Saturno está perdiendo sus característicos anillos más rápido de lo esperado, asegura la NASA

Por Julian Bertone
31 de Enero de 2019 Actualizado: 31 de Enero de 2019

Si bien muy pocos de nosotros tendremos la suerte de vivir durante los próximos 100 millones de años, ese es el tiempo que los anillos de Saturno tienen antes de desaparecer de la existencia.

¿Suena como mucho tiempo? Bueno, si lo comparamos con la estimación anterior de 300 millones de años no tardaremos mucho en darnos cuenta de que hay un problema. ¡Saturno está perdiendo sus anillos!

Saturno está perdiendo sus icónicos anillos a un ritmo mucho más rápido de lo esperado (©YouTube Screenshot | NASA Goddard)

Los anillos de Saturno decoran las coloridas paredes de las aulas de los jardines de infantes en todo el mundo. Son extraños, audaces, brillantes e instantáneamente reconocibles. Los expertos de la NASA han registrado que los anillos orbitan a 280.000 kilómetros de la superficie del planeta.

Pero mientras hablamos, 10.000 kilogramos de escombros de los anillos de Saturno están lloviendo sobre la superficie del planeta cada segundo. Entonces, ¿a qué se debe esta tormenta de granizo?

Esta “lluvia” se compone en realidad de materia que se ha desintegrado y desprendido de la órbita de los anillos. Y no es “lluvia” en absoluto; son principalmente pedazos de hielo y roca que fueron dañados por la radiación UV y explosiones de nubes de meteoroides que pasan.

La “lluvia” varía en tamaño desde polvo microscópico hasta grandes rocas (©YouTube Screenshot | NASA Goddard)

Los pedazos de hielo que orbitan Saturno son vaporizados, y las moléculas resultantes cargadas de agua interactúan con el campo magnético de Saturno, cayendo hacia la superficie del planeta. Esto explica la “lluvia” de la que son testigos los científicos.

La nave Voyager de la NASA notó por primera vez la “lluvia del anillo” de Saturno en la década de 1980, por lo que no es un fenómeno totalmente nuevo. La desintegración de los anillos fue un descubrimiento trascendental, pero al proceso se le dio una conservadora línea de tiempo de 300 millones de años.

Explorando los anillos de Saturno (©NASA/JPL-Caltech)

Sin embargo, los audibles suspiros de alivio desaparecieron hace tiempo; ya sabemos que desde entonces el pronóstico ha empeorado. La NASA lanzó su nave Cassini en 2017, y después de evaluar la lluvia anular en el ecuador de Saturno, los resultados fueron desalentadores. La lluvia era más fuerte de lo esperado.

Ciertamente podemos poner nuestra decepción cósmica en contexto: Saturno se formó por primera vez hace aproximadamente 4500 millones de años, pero los estudios sugieren que los anillos son una adición mucho más moderna. Solo tienen entre 100 y 200 millones de años. “Si los dinosaurios hubieran tenido una visión similar a la de un pájaro, definitivamente habrían podido verlo”, dijo Matija Cuk, del Instituto SETI, hablando con National Geographic. Pero “no está claro que les importara”, agregó irónicamente.

Los anillos de Saturno se formaron hace menos de 100 millones de años (©YouTube Screenshot | NASA Goddard)

Si los anillos de Saturno realmente desaparecen tan rápido como llegaron (en el gran esquema de las cosas), entonces debemos agradecer a nuestras estrellas de la suerte haber estado aquí para presenciar su majestad.

Sin mencionar que los anillos nos han enseñado mucho sobre los vecinos inmediatos del planeta, por ejemplo, su luna Encélado. La nave Cassini de la NASA descubrió un rastro de hielo y gas que conducía desde Encélado hasta el anillo “E” de Saturno, descubriendo así tanto que la luna estaba constantemente liberando este rastro como que los anillos de Saturno estaban, en parte, hechos literalmente de polvo lunar.

Se sabe que el planeta tiene aproximadamente 4500 millones de años (©YouTube Screenshot | NASA Goddard)

A riesgo de sonar como un campeón de la interdependencia, ¿quizás realmente todo está interconectado?

“Es interesante darse cuenta de lo dinámico que es nuestro sistema solar”, comentó Jeff Cuzzi de la NASA, en una hermosa subestimación. En las últimas décadas, los anillos de Saturno ciertamente han iluminado a los exploradores del espacio sobre la compleja composición de nuestro sistema solar. Debemos celebrar los gloriosos anillos de Saturno mientras aún existen.

Después de todo, si a los dinosaurios no les importaba, lo menos que podemos hacer es mirar hacia arriba y maravillarnos.

¿Has mirado alguna vez el cielo nocturno y visto los anillos de Saturno? Comparte, discute y coge un telescopio, ¡asegúrate de disfrutar de esta gloriosa atracción planetaria!

Mira a continuación:

Anciano camina 2000 kilómetros y usa 9 pares de zapatos para entregar este poderoso mensaje

TE RECOMENDAMOS