Rusia dice que los daños del gasoducto Nord Stream son un “acto terrorista”

Por Jack Phillips
29 de Septiembre de 2022 12:32 PM Actualizado: 29 de Septiembre de 2022 12:32 PM

Rusia dijo el jueves que las fugas de los gasoductos que emiten gas natural al mar parecen ser el resultado del terrorismo de Estado.

La Unión Europea está investigando la causa de las fugas en los gasoductos Nord Stream 1 y 2, dirigidos por Gazprom, bajo el mar Báltico, y ha dicho que sospecha de un sabotaje.

“Esto parece algún tipo de acto terrorista, posiblemente a nivel estatal”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, a los periodistas, según las noticias TASS. “Se trata de una situación extremadamente peligrosa que requiere una investigación urgente”, subrayó.

Un día antes, Peskov rechazó las afirmaciones de que Moscú estaba detrás de los daños en las tuberías y calificó esas acusaciones de “previsiblemente estúpidas”. Cuestionó por qué Rusia sabotearía su propio sistema de gasoductos, lo que supondría la pérdida de importantes cantidades de gas “caro”.

Un informe de la CNN afirmaba que funcionarios de seguridad europeos habían observado barcos y submarinos de apoyo de la armada rusa no muy lejos de los lugares de las fugas. Cuando se le pidió que comentara sobre el reporte de la CNN, Peskov dijo que había habido una presencia mucho mayor de la OTAN en la zona.

Rusia también ha dicho que las filtraciones frente a las costas de Dinamarca y Suecia se produjeron en un territorio que está “totalmente bajo el control” de las agencias de inteligencia estadounidenses.

Explosiones

Los gasoductos Nord Stream 1 y 2 no estaban suministrando gas a Europa cuando se detectaron las fugas por primera vez el lunes, pero todavía tenían gas en ellos. Rusia había interrumpido las entregas a través de Nord Stream 1, alegando que las sanciones occidentales habían obstaculizado las operaciones. Nord Stream 2 no había comenzado a funcionar comercialmente.

A principios de esta semana, los investigadores de las agencias de sismología de Dinamarca y Suecia descubrieron que los daños en los gasoductos fueron causados probablemente por explosiones y descartaron la posibilidad de causas naturales.

Un alto funcionario estadounidense dijo a los periodistas el miércoles que Estados Unidos no estuvo involucrado en los daños a los oleoductos Nord Stream 1 y 2 y dijo que “el jurado todavía está deliberando” sobre lo sucedido. “No estuvimos en absoluto involucrados”, dijo el funcionario en respuesta a una pregunta.

“Muchos de nuestros socios, creo, han determinado o creen que se trata de un sabotaje”, remarcó el funcionario. “Simplemente, no estoy en el punto en el que pueda decir una cosa u otra”.

El ministro de Defensa danés, Morten Bodskov, se reunió el miércoles con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, para hablar de los daños en los oleoductos. Ambos dijeron que se trataba de un acto de sabotaje, aunque no dijeron públicamente quién podría ser el responsable.

“Hay razones para estar preocupados por la situación de seguridad en la región del Mar Báltico”, dijo Bodskov en una declaración a los medios de comunicación. “Rusia tiene una importante presencia militar en la región del Mar Báltico, y esperamos que continúe con su ostentación de poder militar”.

Ninguna nación o grupo se ha atribuido la responsabilidad.

Por su parte, Andrei Kortunov, del Consejo de Asuntos Internacionales de Rusia, declaró a la BBC que un ataque de este tipo por parte de Rusia no tendría sentido.

“Siempre señalan a Rusia, pero creo que, dado que se trata de una propiedad rusa, no sería muy lógico que Rusia le causara daños”, declaró a la emisora. “Hay otras formas de complicar la vida a los europeos. Pueden simplemente detener las entregas de gas sin dañar la infraestructura”.

Con información de Reuters.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.