Se estanca la recuperación de empleos en estados que muestran aumentos de COVID-19, dice informe

Por Tom Ozimek
22 de Julio de 2020
Actualizado: 22 de Julio de 2020

La contratación en las pequeñas empresas ha disminuido en los estados que experimentan un resurgimiento de COVID-19, según los datos del mercado laboral de alta incidencia contenidos en un informe reciente de la empresa de programación Homebase.

El informe encontró que después de más de dos meses de constante recuperación del mercado laboral en todos los estados, después de una fuerte caída en abril en medio de cierres destinados a frenar la propagación de la enfermedad, algunos estados mostraron una ruptura. Los que reabrieron antes que el resto del país vieron que la tendencia de la actividad empresarial, expresada en horas trabajadas, se invirtió y comenzó a caer de nuevo hace varias semanas, coincidiendo aproximadamente con un aumento de las infecciones por COVID-19.

“Estados como Arizona, Florida y Texas han visto disminuir el número de horas trabajadas desde que los casos comenzaron a aumentar a finales de junio”, escribió Ray Sandza, vicepresidente de datos y análisis de la empresa.

La línea de tendencia de “horas trabajadas” para Arizona, Florida y Texas experimentó un descenso significativamente menor en relación con Massachusetts, Nueva Jersey y Nueva York, donde la fase inicial del brote fue más grave y las restricciones más pronunciadas. Después del pico a mediados de junio, la media de las horas trabajadas en Arizona, Florida y Texas fue alrededor de un 17% más alta que en Massachusetts, Nueva Jersey y Nueva York, mientras que ahora esa diferencia parece ser de alrededor del 2 al 3%.

“Los estados más afectados al comienzo de la pandemia, incluidos Massachusetts, Nueva Jersey y Nueva York, han mejorado constantemente y, a pesar de una depresión más profunda, están casi a la par con los estados que reabrieron antes y ahora están experimentando una segunda ola de casos”, escribió Sandza.

El informe también muestra que, tras el repunte inmediatamente posterior a la crisis de abril, el número de trabajadores por hora que solicitan empleo se ha reducido a los niveles anteriores a la pandemia.

“Las tasas de solicitudes se mantuvieron elevados en los meses posteriores al comienzo de COVID-19, a pesar de las preocupaciones de seguridad entre los trabajadores por hora”, señaló Sandza en el informe. “Sin embargo, las tasas de solicitud han disminuido durante el último mes, tal vez porque los trabajadores se desaniman por la falta de trabajo y temen que aumenten los casos de coronavirus”.

Hasta la fecha, hubo más de 3.9 millones de casos confirmados de COVID-19 en Estados Unidos y más de 142,000 muertes, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

El informe se basa en datos de más de 60,000 empresas y alrededor de un millón de empleados activos por hora. Los investigadores de la Reserva Federal han utilizado los datos de alta incidencia de Homebase para complementar sus análisis del mercado laboral.

Los datos se adelantan a las cifras semanales de solicitudes de desempleo del Departamento de Trabajo del jueves, con los números de la semana pasada (pdf) que muestran elevados niveles de solicitudes de desempleo, aumentando las preocupaciones sobre el costo económico de un aumento en los casos de COVID-19. Los datos mostraron que había más de 32 millones de estadounidenses con beneficios de desempleo para la semana que terminó el 27 de junio. En comparación, había poco más de 1.6 millones de personas reclamando beneficios en la semana comparable de 2019.

“Los datos económicos muestran que todavía hay un desafío en marcha”, dijo Willie Delwiche, un estratega de inversiones de Baird en Milwaukee, comentando sobre las cifras de solicitudes de desempleo de la semana pasada. “Será mejor que el Congreso se organice y apruebe otro estímulo fiscal”.

El índice de confianza de los consumidores de la Universidad de Michigan del viernes pasado también alimenta la preocupación por la lenta recuperación. Cayó a una cifra de 73.2 a mediados de julio “debido al resurgimiento generalizado del coronavirus” de 78.1 en junio. Advierte que es probable que se produzcan más descensos en los próximos meses.

“La confianza probablemente seguirá siendo moderada en ausencia de una respuesta de salud más sustancial que resulte en una mejor contención del virus y que evite los repetidos cierres que causarán un daño más permanente al mercado laboral”, dijo Rubeela Farooqi, economista jefe de High Frequency Economics en Estados Unidos.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Joven arriesga su seguridad para condenar la inacción del PCCh durante la pandemia

TE RECOMENDAMOS