Revelan increíbles imágenes del desconocido y adorable gatito de arena del Sahara

Por Jesús de León – La Gran Época
17 de Noviembre de 2018 Actualizado: 18 de Noviembre de 2018

Acaban de publicar una secuencia pocas veces registrada en el reino animal, la de una camada de gatos de arena del desierto del Sahara, conocidos por su increíble belleza y ternura.

Conocidos también como “Felis Margarita”, las imágenes publicadas por NatGeo fueron captadas en octubre de 2016, aun así no dejan de llamar la atención tanto por su contenido como por la dificultad para obtenerlas. Este felino que habita en las arenas es muy difícil de encontrar.

El “Felis Margarita”, posee una característica que torna muy difícil su investigación, ellos suelen ser elusivos y apáticos al contacto humano, sin embargo, son reconocidos por su genuina belleza.

En este video se puede ver una camada, que al momento del registro, tenían entre 6 y 8 semanas de vida de acuerdo a datos del Sand Cats Sahara Research Team, el colectivo de científicos a cargo del hallazgo.

En las imágenes es posible distinguir los rasgos únicos del Felis Margarita: orejas triangulares más anchas de lo normal, sutiles manchas negras, pelaje pálido en tonos amarillos y una cola que puede alcanzar la mitad de la longitud de su cuerpo y cabeza.

La distribución del gato de arena es todavía incierta. Entre 1971 y 2000 solo se habían observado unos pocos especímenes en estado silvestre. Sin embargo, desde 2005 y con un número creciente de avistamientos en el Sáhara marroquí, se confirmó una presencia duradera de esta especie, según Wild Cat Conservation.

En el 2013, el Dr. Alex Sliwa y Gregory Breton hicieron un viaje autofinanciado al Sáhara marroquí y allí observaron gatos de arena (Felis margarita).

El 17 de julio de este año, el Dr. Alexander Sliwa compartió en el sitio de Facebook de ‘Sand Cats Sahara Research Team’, una imagen de uno de estos gatitos que continúa estudiando.

“Aquí está una de las gatas de arena que estamos siguiendo, fotografiada aquí, justo después de equiparla con su pequeño collar transmisor. Sus pupilas dilatadas absorben la poca luz disponible durante las noches sin luna en el desierto”, escribió Sliwa.

Te puede interesar:

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS