Se espera que viajes al extranjero vuelvan a la normalidad para el 2023, dice experto

Por HENRY JOM
15 de Mayo de 2020 1:53 PM Actualizado: 15 de Mayo de 2020 1:53 PM

Se espera que los viajes internacionales vuelvan a los niveles prepandémicos para 2023 con los viajes nacionales a la cabeza de la recuperación, dijo la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) el 14 de mayo.

Sin embargo, las medidas de cuarentena a la llegada, como la exigencia de dos semanas de cuarentena, “perjudicarían aún más la confianza” en los viajes aéreos, ha advertido también el máximo organismo de la industria aérea.

El director general de la IATA, Alexandre de Juniac, dijo a la Corporación Australiana de Radiodifusión (ABC) el jueves que la predicción de la fecha de recuperación de 2023 “muestra la importancia y la gravedad de esta crisis en el transporte aéreo”.

De Juniac dijo que la reapertura de los mercados nacionales sería el primer paso, seguido de los mercados internacionales cercanos, como los de Asia y el Pacífico, o los de Europa o América del Norte.

Añadió que para finales de 2020, el tráfico aéreo debería estar entre el 50 y el 55 por ciento de los niveles de 2019.

A pesar de los esfuerzos de los gobiernos para frenar la propagación del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como el nuevo coronavirus, a través de medidas de cuarentena, la IATA dijo que muchos viajeros no viajarían si se aplicaban medidas de cuarentena de 14 días.

En la actualidad, los países que han aplicado el período obligatorio de cuarentena de 14 días para las llegadas internacionales incluyen a Australia, Canadá, Nueva Zelanda, España y el Reino Unido. Muchos países de todo el mundo han adoptado cierres totales, cerrando los aeropuertos y las fronteras.

“En una reciente encuesta que realizamos en 11 mercados, el 84 por ciento de los viajeros dijo que las medidas de cuarentena eran una de sus principales preocupaciones, y el 69 por ciento dijo esencialmente que no volvería a viajar en esas condiciones”, dijo de Juniac.

“Necesitamos una solución para un viaje seguro que aborde ambos desafíos”.

“Debe dar a los pasajeros la confianza para viajar con seguridad y sin problemas indebidos, y debe dar a los gobiernos la confianza de que están protegidos contra la importación del virus”.

“Para proteger la capacidad de la aviación de ser un catalizador de la recuperación económica, no debemos empeorar ese pronóstico haciendo impracticable el viaje con medidas de cuarentena”, dijo.

La IATA ha propuesto “una superposición de medidas temporales sin cuarentena” como controles de temperatura, declaraciones de salud y un riguroso seguimiento de los contactos hasta que se disponga de una vacuna, pasaportes de inmunidad o pruebas instantáneas de COVID-19.

De Juniac añadió que la industria de las aerolíneas se enfrentó a una pérdida de 496,000 millones de dólares en ingresos este año.

Por ejemplo, en Australia, las restricciones de viaje han causado que las principales aerolíneas, como Qantas, retiren alrededor de 20,000 empleados ya que el 90 por ciento de los vuelos fueron cancelados. Mientras tanto, las aerolíneas de Virgin Australia entraron en administración voluntaria.

“Existe el riesgo de que algunas aerolíneas vayan a la quiebra”, dijo.

“Confiamos en los paquetes de apoyo y los planes de rescate que han sido elaborados por los gobiernos y que han sido anunciados por los gobiernos, con, debo decir, actitudes muy solidarias y abiertas para ayudarnos. Pero sin este plan, la mitad de las aerolíneas podrían quebrar en junio, y el 80 por ciento podría quebrar en julio”.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Miles de trabajadores migrantes no saben qué hacer tras ser despedidos

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.