanghái, advirtió que la cantidad de residuos médicos que se generan de forma rutinaria en China está a un nivel “nunca visto en la historia de la humanidad”.

Los residuos médicos suponen un peligro para la salud

Según un artículo titulado “El mantra de las pruebas a gran escala en China está construyendo una montaña de residuos”, publicado por Voice of America, los residuos médicos masivos generados como resultado de las políticas de movilización extrema del PCCh y de cero COVID se han convertido en una carga para la economía local y suponen una amenaza para el medio ambiente y la salud humana.

Además, las mascarillas desechadas, los kits de pruebas usados, las batas médicas y otros equipos de protección podrían convertirse en una fuente de infecciones secundarias.

Li Yanming, un comentarista de asuntos chinos radicado en Estados Unidos, declaró a The Epoch Times que los residuos médicos podrían dañar gravemente el medio ambiente y la salud humana si no se eliminan adecuadamente.

Además, Wang, enfermera jefe de un hospital de Tianjin, declaró a The Epoch Times que los residuos médicos se dividen en cinco categorías: químicos, físicos, farmacéuticos, patológicos y que los objetos punzantes, y una incineración inadecuada liberarán en el aire compuestos orgánicos tóxicos que se convierten en contaminantes atmosféricos secundarios.

Métodos de eliminación cuestionables

Yang Guiyuan, doctor en medicina por la antes conocida como Primera Universidad Médica Militar de Guangzhou, declaró a The Epoch Times que la eliminación de residuos médicos cuenta con procedimientos sofisticados y normas estrictas, razón por la cual figura en los primeros puestos del Inventario Nacional de Residuos Peligrosos de China de 2021.

Sin embargo, según el artículo titulado “Los desechos médicos se multiplican por seis, cómo eliminarlos correctamente”, publicado por el People’s Daily del PCCh el 20 de junio, es típico que los “grandes blancos”, apodo dado a los ejecutores de la política por el COVID-19 de China, desechen los equipos de protección usados y los kits de pruebas en los cubos de basura residenciales. Además, los residuos médicos recogidos a menudo no se recogían durante un periodo prolongado.

El artículo también señalaba que se genera aproximadamente una tonelada de residuos médicos por cada 200,000 pruebas por COVID-19 realizadas, lo que, según el esquema de la estrategia contra el COVID-19 del PCCh, se traduce en miles de toneladas de residuos médicos producidos diariamente en todo el país.

Productos de consumo a partir de residuos médicos

En un documental de marzo de 2019, la cadena de televisión estatal CCTV reveló una red clandestina en la que los residuos médicos reciclados se vendían ilegalmente y se utilizaban para fabricar cubiertos desechables y juguetes para niños.

Según el documental, los pellets de plástico, triturados y descompuestos a partir de bolsas de soluciones usadas, bolsas de sangre y otros residuos médicos sin proceso de sanitización, eran utilizados por los fabricantes para crear productos como vasos, bolsas, cubos, cajas y juguetes.

Debido a su bajo coste, estos productos son los preferidos por las tiendas y propietarios de restaurantes de toda China.

Sin embargo, Sunday Kiss, una de las plataformas para padres más populares de Hong Kong, advirtió de los posibles riesgos biológicos asociados al reciclaje inadecuado de residuos médicos.

“Podrían contener productos químicos nocivos, residuos radiactivos y agentes patógenos hasta mil veces más que la típica basura doméstica”, señalaba el artículo. “Es muy probable que transmitan enfermedades sin un proceso de sanitización adecuado”.

Con información de Ellen Wan.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.