Rusia atacará estos países si Ucrania concede sus tierras: Legislador

Por Jack Phillips
21 de Marzo de 2022 1:58 PM Actualizado: 21 de Marzo de 2022 1:58 PM

Rusia atacará a otros países vecinos en Europa si el gobierno de Ucrania concede tierras a Moscú, afirmó el lunes un legislador ucraniano.

El legislador, Oleksiy Goncharenko, dijo a CNBC que cree que el gobierno ruso apuntará a los estados bálticos de Lituania, Letonia y Estonia si Ucrania concede tierras. Los tres estados bálticos —que comparten frontera con Rusia— son miembros de la OTAN, y un ataque significativo contra cualquiera de esos países probablemente activaría la disposición del Artículo 5 de la OTAN, lo que intensificaría enormemente el conflicto.

Goncharenko emitió la respuesta cuando se le preguntó sobre si Ucrania tendría que ceder más regiones a Moscú como en 2014, cuando Rusia se anexionó Crimea y ayudó a establecer grupos separatistas en el Donbás.

“Con el fin de detener el derramamiento de sangre, ¿es ese el precio que vale la pena pagar?” le preguntó el presentador a Goncharenko.

“El problema es que eso no detendrá el derramamiento de sangre, sino [lo] contrario”, dijo el legislador mientras era entrevistado desde un tejado. Rusia “no entiende de compromisos”, dijo, y añadió que ésta es una “lección de la historia”.

“Si se hace algo así, [Rusia] irá más lejos” hacia los “estados bálticos”, “hacia Polonia” y “hacia Georgia”, dijo. Moscú “no va a parar”, continuó diciendo Goncharenko, y añadió que “no es la solución”.

Coches quemados tras un bombardeo cerca de una iglesia en la ciudad sudoriental ucraniana de Mariupol, en la región de Donetsk, Ucrania, el 25 de febrero de 2015. (Genya Savilov/AFP vía Getty Images)

El presidente ruso Vladimir Putin, dos días antes del inicio de la invasión del 24 de febrero, emitió un vídeo en el que racionalizaba el conflicto y citaba a los Estados bálticos, Polonia y varios países del antiguo Pacto de Varsovia que se habían unido a la OTAN a lo largo de los años. Putin alegó que la expansión de la OTAN hacia el este supone una amenaza existencial para Rusia, al tiempo que exigía que Ucrania no se uniera al bloque militar.

La dirección de la OTAN ha rechazado que su expansión suponga una amenaza para Rusia, subrayando que es una alianza defensiva.

Mientras tanto, se ha desplegado un mayor contingente de tropas estadounidenses y de la OTAN en los estados bálticos, Polonia y Eslovaquia. En las últimas semanas también se han enviado a esos países sistemas de misiles Patriot, aviones de combate y otras armas de fabricación estadounidense.

Mientras tanto, las conversaciones entre rusos y ucranianos han dado pocos resultados hasta ahora, según el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, que acusó a los grupos nacionalistas ucranianos de atacar a las fuerzas rusas durante las conversaciones.

“Una pausa en la operación, cualquier pausa, es utilizada por las unidades nacionalistas para reagruparse, utilizada para continuar los ataques contra los militares rusos”, dijo Peskov, según los medios estatales.

Las autoridades ucranianas también rechazaron el lunes la exigencia rusa de que sus fuerzas en Mariupol depongan las armas e icen banderas blancas el lunes a cambio de un paso seguro fuera de la ciudad portuaria asediada.

Mientras Rusia intensificaba su esfuerzo por someter a Mariupol, su ofensiva terrestre en otras partes de Ucrania se ha empantanado. Funcionarios y analistas occidentales afirman que el conflicto se está convirtiendo en una guerra de desgaste, con Rusia bombardeando ciudades.

“No se puede hablar de rendición ni de abandono de las armas”, declaró la viceprimera ministra ucraniana, Irina Vereshchuk, al medio de comunicación Ukrainian Pravda.

Con información de Associated Press.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.