Rubio criticó a la izquierda por ideas del cambio climático y pide soluciones realistas que no destruyan la economía

Por Jesús de León
20 de Agosto de 2019 Actualizado: 20 de Agosto de 2019

El congresista estadounidense Marco Rubio criticó las propuestas alarmistas de la izquierda sobre el cambio climático y pidió buscar soluciones realistas que no destruyan la economía.

“Para ser claros, tratar de revertir la tendencia de la economía de EE. UU. para absolver nuestros pecados climáticos pasados –ya sea a través de un impuesto al carbono o de alguna argucia del “Nuevo Acuerdo Verde”– fracasará”, dijo en un artículo de opinión publicado en USA Today el senador republicano de Florida.

Además, señaló que muchas de las “soluciones” propuestas de las élites mundiales y los izquierdistas estadounidenses para el cambio climático son peligrosas y poco realistas.

“El coste supondría un retroceso para nuestro estado, privándonos de los recursos que necesitamos desesperadamente para seguir adaptándonos. A pesar de los altos costos, ninguno de esos defensores puede señalar cómo el plan más agresivo (y draconiano) mejoraría las vidas de los floridanos”.

Ambientalistas realizan una marcha de protesta desde el Capitolio de Estados Unidos en Washington el 29 de abril de 2017. Astrid Riecken/Getty Imágenes

Marco Rubio cuestionó a la congresista socialista Alexandria Ocasio-Cortez (Democrática por Nueva York), quien presentó a principios de este año una resolución en el Congreso para un “Nuevo Acuerdo Verde” (Green New Deal), y también a todos los principales contendientes demócratas del 2020 que lo apoyan.

El Partido Comunista de Estados Unidos y los Socialistas Demócratas de América también apoyan esta política.

Sen. Marco Rubio (Joe Raedle/Getty Images)

“El mundo no se va a acabar en 12 años como algunos alarmistas del clima afirman”, expresó el senador, y añadió que “las políticas climáticas que cuestan una fortuna solo nos perjudican al final”.

“Los estadounidenses, en particular los floridanos, tienen razón al preocuparse por el cambio climático. Pero también tienen razón al preocuparse por una reacción exagerada retrógrada. Los planes derivados del pánico limitarán nuestra economía y paralizarán nuestra capacidad de invertir recursos futuros en la resolución de problemas a largo plazo. También neutralizarían nuestra tenue ventaja económica sobre China, que no está haciendo casi nada para reducir sus emisiones”, señaló.

Asimismo, Marco Rubio enfatizó que los alarmistas rechazan con su postura el legado de gran innovación de Estados Unidos frente a los obstáculos. “Sus planes fracasarán en Florida y en toda la nación”, señaló.

El Nuevo Acuerdo Verde

La representante Alexandria Ocasio-Cortez habla mientras el senador Ed Markey (Der.) y otros demócratas del Congreso escuchan durante una conferencia de prensa frente al Capitolio de Estados Unidos en febrero de 2019 en Washington, DC. Alex Wong/Getty Imágenes

El Nuevo Acuerdo Verde es una propuesta para resolver la supuesta crisis climática combinando una acción rápida para llegar a cero emisiones netas de gases de efecto invernadero y con el uso de 100% de energía renovable.

Según una estimación de costos, el Nuevo Acuerdo Verde podría costar a los contribuyentes estadounidenses hasta USD 93 billones (93.000.000.000.000 de dólares) durante los 10 años que llevaría desarrollar la propuesta de estilo soviético.

Molinos de viento a lo largo de la autopista 10 el 8 de diciembre de 2009 cerca de Banning, California. Foto de David McNew/Getty Images.

Con la excepción de Joe Biden, todos los principales contendientes demócratas del 2020 apoyan el Nuevo Acuerdo Verde.

El Acuerdo busca hacer de nuevo a Estados Unidos a través de una “movilización nacional, social, industrial y económica a una escala no vista desde la Segunda Guerra Mundial y el New Deal”.

El Foro de Acción Americana de libre mercado llevó a cabo un análisis económico del Nuevo Acuerdo Verde y encontró que costaría aproximadamente USD 780.000 por hogar en Estados Unidos.

La justificación de Ocasio-Cortez y de los socialistas para el Nuevo Acuerdo Verde es la supuesta crisis de calentamiento global provocada por Estados Unidos.

Acerca de si existe esta crisis, Myron Ebell, Director de Calentamiento Global y Política Ambiental del Internacional del Competitive Enterprise Institute, dijo que “No”.

“No creo que el calentamiento global sea una crisis, y no creo que sea una emergencia planetaria o nacional”, afirmó Myron en una entrevista concedida a Jan Jekielek, conductor del programa American Thought Leaders, de Epoch Times.

“Si el calentamiento global es realmente una crisis, esta no puede ser la manera de resolverla. Los molinos de viento y los paneles solares son tecnologías muy limitadas. Solo pueden proporcionar una parte muy pequeña de la energía que el mundo necesita”, dijo Myron en la entrevista.

Según explicó, detrás de esto hay una enorme redistribución de la riqueza a la gente que provee energía eólica y solar.

“Nadie adoptaría estas tecnologías sin subsidios gubernamentales masivos y mandatos gubernamentales. Así que, en este país, por ejemplo, hay un subsidio fiscal que el Congreso otorga a cualquiera que construya un parque eólico o un parque solar. Y la mayoría de los estados tienen mandatos para convertir parte de la red eléctrica en energía eólica y solar”.

Ebell define a sus promotores como un “complejo climático-industrial” que va mucho más allá de los beneficiarios del viento y los beneficiarios de la energía solar.

“Hay beneficiarios políticos. Quiero decir, se trata de control político. Crea una enorme necesidad de un gobierno más grande, instituciones, más gente trabajando para el gobierno y más control sobre la gente en las decisiones que toman sobre cómo viven sus vidas, es decir, qué tipo de energía usan y cuánta energía usan. Así que tiene una dimensión política”.

También está la vertiente científica y académica de las universidades, con programas no solo de investigación básica sobre el clima, sino también con todo tipo de ciencias sociales, programas para convencer a la gente de que el calentamiento global es una crisis. “La mayor parte es basura, diría yo. Y sin embargo, hay una enorme cantidad de fondos allí”, señaló.

Myron Ebell, como también señaló Marco Rubio, habló de la desconexión que existe entre las propuestas de la izquierda en el Nuevo Acuerdo Verde y la realidad.

“Ocasio-Cortez (…) parece no tener ni idea de lo que hay que desenterrar para construir varios millones de molinos de viento y decenas de millones de paneles solares. La cantidad de metales pesados y de cemento que hay que producir para construir todas estas cosas es simplemente colosal. Ahora, incluso si lo hicieran, no funcionaría porque la red no puede funcionar con fuentes de energía del 100 por ciento que son intermitentes, variables e impredecibles”, dijo.

En abril el Senado de EE. UU. votó 57 a 0 rechazando la Resolución del Nuevo Trato Verde, redactado por la representante Alexandria Ocasio-Cortez (Demócrata de Nueva York) y el senador Ed Markey (Demócrata de Massachusetts).

Otros Nuevos Tratos Verdes se han presentado a nivel local y estatal, como en Los Ángeles y Maine-pero hasta ahora, Republicanos y Demócratas por igual no los han aprobado.

La propuesta sobre el Nuevo Acuerdo Verde se volvió aún más controvertida cuando en julio de este año el entonces jefe de personal de Ocasio-Cortez fue citado por The Washington Post diciendo que lo interesante del Nuevo Acuerdo Verde es que originalmente no fue un asunto climático:

“Porque realmente pensamos en ello como una cosa de cómo cambiar toda la economía”, confesó.

***

Descubre:

El macabro negocio multimillonario que está financiando al régimen comunista en China

TE RECOMENDAMOS