Rusia revive afirmaciones de laboratorios biológicos de EE. UU. en Ucrania y Washington responde

Por Adam Morrow
18 de Agosto de 2023 7:00 PM Actualizado: 18 de Agosto de 2023 7:00 PM

Los funcionarios rusos repitieron esta semana las acusaciones de que las agencias gubernamentales de EE. UU. estaban ejecutando programas clandestinos de armas biológicas en Ucrania, afirmaciones negadas enérgicamente en el pasado por Washington, Bruselas y Kiev.

El 17 de agosto, Konstantin Vorontsov, funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, reiteró la demanda de Moscú de que Washington brinde información sobre sus supuestas “actividades biológicas-militares fuera del territorio estadounidense… incluidas las áreas cercanas a las fronteras de Rusia”.

El Sr. Vorontsov repitió antiguas afirmaciones de que Rusia tenía “pruebas” de “biolaboratorios” dirigidos por Estados Unidos en Ucrania dedicados a “la creación de componentes de armas biológicas”.

Un día antes, Igor Kirillov, jefe de la Unidad de Defensa Radiológica, Química y Biológica del ejército ruso, hizo acusaciones similares. 

Acusó al Instituto de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas del Ejército de EE. UU. (USAMRIID) de “desempeñar un papel en los programas biológicos de EE. UU. en Ucrania”.

Con sede en Fort Detrick, Maryland, USAMRIID es la principal institución del Ejército de EE. UU. dedicada a la investigación de contramedidas contra la guerra biológica.

Según su sitio web, la misión del instituto es “proporcionar capacidades médicas de vanguardia para disuadir y defenderse contra los agentes de amenazas biológicas actuales y emergentes”.

En comentarios citados por la agencia de noticias rusa TASS, el Sr. Kirillov alegó que USAMRIID estaba recogiendo “patógenos peligrosos”, probando “medicamentos no registrados” y operando “programas de doble propósito”.

Un vehículo militar ruso avanza por la carretera Garden Ring delante de una enorme letra Z, insignia táctica de las tropas rusas en Ucrania, en dirección a la Plaza Roja para un ensayo del desfile militar del Día de la Victoria en el centro de Moscú, el 4 de mayo de 2023. (KIRILL KUDRYAVTSEV/AFP vía Getty Images)

Cuando se le pidió su opinión, el Departamento de Estado de Estados Unidos remitió a The Epoch Times a una declaración del 9 de marzo de 2022 en la que se abordaban directamente las afirmaciones rusas.

“El Kremlin está difundiendo intencionalmente mentiras descaradas de que Estados Unidos y Ucrania están realizando actividades de armas químicas y biológicas en Ucrania”, se lee en el comunicado. 

“Estas afirmaciones han sido desmentidas de forma rotunda y repetida durante muchos años”, agregó.

“Prevemos que Rusia seguirá insistiendo en este tipo de afirmaciones con nuevas acusaciones infundadas”, concluye el comunicado.

Al momento de escribir este artículo, el Departamento de Defensa de EE. UU. aún no había respondido a la solicitud de comentarios de The Epoch Times.

“La clásica propaganda rusa

No es la primera vez que funcionarios rusos formulan estas afirmaciones.

Desde que Moscú lanzó su invasión al este de Ucrania en febrero de 2022 ha acusado repetidamente a Estados Unidos —y a la OTAN— de llevar a cabo programas encubiertos de armas biológicas en territorio ucraniano.

A las pocas semanas de la invasión inicial, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia afirmó haber obtenido pruebas documentales de los intentos de Kiev de “borrar pruebas” de los “programas biológicos militares” financiados por el Pentágono que operaban en Ucrania. 

Sin embargo, el ministerio no proporcionó detalles sobre los documentos que afirmó tener en su poder.

Los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas emitieron sus votos durante una reunión en la sede de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York el 25 de febrero de 2022. (David Dee Delgado/Getty Images)
Los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas emitieron sus votos durante una reunión en la sede de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York, el 25 de febrero de 2022. (David Dee Delgado/Getty Images)

El portavoz del Pentágono, John Kirby, calificó las acusaciones de “absurdas” y “risibles”.

“No hay nada de eso”, dijo en ese momento. “Es la clásica propaganda rusa”.

El portavoz del Departamento de Estado de EE. UU., Ned Price, acusó a Moscú de “inventar falsos pretextos… para justificar sus propias acciones horribles en Ucrania”.

La Unión Europea también desacreditó las afirmaciones. 

“La credibilidad de la información proporcionada por el Kremlin es… muy dudosa y escasa”, dijo el portavoz de asuntos exteriores de la UE, Peter Stano.

“La desinformación rusa tiene un historial de promoción de narrativas manipuladoras sobre armas biológicas y supuestos ‘laboratorios secretos’”, agregó.

Mientras tanto, un portavoz del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, afirmó que Kiev “niega terminantemente cualquier acusación de este tipo”.

UNSC vota en contra de la investigación 

Sin embargo, a pesar de las vociferantes negativas occidentales, Moscú ha repetido insistentemente las afirmaciones —incluso en el Consejo de Seguridad de la ONU.

En noviembre pasado, los llamados rusos para una investigación formal sobre las acusaciones se vieron frustradas cuando Estados Unidos, el Reino Unido y Francia —todos miembros permanentes del consejo— votaron en contra de la propuesta.

Solo Rusia y China votaron a favor, mientras que los 10 miembros no permanentes del consejo se abstuvieron de emitir su voto.

En ese momento, Linda Thomas-Greenfield, enviada de Washington ante la ONU, describió las afirmaciones de Rusia como “puras invenciones… sin una pizca de prueba”.

El secretario del Consejo de Seguridad Nacional de Rusia, Nikolai Patrushev, asiste a una reunión ampliada de la Junta del Ministerio de Defensa de Rusia en el Centro de Control de la Defensa Nacional en Moscú, el 21 de diciembre de 2022. (Sergey Fadeichev/Sputnik/AFP vía Getty Images)
El secretario del Consejo de Seguridad Nacional de Rusia, Nikolai Patrushev, asiste a una reunión extensa de la Junta del Ministerio de Defensa de Rusia en el Centro de Control de la Defensa Nacional en Moscú, el 21 de diciembre de 2022. (Sergey Fadeichev/Sputnik/AFP vía Getty Images)

En su intervención ante el Consejo de Seguridad, dijo que las afirmaciones eran un intento ruso de “distraer la atención de las atrocidades que las fuerzas rusas están llevando a cabo en Ucrania”.

Por su parte, Dmitry Polyansky, enviado adjunto de Moscú ante la ONU, lamentó que el consejo “no haya empleado el mecanismo de la Convención sobre Armas Biológicas y Toxínicas”. 

La Convención de Armas Biológicas, que entró en vigor en 1975, prohíbe a los signatarios desarrollar, producir o usar armas biológicas y toxínicas.

Hablando después de la votación, Polyansky dijo que Moscú continuaría “esforzándose por establecer todos los hechos relacionados con las actividades de los laboratorios biológicos estadounidenses en Ucrania”.

“Esfuerzo a gran escala”

Y así ha sido.

En enero, el Ministerio de Defensa ruso afirmó que las fuerzas rusas en Ucrania habían encontrado miles de documentos más relativos a programas encubiertos de investigación biológica de Estados Unidos.

El presidente ruso, Vladimir Putin, retomó la afirmación en un discurso pronunciado el 21 de febrero, durante el cual afirmó que Estados Unidos —junto con la OTAN— había dirigido “laboratorios biológicos secretos cerca de las fronteras rusas”. 

En abril, una comisión parlamentaria rusa presentó su informe final sobre el tema, en el que se reafirmaban las acusaciones.

En años recientes, afirmaba el informe, las actividades de guerra biológica de Estados Unidos se habían ampliado hasta convertirse en “un esfuerzo a gran escala” y generalmente se llevaban a cabo bajo la apariencia de proyectos “antiterroristas”.

El candidato presidencial demócrata Robert F. Kennedy Jr. habla ante una multitud de más de 300 personas en Beverly Hills, California, el 3 de agosto de 2023. (John Fredricks/The Epoch Times)
El candidato presidencial demócrata Robert F. Kennedy Jr. habla ante una multitud de más de 300 personas en Beverly Hills, California, el 3 de agosto de 2023. (John Fredricks/The Epoch Times)

En junio, Nikolay Patrushev, jefe del Consejo de Seguridad ruso, alegó que los programas biológicos dirigidos por Estados Unidos podrían utilizarse para “crear virus”.

Hablando en una reunión de seguridad con sus homólogos de Asia Central, lanzó una alerta sobre los “programas biológicos supervisados ​​por el Pentágono” que supuestamente se llevan a cabo en Asia Central. 

“La experiencia ucraniana demuestra que prácticamente todos [los programas biológicos dirigidos por Estados Unidos] tienen un doble propósito y pueden utilizarse para crear cepas de virus peligrosas y con objetivos raciales”, afirmó Patrushev el 23 de junio, según TASS.

A principios de este mes, Astana negó los rumores que circulaban en Internet de que docenas de biolaboratorios operados por Estados Unidos estaban siendo reubicados de Ucrania a Kazajistán.

“Esta es una noticia falsa”, dijo el Ministerio de Salud de Kazajstán en un comunicado. “No hay planes para colocar biolaboratorios de terceros países en el territorio de la República de Kazajstán”.

RFK Jr. lanza una noticia inesperada

Los funcionarios occidentales suelen referirse a las afirmaciones rusas sobre los “biolaboratorios” como “teoría de la conspiración” y “desinformación”.

Pero las afirmaciones no solo emanan de Moscú.

En una entrevista del 15 de agosto con el popular comentarista de noticias Tucker Carlson, el candidato presidencial estadounidense Robert F. Kennedy Jr. apareció hacer afirmaciones similares.

“Nosotros [Estados Unidos] tenemos laboratorios biológicos en Ucrania porque estamos desarrollando armas biológicas”, declaró el Sr. Kennedy durante la entrevista. 

“Esas armas biológicas están utilizando todo tipo de nuevas… técnicas de ingeniería genética que no estaban al alcance de las generaciones anteriores”, le dijo a Carlson.

“Y pueden fabricar cosas espantosas”, agregó.

El Sr. Kennedy no proporcionó fuentes para su afirmación. 

Pero en marzo del año pasado, Victoria Nuland, entonces subsecretaria de estado de EE. UU. para asuntos políticos, admitió que Ucrania, de hecho, tenía “instalaciones de investigación biológica”.

En su intervención ante el Congreso, la Sra. Nuland —que ahora ocupa el cargo de subsecretaria de Estado en funciones— añadió: “Estamos trabajando con los ucranianos sobre cómo pueden evitar que cualquiera de esos materiales de investigación caiga en manos de los rusos”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.