Rubio y Menendez presentan proyecto de ley para contrarrestar al régimen chino en América Latina

Por Eduardo Tzompa
14 de Agosto de 2020
Actualizado: 14 de Agosto de 2020

Los senadores Marco Rubio (R-Fla.) y Bob Menendez (D-N.J.) presentaron este viernes un proyecto ley para fortalecer el compromiso económico de EE. UU. con América Latina y el Caribe, y “abordar los retos originados por las actividades económicas, políticas, y de inteligencia” del régimen chino en la región.

El proyecto de ley bipartidista (pdf), “Promoción de la Competitividad, la Transparencia y la Seguridad en las Américas” (ACTSA), tiene como objetivo “fortalecer la competitividad económica, ampliar las salvaguardias para la infraestructura física y digital, y abordar los abusos de derechos humanos por medio de tecnologías de vigilancia digital en América Latina y el Caribe”, de acuerdo a un comunicado de prensa publicado por la oficina de prensa de Rubio el 14 de agosto.

Los senadores Ben Cardin (D-Md.), Tim Kaine (D-Va.), y Ted Cruz (R-Texas) también copatrocinaron el proyecto de ley.

“El objetivo final del Partido Comunista de China es utilizar el poder económico para desplazar a EE. UU. y el rol que juega nuestra nación”, dijo Rubio, agregando que el PCCh continúa expandiendo su iniciativa de “La Franja y la Ruta” y su política de endeudamiento en la región.

Por su parte, el senador demócrata Menendez dijo de que es tiempo que Estados Unidos intensifique su relación con las Américas y que “garantice que la imponente presencia de China en la región no socave los valores democráticos y los derechos humanos universales” que EE. UU. ha promovido durante décadas.

El senador de Texas, Ted Cruz, quien también ha venido alzando su voz contra el régimen chino, dijo que este proyecto de ley contrarresta el “expansionismo agresivo” del PCCh, el cual ha propagado su influencia en la región “a través de la coerción y el chantaje económico”.

Un trabajador camina mientras los cubos de la grúa transfieren la soja importada de Brasil en un puerto de Nantong en la provincia oriental de Jiangsu en China. (STR/AFP vía Getty Images)

En los últimos meses, la administración Trump ha intensificado las acciones contra Beijing. Luego de la última sanción impuesta por EE. UU. contra la líder de Hong Kong, Carrie Lam, y otros 10 funcionarios del PCCh por socavar la autonomía de la antigua colonia británica, Beijing impuso sanciones contra 11 estadounidenses, incluyendo a los legisladores Rubio y Cruz.

“El mes pasado China me prohibió [la entrada]. Hoy me sancionaron. No quiero ser paranoico pero estoy empezando a pensar que no les agrado”, tuiteó el lunes por la mañana Rubio, quien es también presidente del Comité de Inteligencia del Senado.

El pasado mes de junio, el investigador en estudios de América Latina, Evan Ellis, dijo ante la Comisión de Revisión de la Economía y de Seguridad entre EE. UU. y China del Congreso, que los compromisos económicos del PCCh en Latinoamérica solo buscan beneficiar a China y representan una amenaza a la posición estratégica de los EE.UU.

“En América Latina, [China] ha expandido rápidamente su posición e influencia en las últimas dos décadas a través del comercio, los préstamos y las inversiones”, dijo Ellis, agregando que el comercio de China con la región ha crecido de USD 12,000 millones en 2000 a USD 278,000 millones en 2017.

De acuerdo con Ellis, la mayoría de esas inversiones implican que el PCCh adquiera el control sobre los productos básicos, la infraestructura y los mercados latinoamericanos, dejando que los países de la región “asuman las consecuencias y recojan los pedazos [del desastre]”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

¿Huawei espía a EE.UU. desde Latinoamérica?

TE RECOMENDAMOS