Robo de propiedad intelectual por parte de China, un tema espinoso en negociaciones comerciales con EE.UU.

Por Emel Akan
05 de Noviembre de 2019 Actualizado: 05 de Noviembre de 2019

WASHINGTON – Todavía no está claro cuándo Estados Unidos y China firmarán la primera parte de un acuerdo comercial luego de la cancelación de la APEC en Chile, sin embargo un obstáculo en las conversaciones en curso es la postura de China sobre la propiedad intelectual. Este es uno de los temas más problemáticos en las negociaciones comerciales, ya que Beijing no “movería la aguja” demasiado para satisfacer las demandas de Estados Unidos, dice un experto en China.

Hubo optimismo después de que las dos economías más grandes del mundo anunciaran el 11 de octubre que habían alcanzado un acuerdo comercial parcial, en principio, sobre propiedad intelectual, servicios financieros y agricultura.

El presidente Donald Trump calificó el acuerdo como “un acuerdo de fase uno muy sustancial”, que suspendió las subidas de aranceles de octubre sobre los productos chinos. Beijing acordó aumentar las compras de productos agrícolas estadounidenses y avanzó en la apertura de sus mercados de servicios financieros a los bancos estadounidenses.

Sin embargo, todavía hay un sensación de escepticismo cuando se trata de las concesiones chinas sobre los derechos de propiedad intelectual (P.I.).

“Creo que en este momento se especula con que China pretende volver a reinventar las medidas que ya adoptó en el último año para fortalecer la P.I. en China”, dijo Jude Blanchette, presidente de Estudios sobre China en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), el 29 de octubre.

En una rueda de prensa organizada por el CCSI, Blanchette dijo que “la protección de la propiedad intelectual es una de las cuestiones más espinosas” en las negociaciones comerciales.

El año pasado, China aprobó una ley para mejorar el acceso al mercado y reforzar la protección de la propiedad intelectual. Sin embargo, hubo problemas con la aplicación de estas leyes. Y los problemas no se limitan a las reglas y el cumplimiento.

“Usted no solo tiene el robo de propiedad intelectual estatal, sino que también tiene un montón de robos de propiedad intelectual comercial que están ocurriendo. Y mucho de esto está sucediendo de una manera que está fuera de la capacidad del aparato regulador para atraparlo”, dijo Blanchette.

Señaló que sería muy difícil abordar todas las cuestiones relacionadas con la P.I. en la primera fase del acuerdo, y añadió que en una fase posterior habría más debates para “ver algo significativo”.

Trump indicó anteriormente que podría haber dos o tres fases en las conversaciones comerciales de China. Dijo que las negociaciones de la fase dos comenzarán “casi inmediatamente después” de la finalización del acuerdo de la fase uno.

Blanchette cuestiona la seriedad de Beijing en la protección de la propiedad intelectual extranjera.

“Creo que políticamente hablando, para China, no están buscando hacer —ya sea en la fase uno, fase dos o fase tres— grandes concesiones a Estados Unidos que socaven fundamentalmente la capacidad de los líderes del partido para lograr el crecimiento económico y la fuerza y el poder nacional”, dijo.

“Por eso hemos visto una y otra vez que China no ha movido la aguja en términos de lo que ofrece a Estados Unidos en la guerra comercial”.

Reunión en Chile

Los líderes de Estados Unidos y China esperaban firmar el acuerdo de la primera fase a mediados de noviembre en la cumbre de la Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Chile, pero el 30 de octubre la cumbre fue suspendida debido a los disturbios en el país.

Ambas partes estaban trabajando activamente para finalizar el acuerdo para su firma antes de esa fecha. Sin embargo, aún existen incertidumbres sobre el calendario de una reunión bilateral entre Trump y el mandatario chino Xi Jinping.

Trump dijo antes que ambas partes podrían adelantarse al cronograma previsto para firmar el acuerdo, pero no dio detalles sobre el momento.

El 28 de octubre, el South China Morning Post informó, citando a una fuente familiarizada con los acuerdos, que Trump y Xi tenían en principio programado reunirse y firmar el acuerdo el 17 de noviembre “si todo va bien”.

Sin embargo, la Casa Blanca negó tales reportes, diciendo a La Gran Época que no hay “ninguna reunión que anunciar en este momento”.

***

A continuación

El comunismo declara la guerra a la humanidad misma

Lea la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS