Revelan cómo Maduro utilizó a los médicos cubanos para coaccionar a los votantes venezolanos

Por Jesús de León – La Gran Época
17 de Marzo de 2019 Actualizado: 17 de Marzo de 2019

Para mantener su control sobre Venezuela Nicolás Maduro y sus partidarios utilizaron a los médicos cubanos que se encuentran en ese país, para por medio de la coacción contra la población venezolana incluso contra pacientes de enfermedades crónicas, obtener votos a favor de Maduro a cambio de asistencia médica.

Dieciséis médicos cubanos que fueron entrevistados por New York Times describieron como las misiones médicas de Cuba conforman un sistema de manipulación política que utilizan estos servicios para asegurar votos para el gobernante Partido Socialista por medio de la coerción.

De sus testimonios se csupo que se utilizaron muchas tácticas que van desde simples recordatorios para votar por el gobierno hasta negar el tratamiento a los miembros de la oposición con dolencias que ponen en peligro sus vidas.

Los médicos cubanos dijeron que se les ordenó ir “de puerta en puerta” a los barrios empobrecidos ofreciendo medicamentos y advirtiendo a los residentes que se les cortaría el acceso a los servicios médicos si no votaban por Maduro o sus candidatos.

Otros dijeron que sus superiores les ordenaron que emitieran las mismas amenazas durante las consultas a puertas cerradas con pacientes que buscaban tratamiento para enfermedades crónicas.

Una ex supervisora cubana dijo que a ella y a otros trabajadores médicos extranjeros se les entregaron tarjetas de identificación falsificadas para votar durante una elección. Mientras que otro médico dijo que a ella y a otros de sus colegas se les dijo que dieran instrucciones precisas para votar a los pacientes ancianos, cuyas enfermedades los hacían particularmente fáciles de manipular.

La mayoría de estos médicos hablaron sin dar a conocer sus identidades por temor a sufrir represalias.

No es la primera vez que las misiones médicas cubanas son denunciadas en el mundo.

Según un artículo publicado por la Wharton School de la Universidad de Pennsylvania, en el 2015 había 37,000 profesionales cubanos de la salud trabajando en 77 países. Citando a funcionarios cubanos no identificados, el documento alega que estos profesionales generaron unos 8,000 millones de dólares ese año para el régimen comunista de la isla.

La exportación de médicos fue un instrumento de política exterior cubana desde los años 60, tras la revolución que llevó al poder a Fidel Castro, y en los últimos años se ha acentuado en América Latina y África, señalan expertos.

Médicos cubanos de la misión Barrio Adentro participan en un desfile militar en el patio del Fuerte Tiuna en Caracas. Foto de ANDREW ALVAREZ/AFP/Getty Images.

Maduro en las elecciones de 2013, 2015 y 2018

Cuando las elecciones del 14 de abril de 2013 Maduro ganó con el 50,6 por ciento de los votos, uno de los márgenes más estrechos en años.

Ese día, según contó uno de estos médicos entrevistados por New York Times, fue testigo de cómo los funcionarios abrían urnas y manipulaban los votos, incluso destruyendo las boletas que elegían a la oposición. Otra dijo que a ella y a otros médicos se les pidió que votaran con identificaciones de identidad falsas.

En 2015, los vientos en contra de Maduro habían aumentado. Los precios del petróleo y la producción estaban bajando. La escasez de bienes básicos había comenzado. La oposición buscaba el control de la legislatura, y parecía encaminada a la victoria.

“Debido a que la oposición tenía posibilidades de ganar nos dieron el trabajo de comprar votos”, dijo Raúl Manuel, un médico cubano que ahora se encuentra en Brasil. “¿Comprar votos en qué sentido? Salir con medicinas”, señaló.

El doctor Manuel dijo que fue enviado a Barinas el estado donde nació Chávez pero que había comenzado a volverse contra el Partido Socialista.

El día de las elecciones “a nosotros los médicos nos pidieron que le diéramos nuestros uniformes extras a la gente”, dijo.

“Los médicos falsos incluso estaban dando medicamentos, sin saber qué eran ni cómo usarlos”, agregó.

“Estaban poniendo en peligro la vida de muchas personas, la vida de los niños, todo para ganar votos”, dijo el Manuel.

El diario argentino Infobae en diciembre de 2017 entrevistó a 2 médicos cubanos que pasaron varios años en Venezuela como parte de estos programas de intercambio de salud por dinero y petróleo, y que luego de descubrir la estafa de ese programa desertaron.

Según Alioski Ramires, uno de ellos, durante los periodos electorales los médicos tienen actividades específicas, que pueden ser consideradas una gran intromisión de Cuba en la vida civil y democrática venezolana.

“Cuando fueron las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015, nos forzaron a conseguir 10 pacientes que nos dijeran verbalmente que iban a votar por el gobierno. Luego nos pusieron a vigilar los centros de votación, y debíamos preguntarle a la gente a quién había votado. Nos dieron un teléfono para ir reportando lo que pasaba. Era una manipulación total”.

Yansnier Arias uno de los médicos entrevistados por New York Times, narró como con la reelección de Maduro en juego no se permitió que todos los pacientes recibieran tratamiento.

“Un paciente de 65 años con insuficiencia cardíaca ingresó a su clínica y necesitaba oxígeno urgentemente”, dijo. “Los tanques estaban listos en otra habitación”, recordó.

Pero dijo que sus superiores cubanos y venezolanos le dijeron que usara el oxígeno como arma política: No para emergencias médicas ese día, sino para ser repartidas más cerca de las elecciones, parte de una estrategia nacional para obligar a los pacientes a votar por el gobierno.

“El 20 de mayo de 2018 se acercaba”, contó, y el mensaje era claro: “Maduro necesitaba ganar, a cualquier precio”.

“Había oxígeno, pero no me dejaron usarlo”, dijo el doctor Arias, quien desertó del programa médico del gobierno cubano a fines del año pasado y ahora vive en Chile. “Tuvimos que dejarlo para las elecciones”.

A medida que se acercaba el día de las elecciones los médicos continuaron desplegándose en apoyo de Maduro.

“Vienen a tu casa, te hacen una serie de preguntas y empiezas a pensar que si contesto ‘no’ me pueden sacar de la atención de la salud. Te deja abrumado”, dijo un paciente que se negó a ser nombrado por temor a las represalias del gobierno, según New York Times.

Una doctora cubana del programa “Barrio Adentro” creado por el presidente venezolano Hugo Chávez, atiende a un paciente el 22 de febrero de 2005 en un barrio densamente poblado del oeste de Caracas. Foto de ANDREW ALVAREZ/AFP/Getty Images.

El 20 de mayo Maduro fue declarado ganador. Pero la comunidad internacional no reconoció las elecciones ni su triunfo, por fraudulentas.

La intervención cubana

El secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo durante la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU que se realizó en enero de 2019 a solicitud de EE. UU. para tratar el tema de Venezuela, se refirió a la intervención cubana en la nación petrolera.

“No existe un régimen que haya hecho más por perpetuar la pesadilla que vive el pueblo venezolano que el régimen de La Habana”, dijo el secretario de Estado y señaló que la intervención de Cuba solo ha empeorado las cosas en Venezuela.

“Seamos muy claros, la potencia extranjera que interviene hoy Venezuela es Cuba”, sentenció Pompeo.

La presencia de los cubanos en Venezuela data de la época de Hugo Chávez. Se consolidó durante los años en que de conjunto con el Foro de San Pablo diseminaban por todo el continente su llamado socialismo del Siglo XXI.

“Hablamos de una corrupción muy compleja, aquí hablamos de organizaciones criminales transnacionales. Todo esto originó que Venezuela fuera ocupada en cada una de las áreas”, aseguró a La Gran Época el exiliado presidente de la Corte Suprema de Justicia de Venezuela, el juez Miguel Ángel Martín.

Desde el año 2000, Cuba se vio beneficiada por el constante envío de barriles de petróleo por parte del régimen de Venezuela.

A cambio de la presencia en ese país de médicos cubanos y otros profesionales, Caracas envía a La Habana petróleo a precios subsidiados.

¡Es hora de que salgan los cubanos (…) ¡Fuera de las Fuerzas Armadas, y fuera de los puestos de decisión! Soberanía, respeto a la toma de decisiones”, pidió el presidente encargado Juan Guaidó.

Por otra parte, Guaidó anunció la suspensión del envío de petróleo a Cuba a raíz del apagón que sufrió Venezuela y del cual aun no se ha recuperado.

Son varios miles los médicos que decidieron dejar las diferentes misiones y no volver.

El gobierno cubano los castiga entonces. Los considera desertores y les prohíbe regresar al país por un plazo de ocho años. Casi nadie quiere realmente regresar a vivir allí, pero como muchos dejaron a familiares, solicitan que se los autorice a visitarlos.

**************************

A continuación:

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal. Memorias de un esclavo del comunismo es el viaje de un hombre que busca revelar lo que cree que lo ha mantenido a él y a su pueblo como rehenes durante demasiado tiempo.

TE RECOMENDAMOS