San Francisco se convierte en la primera ciudad importante en prohibir los cigarrillos electrónicos

Por La Gran Época
26 de Junio de 2019 Actualizado: 26 de Junio de 2019

San Francisco se convertirá en la primera ciudad de Estados Unidos en prohibir efectivamente las ventas de cigarrillos electrónicos, después de que la junta de supervisores de la ciudad votara unánimemente a favor de una ordenanza el martes 25 de junio.

La ordenanza dice que “ninguna persona venderá ni distribuirá cigarrillo electrónico a una persona en San Francisco” a menos que el producto haya sido revisado previamente por la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés). Hasta la fecha, ninguno está siendo revisado.

Esto incluye las ventas en tiendas físicas, así como las ventas online enviadas a una dirección de San Francisco. La ordenanza también se aplica a los productos de tabaco con sabor además de los cigarrillos electrónicos. La medida no prohíbe el uso de vaporizadores entre las personas mayores de 21 años.

“Este es un paso decisivo para ayudar a prevenir que otra generación de niños de San Francisco se vuelvan adictos a la nicotina”, dijo el abogado de la ciudad Dennis Herrera en una declaración, luego de la votación.

La medida ahora se dirige al escritorio del alcalde London Breed. En una declaración del 25 de junio antes de la votación, ella expresó su apoyo.

“Apoyo la legislación autorizada por el abogado de la ciudad Dennis Herrera y el supervisor Shamann Walton para suspender la venta de cigarrillos electrónicos en San Francisco hasta que la Administración de Drogas y Alimentos concluya una revisión de los impactos del vaporizante en la salud pública”, dijo Breed. “Hay tanto que no sabemos sobre el impacto de estos productos en la salud, pero sí sabemos que las compañías de cigarrillos electrónicos están apuntando a nuestros niños en sus anuncios y enganchándolos con productos de nicotina adictivos. Tenemos que tomar medidas para proteger la salud de los jóvenes de San Francisco y evitar que la próxima generación de residentes de San Francisco se vuelva adicta a estos productos”.

Después de ser firmada, la ordenanza se convierte en una política efectiva 30 días después. Está previsto que se aplique plenamente seis meses después de eso.

Esto coloca a San Francisco, donde tiene su sede el principal fabricante de cigarillos electrónicos, Juul Labs, en el centro de un tenso debate. Los funcionarios de la ciudad han citado la popularidad de vaporizadores entre los jóvenes como una razón clave para introducir estas medidas. Pero los críticos de la ordenanza dicen que podría perjudicar a las empresas y eliminar lo que algunos grupos describen como una alternativa menos dañina para los fumadores adultos.

En una declaración el 25 de junio posterior a la votación, el portavoz de Juul, Ted Kwong, dijo: “esta prohibición total llevará a los exfumadores adultos que cambiaron exitosamente a productos de vapor a cigarrillos mortales, a negarles la oportunidad de cambiar a los fumadores adultos actuales y crear un mercado negro próspero en lugar de abordar las causas reales del acceso y uso de menores de edad”.

La política también establece el escenario para lo que podría ser un choque más prolongado sobre la regulación de la empresa. Juul también está detrás de una iniciativa de votación que los expertos temen que pueda revocar la ordenanza de la ciudad si los votantes la aprueban en las próximas elecciones.

Un peatón camina junto a un letrero de neón que publicita los cigarrillos electrónicos de Juul el 25 de junio de 2019 en San Francisco, California. (Justin Sullivan/Getty Images)

El 25 de junio, Kwong describió los planes de Juul para respaldar “una nueva regulación estricta y su cumplimiento, en lugar de una prohibición”. Las propuestas de la compañía incluyen tecnología de verificación electrónica de la edad, que limita la cantidad del producto que se puede comprar de una sola vez, y los permisos de la ciudad para vendedores online de productos de vapeo.

Juul ya ha acumulado las firmas necesarias para avanzar con la propuesta, según un comunicado emitido el lunes.

La compañía dice que ha tomado medidas para evitar que los niños usen sus productos y dijo que tiene la intención de continuar trabajando con los responsables políticos y los miembros de la comunidad en las medidas reglamentarias.

La medida recientemente aprobada también destaca lo que los defensores de la salud dicen que es el fracaso de la FDA para actuar. La ciudad criticó a la FDA en una carta de marzo, junto con funcionarios de Nueva York y Chicago, por permitir que estos productos permanezcan temporalmente en los estantes sin someterse a una revisión previa al mercado por su impacto en la salud pública.

“Los cigarrillos electrónicos son un producto que, por ley, no están permitidos en el mercado sin la revisión de la FDA. Por alguna razón, la FDA se ha negado hasta ahora a cumplir con la ley”, dijo Herrera en un comunicado la semana pasada luego de que la ordenanza fuera aprobada.

“Ahora, los jóvenes que vapean es una epidemia”, continuó. “Si el gobierno federal no actúa para proteger a nuestros niños, San Francisco lo hará”.

Si bien la FDA no hizo comentarios sobre la medida específica, el portavoz Michael Felberbaum dijo en un comunicado el lunes que “la FDA ha y seguirá abordando la epidemia preocupante del uso de cigarrillos electrónicos entre los niños. Esto incluye evitar, y apelar a, que los jóvenes accedan a productos de tabaco aromatizados, como cigarrillos electrónicos y cigarros, tomar medidas contra fabricantes y minoristas que comercializan o venden ilegalmente estos productos a menores de edad, y educar a los jóvenes sobre los peligros de los cigarrillos electrónicos y otros tipos de productos de tabaco”.

A principios de este mes, la FDA emitió una guía final para que los fabricantes de cigarrillos electrónicos envíen solicitudes de productos de tabaco antes de la comercialización, dando a estas compañías un camino más claro para obtener la autorización oficial para comercializar sus productos. El anuncio se produjo alrededor de un mes después de que un juez federal ordenó a la agencia que acelerara su revisión de miles de productos de vapeo ahora en el mercado. Esa decisión, que parte de una demanda presentada por múltiples grupos de salud, dijo que la agencia actuó ilegalmente al permitir que los cigarrillos electrónicos permanezcan en el mercado hasta 2022 antes de exigir a las compañías que soliciten esa autorización.

***

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación

TE RECOMENDAMOS