Respuesta china a viaje de Pelosi a Taiwán es “amenaza vacía”, dice exfuncionario de Depto. de Estado

Por Andrew Thornebrooke
29 de Julio de 2022 11:37 AM Actualizado: 29 de Julio de 2022 11:37 AM

Un viaje propuesto a Taiwán por la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, provocó una especie de acontecimiento diplomático esta semana, ya que funcionarios de la administración y expertos discreparon públicamente sobre la utilidad del viaje en medio de las crecientes amenazas de la China comunista.

La Casa Blanca aclaró posteriormente que Pelosi estaba recibiendo información militar estándar sobre la situación de seguridad en relación con Taiwán.

“Es una rutina para nosotros cuando ella viaja al extranjero proporcionarle datos y análisis, contexto, realidades geopolíticas a las que se va a enfrentar dondequiera que vaya”, dijo John Kirby, funcionario del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

“Aquí siempre hay cuestiones de seguridad en torno a sus viajes, también, en las que a veces participa el Departamento de Defensa, dependiendo de dónde vaya y de cuánto tiempo va a permanecer y de cuáles son las amenazas y los desafíos”.

Los dirigentes comunistas chinos amenazaron con “medidas contundentes” contra Estados Unidos y Taiwán si el viaje de Pelosi sigue adelante. Tras esas declaraciones, el presidente Joe Biden dijo públicamente que ese viaje “no era una buena idea” y sugirió que el ejército estaría en contra.

Las declaraciones de Biden sorprendieron a los legisladores y expertos por igual, quienes consideraron que tanto el presidente como el ejército se extralimitaban al intentar controlar los viajes personales de un miembro del Congreso en servicio activo.

Por su parte, Pelosi expresó cierta confusión sobre las declaraciones de Biden y señaló que puede que al ejército le preocupe que las fuerzas chinas derriben su avión si intenta aterrizar en Taiwán. Desde entonces, el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Mark Milley, prometió que Pelosi recibiría una escolta militar en caso de visitar la isla, lo que hizo temer que China pueda lanzar un ataque militar cerca de Taiwán.

Sin embargo, la discusión pública sobre la posibilidad de que Pelosi viaje a Taiwán podría ser una preocupación de seguridad mucho mayor que la visita misma a Taiwán.

“La gente tiende a irse a los extremos cuando piensa en una acción militar”, dijo el general David Stilwell, ex subsecretario de Estado para Asuntos de Asia Oriental y el Pacífico, en declaraciones a NTD, una filial de The Epoch Times. “Además si uno mira la historia de las respuestas militares [chinas], y especialmente en la situación de Taiwán, estas han sido silenciadas”.

“[Mientras tanto] sobre las cosas nosotros estamos hablando de nosotros al abierto y lo estamos haciendo muy públicamente. Nuestros debates internos deben seguir siendo internos”.

El exsubsecretario de Estado estadounidense David Stilwell, en Washington el 21 de junio de 2022 (Matthew Pearson/CPI Studios)

En cuanto a las diversas amenazas del régimen chino contra Taiwán, Estados Unidos y la propia Pelosi, Stilwell indicó que se trataba en su mayoría de palabrería y que esas amenazas vacías están rebajando cada vez más la posición de Beijing en la escena mundial.

“Ellos [China] siguen desempeñando el papel de potencia media de segundo nivel”, dijo Stilwell. “Ellos siguen con esa mentalidad de no ser una gran potencia. Se observa cómo hacen promesas o cómo violan los acuerdos. Son cosas que una potencia media puede hacer sin consecuencias reales”.

“Pero como gran potencia, las amenazas vacías, cuando se demuestra que son vacías, sin intención de probarlas, se les hace más difícil crear realmente el efecto disuasorio deseado en futuras amenazas”.

En todo caso, según Stilwell, la retórica cada vez más belicosa de Beijing, que incluye amenazas directas de guerra, acaba por socavar el gobierno comunista de China, ya que otras naciones dejarán de tomarlos en serio.

En cuanto a las acusaciones del líder chino Xi Jinping, realizadas durante una llamada con Biden el 28 de julio, de que Estados Unidos estaba de alguna manera “jugando con fuego”, el ex subsecretario dijo que Estados Unidos mantenía sus compromisos y, por tanto, no tenía nada que temer de China.

“Estas son solo amenazas ociosas, vacías y huecas, [destinadas] a hacernos retroceder gratuitamente”, dijo Stilwell a continuación.

“Nosotros sabemos a ciencia cierta que lo que estamos haciendo no viola en absoluto nuestros compromisos, porque los cumplimos”.

El PCCh mantiene que Taiwán es una provincia escindida de China. Xi ha prometido unir la isla con el continente y no ha descartado el uso de la fuerza para lograrlo. Por su parte, Taiwán se autogobierna desde 1949, nunca ha estado bajo el control del PCCh y cuenta con una próspera democracia y una economía de mercado.

Estados Unidos no mantiene relaciones diplomáticas formales con Taiwán, pero está obligado por la Ley de Relaciones con Taiwán a proporcionarle las armas necesarias para su autodefensa. Washington también mantiene una doctrina de “ambigüedad estratégica” en la que no confirma ni desmiente si defendería a Taiwán en caso de invasión china.

Por su parte el funcionario de la Casa Blanca, Kirby, reiteró que la mayor parte del apoyo militar que está recibiendo Pelosi está en línea con lo que siempre se esperaría de una situación así, aunque esta situación en particular se desarrollara mucho más públicamente de lo normal.

“Cada vez que un miembro del Congreso viaja, compartimos con ellos la información geopolítica que está ocurriendo en el país, en la región; la situación de seguridad nacional”, dijo Kirby. “No importa si es Taiwán o cualquier otro lugar del mundo, nosotros compartimos esa información y así dejamos muy claro lo que está ocurriendo actualmente, en ese momento”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.