Robitussin y Dimetapp para niños son retirados debido a posibles riesgos de sobredosis

Por Agencia de noticias
20 de Junio de 2020
Actualizado: 20 de Junio de 2020

Padres tomen nota: GlaxoSmithKline Consumer Healthcare ha retirado voluntariamente tres lotes de sus jarabes infantiles para la tosRobitussin Honey Cough and Chest Congestion DM y Dimetapp Cold and Cough para niños— debido a que los productos tenían tazas dosificadoras incorrectas en sus envases.

Eso significa que los padres pueden sobredosificar accidentalmente a un niño poniendo demasiado jarabe en la taza.

Los síntomas de una sobredosis de cualquiera de los productos pueden incluir problemas de coordinación, presión arterial elevada, mareos, convulsiones, náuseas, vómitos, estreñimiento, diarrea, dolor abdominal, alucinaciones, entre otras complicaciones, según la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA).

Las reacciones adversas pueden ser reportadas a MedWatch, el programa de Información de Seguridad y Reporte de Eventos Adversos de la FDA. Los consumidores también pueden llamar a GlaxoSmithKline al 1-800-762-4675, de lunes a viernes, de 8:00 a.m. a 6:00 p.m., hora del este.

La compañía descubrió el error durante una revisión del empaque de los productos, anunció la FDA el jueves.

GlaxoSmithKline descubrió que a las tazas del jarabe para la tos Robitussin Honey para niños les faltaban las líneas para las graduaciones de 5 y 10 mililitros y a las tazas del Dimetapp para niños les faltaba la graduación de 10 mililitros. Las tazas de ambos productos solo tenían la graduación de 20 mililitros.

“Existe un riesgo potencial de sobredosis accidental si los cuidadores que dispensan el jarabe no notan las discrepancias entre las graduaciones impresas en las tazas de dosificación y las cantidades indicadas para ser administradas”, señaló la FDA en su anuncio.

“A la fecha del anuncio de retirada, GSK Consumer Healthcare no ha recibido ningún evento adverso relacionado con estos productos o quejas de los consumidores en relación con los vasos dosificadores incorrectos suministrados con el producto”, según la FDA.

Los lotes retirados se distribuyeron en todo Estados Unidos entre el 5 de febrero de 2020 y el 3 de junio de 2020. Incluyen:

  • Los lotes “02177” y “02178” para el Robitussin Honey Cough and Chest Congestion DM para niños (4 onzas), que expiran en enero de 2022.
  • Lote “CL8292” para Dimetapp Cold and Cough para niños (8 onzas), que expira en septiembre de 2021.

Advertencias contra ciertos medicamentos

Tanto la Academia Americana de Pediatría como la FDA han observado que los estudios muestran que muchos padres están mezclando demasiados medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado, y que están dando una sobredosis a sus hijos.

La FDA recomienda que los padres no den a los niños menores de 2 años ningún medicamento de venta libre y ningún medicamento a base de codeína para niños menores de 12 años. La Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños menores de 4 años no tomen medicamentos de venta libre, advirtiendo a los adultos que midan cuidadosamente las dosis.

Tos y COVID-19

Una constante y poderosa tos seca es un síntoma clave de COVID-19 para los adultos. La tos es molesta, una tos seca que se siente en lo profundo del pecho.

“No es un cosquilleo en la garganta. No es simplemente despejar la garganta. No solo está irritada”, dijo el Dr. William Schaffner, profesor de medicina preventiva y enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, en abril.

“Viene del pecho o del esternón, y puedes notar que tus bronquios están inflamados o irritados”.

Sin embargo, en los niños, la tos puede no ser el primer síntoma. A menos que el niño tenga una enfermedad subyacente como la diabetes, el asma, la obesidad o una afección inmunológica o cardíaca, por nombrar algunas, los primeros signos pueden ser síntomas del tracto digestivo.

Los padres deben llamar a sus pediatras inmediatamente para obtener una opinión médica, especialmente si el niño también tiene fiebre o antecedentes de exposición a esta enfermedad,

Algunas clases de tos podrían no requerir medicamentos

Para otros tipos de tos más comunes, probablemente no se necesite medicina para la tos de los niños o para uno mismo de todos modos.

“La mayoría de los casos de tos se resuelven con solo descansar y con remedios caseros”, dijo a CNN la Dra. Sharon Horesh Bergquist, internista de la Clínica Emory en Atlanta, en 2018. “Así que ese debe ser el punto de partida, a menos que haya señales de advertencia de algo más serio”.

Entre los signos de advertencia figuran la tos con gran cantidad de flema o la flema que se vuelve más espesa y oscura, la flema teñida de sangre, la fiebre, la dificultad para respirar y las sibilancias.

“Todas esas son señales de que es más probable que la causa sea una infección bacteriana que viral, como la bronquitis o la neumonía, o tal vez una afección médica subyacente”, dijo Bergquist. “Pero sin esos signos, por lo general está bien probar remedios caseros durante unos días”.

Remedios caseros

Lo mejor que se puede hacer para la tos es mantenerse hidratado, porque los líquidos diluyen la mucosidad y hacen que sea menos irritante para la garganta y más fácil de expulsar para los pulmones. Una ducha caliente de vapor, solución salina o gotas o spray de agua salada son otras opciones para humedecer los conductos nasales y diluir el moco.

Un humidificador de vapor frío, también llamado vaporizador, en la habitación de su hijo puede ayudar a hidratar los pulmones, pero hay que limpiarlo a diario. Los vaporizadores de agua caliente pueden quemar y por eso la Academia Americana de Pediatría no los recomienda.

El té, la sopa de pollo y la miel (ya sea consumida sola o añadida a las bebidas) también son buenos remedios caseros.

“La sopa de pollo tiene mucho valor si estás enfermo en general”, dijo Bergquist. “El calor y las especias abren los senos nasales. Para la tos, los líquidos calientes alivian la garganta y la miel es bastante efectiva. Los estudios han comparado la miel con algunos de los medicamentos de venta libre para la tos y han descubierto que funcionan igualmente bien”.

Sin embargo, mantenga la miel alejada de los bebés, ya que puede provocar botulismo infantil debido a la inmadurez del sistema digestivo del bebé. A la edad de un año, los intestinos de un bebé han madurado lo suficiente como para comer miel con seguridad.

La tos debería mejorar en unos días, con la mucosidad pareciendo más ligera y delgada, dijo Bergquist. Si eso no sucede, podría ser el momento de consultar a un médico.

The-CNN-Wire
™ & © 2020 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Nuevo brote del virus COVID-19 en Beijing, China

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS