Salen a la luz pruebas de Flynn: “¿Hacer que mienta para poder procesarlo o hacer que lo despidan?”

Por Petr Svab
30 de Abril de 2020
Actualizado: 30 de Abril de 2020

Un funcionario del FBI involucrado en la decisión de hacer una entrevista no estándar con el teniente general Michael Flynn había cuestionado si la oficina estaba tratando de atrapar a Flynn en una mentira en lugar de llegar a la verdad a través de su interrogatorio.

El FBI no debería “jugar”, dijo el funcionario en notas manuscritas publicadas el 29 de abril (pdf).

También se publicaron varios correos electrónicos que revelaban que algunos de los funcionarios involucrados en la entrevista habían discutido de antemano la necesidad de advertir a Flynn que mentirle a un funcionario federal es un delito. Flynn no recibió esa advertencia durante la entrevista.

Flynn, exjefe de la Agencia de Inteligencia de Defensa y exasesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump, se declaró culpable el 1 de diciembre de 2017 de un cargo de mentir a agentes del FBI durante la entrevista del 24 de enero de 2017.

La entrevista estaba dirigida a los intercambios telefónicos de Flynn con el entonces embajador ruso en los Estados Unidos, Sergey Kislyak.

El FBI parece haber tenido acceso a las transcripciones de las llamadas entre Flynn y Kislyak, pero algunos de los principales funcionarios del FBI en ese momento, incluyendo el entonces subdirector Andrew McCabe, decidieron que Flynn no tenía que escuchar tales transcripciones si su memoria se apartaba de ellas durante la entrevista.

En su lugar, los funcionarios acordaron el 23 de enero de 2017 que solo utilizarían algunas palabras clave de las transcripciones y permitirían a Flynn rellenar el resto según su recuerdo, según los correos electrónicos.

Sin embargo, al menos un funcionario cuestionó el plan sugerido.

“Ayer acordé que no deberíamos mostrar a Flynn [frase censurada] si no lo admitía. Pensé @ [sobre] ello anoche + [y] creo que deberíamos repensar esto”, escribió el funcionario en las notas con fecha del 24 de enero de 2017 (parece que la fecha fue corregida y antes ponía 23 de enero de 2017).

Las notas continúan:

“¿Cuál es nuestro objetivo? ¿Verdad/admisión o hacer que mienta, para que podamos procesarlo o hacer que lo despidan?”

El funcionario parecía creer que debían mostrar a Flynn la transcripción que consiguieron e interrogarlo al respecto.

Las notas decían:

“Regularmente mostramos a los sujetos pruebas

– con el objetivo de que admitan su mala conducta

– No veo que conseguir que alguien admita su maldad le vaya a resultar fácil a él”.

Notas manuscritas sobre la entrevista al teniente general Michael Flynn escritas por un funcionario del FBI y fechadas el 24 de enero de 2017. (Departamento de Justicia)

Los funcionarios del FBI habían elaborado la teoría de que Flynn había violado la Ley Logan al transmitir a Kislyak las posiciones de la administración entrante sobre varias cuestiones diplomáticas, incluidas las nuevas sanciones que supondrían la expulsión de los diplomáticos rusos y una votación en las Naciones Unidas sobre los asentamientos israelíes.

Fuentes gubernamentales anónimas filtraron entonces la teoría y la información sobre las llamadas a los medios de comunicación, hecho que presionó a la administración Trump, que inicialmente había negado que Flynn discutiera las sanciones.

La teoría de la Ley Logan era falsa, según el abogado de Flynn y la exfiscal de Texas Sidney Powell.

La Ley de 1799 prohíbe a los estadounidenses llevar a cabo una diplomacia por su cuenta con los países con los que Estados Unidos tiene una disputa. Nunca se ha procesado con éxito a nadie por violar la ley. El trabajo de Flynn, como parte del equipo de transición de Trump, era establecer relaciones con funcionarios extranjeros.

El funcionario del FBI argumentó que si el FBI lograba que Flynn admitiera que había violado la ley, la oficina debía entregar el asunto al Departamento de Justicia (DOJ) y dejar que éste decidiera cómo proceder.

“O si inicialmente miente, entonces lo presentamos [frase censurada] + él lo admite, [lo] documentamos para el DOJ, + dejamos que ellos decidan cómo abordarlo”, dijo.

La oficina estaba arriesgando su reputación, según advirtió aparentemente este funcionario.

“Si se nos ve jugando, WH [la Casa Blanca] se pondrá furiosa. Protejan nuestra institución no jugando”, instó.

Las notas pertenecen al exjefe de contrainteligencia del FBI Bill Priestap, según confirmaron varios funcionarios a Just the News.

Las iniciales en la esquina superior derecha de las notas parecen ser “EP”, lo que coincidiría con el nombre completo de Pristap, Edward William Priestap.

Una parte fuertemente censurada de las notas decía, “Nuestro objetivo es determinar si Mike Flynn va a decir la verdad sobre su relación con los rusos”.

En defensa de Flynn, Powell ha argumentado que el teniente general nunca tuvo ninguna “relación” con Rusia que justificara una investigación y que todo el proceso fue un pretexto para atacar a Trump.

Las notas y correos electrónicos fueron hechos públicos por el juez de distrito Emmet Sullivan a petición de Powell.

Dos de los correos electrónicos detallan una conversación del 23 de enero de 2017 entre Lisa Page, la entonces abogada especial de McCabe, y un funcionario de la Oficina del Asesor General de la oficina cuyo nombre está censurado. Dichos correos están relacionados con la política de “amonestar” (advertir) a los entrevistados que mentir a un funcionario federal es un crimen bajo el Título 18 del Código de los Estados Unidos § 1001 por hacer declaraciones falsas.

“[Frase censurada], tengo una pregunta para usted”, comienza la página. “¿Podría la amonestación re[ferente al] 1001 ser dada al principio en la entrevista? ¿O tiene que venir después de una declaración que los agentes creen que es falsa? ¿La política habla de eso? (Me siento mal por no saber esto, pero no recuerdo haber tenido que hacerlo. Además solo lo he acusado una vez en el contexto de mentir a un agente federal de libertad condicional). Parece ser que es lo anterior, entonces sería una manera fácil de deslizarlo casualmente. ‘Por supuesto que como usted sabe señor, la ley federal hace que sea un crimen…'”.

Las respuestas oficiales:

“No he leído la política últimamente, pero si recuerdo bien, puede decirlo en cualquier momento. Estoy 90 por ciento seguro de ello, pero puedo comprobarlo en la mañana”.

Un correo electrónico adicional detallaba más de una docena de posibles preguntas que los funcionarios pensaron que Flynn podría hacer cuando le llamaran para asistir a la entrevista.

El correo electrónico fue enviado por Peter Strzok (el entonces subdirector del FBI para operaciones de contrainteligencia) a McCabe en la mañana del 24 de enero de 2017. McCabe llamó a Flynn para solicitarle la entrevista. Strzok más tarde co-conduciría la entrevista con el agente especial supervisor Joe Pientka.

McCabe debía estar listo para responder a las preguntas de si Flynn estaba “en problemas” o se enfrentaba a una investigación, y si Flynn debía informar al presidente sobre la solicitud de entrevista, escribió Strzok.

En realidad, Flynn, que había accedido fácilmente a que acudieran dos agentes, no estaba vigilado y estaba jocoso, y veía a los agentes como amigos, dijo Strzok en un informe posterior sobre la entrevista.

Las notas y correos electrónicos fueron entregados a Flynn como resultado de una revisión en curso de su caso por Jeffrey Jensen, fiscal del Distrito Este de Missouri. El fiscal general William Barr ordenó en enero a Jensen realizar dicha revisión.

Powell dijo en una presentación en la corte el 24 de abril que la evidencia en el nuevo material “prueba” que Flynn fue “deliberadamente encasillado e inculpado por agentes corruptos de la cúpula del FBI”.

Flynn había pedido al juez Sullivan en enero que le permitiera retirar su declaración, alegando que solo la había presentado porque sus antiguos abogados no lo habían representado eficazmente en ese momento.

Powell ha declarado durante meses que el caso debería ser desestimado por mala conducta del gobierno.

El juez Sullivan denegó en diciembre de 2019 la solicitud de Powell que abogaba por una lista de documentos adicionales y por que se desestimara el caso.

Sin embargo, desde entonces ha aparecido nueva información en el caso.

Trump despidió a Flynn en febrero de 2017, diciendo que engañó al vicepresidente Mike Pence sobre las llamadas de Kislyak. Pence fue uno de los funcionarios que negó públicamente que Flynn hubiera hablado de las sanciones.

Trump escribió en Twitter el 15 de marzo que estaba “considerando seriamente” un indulto para Flynn dada la evidencia.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Prensa china ataca con propaganda y una entrevista revela su influencia

Siga a Petr en Twitter: @petrsvab

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS