Rusia amenaza con construir nuevos misiles después de que Trump se retirara del Tratado Nuclear

Por Ivan Pentchoukov y Zachary Stieber
02 de Febrero de 2019 Actualizado: 02 de Febrero de 2019

El presidente ruso Vladimir Putin dijo que su país comenzará a desarrollar nuevos misiles al anunciar la retirada de Rusia del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) el 2 de febrero.

Estados Unidos anunció el 1 de febrero que suspendía sus obligaciones del pacto, que fue firmado en 1987 en medio de la Guerra Fría, debido a las repetidas violaciones al tratado por parte de Rusia.

El pacto prohibía a ambas naciones poseer misiles terrestres de corto y medio alcance.

“Estados Unidos se ha adherido plenamente al Tratado INF durante más de 30 años, pero no nos quedaremos limitados por sus términos mientras Rusia tergiversa sus acciones”, dijo el presidente Donald Trump en una declaración emitida por la Casa Blanca. “No podemos ser el único país del mundo obligado unilateralmente por este tratado, ni por ningún otro.”

Putin respondió diciendo que Rusia también se retiraría, al menos temporalmente, del tratado.

“Nuestros socios estadounidenses anunciaron que suspendieron su participación en el tratado, y nosotros también”, dijo Putin el sábado, informó la British Broadcasting Corporation. “Todas nuestras propuestas en esta esfera, como antes, permanecen sobre la mesa, las puertas para las conversaciones están abiertas.”

Los comentarios de Putin llegaron pocas horas después de que el secretario de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijera a la emisora que todos los demás países europeos apoyaban a Estados Unidos.

“Todos los aliados [europeos] están de acuerdo con Estados Unidos porque Rusia ha violado el tratado durante varios años. Están desplegando más y más de los nuevos misiles con capacidad nuclear por Europa”.

Presidente ruso Vladimir Putin en la plaza Schwarzenbergplatz de Viena el 5 de junio de 2018. (Thomas Kronsteiner/Getty Images)
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg (izq.), responde a preguntas de los medios de comunicación durante una reunión con el secretario de Defensa en funciones, Patrick Shanahan, en el Pentágono, en Washington, el 28 de enero de 2019. (Alex Brandon/AP Photo)

Si bien Rusia ha negado violar el acuerdo, Stoltenberg dijo que los seis meses que Estados Unidos le dio a Rusia para volver a cumplir plenamente con el tratado deberían ser aprovechados por Rusia. Estados Unidos dijo que Rusia tiene que destruir los misiles que supuestamente están violando el pacto.

La OTAN dijo en una declaración el viernes que apoyaba a Estados Unidos.

“A menos que Rusia cumpla con las obligaciones del Tratado INF mediante la destrucción verificable de todos sus sistemas 9M729, volviendo así al cumplimiento total y verificable antes de que la retirada de Estados Unidos entre en vigor dentro de seis meses, Rusia será la única responsable de la finalización del Tratado”, dice la declaración de la OTAN.

Los funcionarios estadounidenses hicieron más de 30 intentos en los últimos seis años para que Rusia cumpliera la ley. El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo el 1 de febrero que Moscú se ha negado a tomar cualquier medida para cumplir con las solicitudes. En diciembre, Pompeo dio a Rusia 60 días para volver a cumplir con el tratado. Señaló en ese momento que los aliados europeos han presionado para que se amplíe el tiempo con el fin de organizar una campaña diplomática para que Rusia vuelva a cumplir con sus obligaciones.

El Secretario de Estado Mike Pompeo ofrece una sesión informativa en el Departamento de Estado en Washington el 1 de febrero de 2019. (Chip Somodevilla/Getty Images)

“La violación de Rusia pone a millones de europeos y estadounidenses en un riesgo mayor”, dijo Pompeo el viernes. “Su objetivo es poner a Estados Unidos en desventaja militar y reducir las posibilidades de que nuestra relación bilateral avance en una mejor dirección”.

“Es nuestro deber responder adecuadamente”, añadió. “Cuando un acuerdo es tan descaradamente ignorado y nuestra seguridad tan abiertamente amenazada, debemos responder.”

Estados Unidos alega que el misil ruso 9M729 viola el tratado INF porque opera dentro de un rango prohibido. El tratado prohíbe a Rusia y Estados Unidos el despliegue de misiles lanzados desde tierra con un alcance de 500 a 5500 kilómetros.

Periodistas y delegados militares asisten a una rueda de prensa organizada por el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia dedicada a los sistemas de misiles de crucero, incluido el modelo SSC-8/9M729, en Patriot Expocentre, cerca de Moscú, Rusia, el 23 de enero de 2019. (Maxim Shemetov/Reuters)

Rusia niega la acusación, diciendo que el alcance del misil está a unos pocos kilómetros por debajo de los 500. Washington pidió que se probara el alcance del misil, pero Moscú se negó y ofreció un escenario de prueba que los funcionarios estadounidenses consideraron inaceptable.

Trump dijo que ahora Estados Unidos avanzará para responder a los despliegues de Rusia.

“Seguiremos adelante con el desarrollo de nuestras propias opciones de respuesta militar y trabajaremos con la OTAN y nuestros otros aliados y socios para negar a Rusia cualquier ventaja militar derivada de su conducta ilegítima”, dijo Trump.

Rusia hizo un último intento desesperado de preservar el tratado y mostró como prueba el controvertido misil el 23 de enero, lo que fue rechazado por las autoridades estadounidenses.

¿Sabías?

Este dictador de 92 años tiene 209.000 demandas judiciales en su contra y sus crímenes continúan

TE RECOMENDAMOS