Selfitis: nuevo estudio muestra que la obsesión a tomarse selfies sería una condición médica

Por Jesús de León – La Gran Época
10 de Noviembre de 2018 Actualizado: 10 de Noviembre de 2018

La obsesiva toma de selfies con los teléfonos móviles o ‘Selfitis’, podría ser una condición médica real, según un nuevo estudio.

Investigadores de la universidad de Nottingham Trent y de la Escuela de Administración Thiagarajar de la India comenzaron a investigar el fenómeno después que una historia, que luego resultó ser falsa, apareciera en los medios de comunicación en 2014 afirmando que la Asociación Psiquiátrica Americana había clasificado a la ‘selfitis’ como un trastorno mental real.

Tal como ocurre con la adicción a internet o con otras afecciones relacionadas con la tecnología, el nuevo estudio da un paso en ese camino. Ahora confirmaron la existencia del trastorno, y paralelamente desarrollaron una nueva escala psicométrica llamada “escala de comportamiento de selfitis”, que puede ser usada para evaluar su severidad.

Un hombre en Sri Lanka toma una selfie junto a otro hombre y un niño de espaldas al mar tormentoso en Colombo, el 20 de octubre de 2018. (Foto de ISHARA S. KODIKARA/AFP/Getty Images)

La escala psicométrica se desarrolló utilizando un gran número de grupos focales de estudio, en el que participaron 200 personas. Luego la escala fue testeada por medio de una encuesta a 400 participantes.

El testeo fue realizado en la India, ya que este es el país que tiene el mayor número de usuarios en Facebook, y también el mayor número de muertes como resultado de intentar selfis en lugares peligrosos.

Los hallazgos del estudio fueron publicados en la revista International ‘Journal of Mental Health and Addiction’.

Según la publicación se confirmó que existen tres niveles de selfitis:

Límite: Tomar fotos de uno mismo por lo menos tres veces al día, pero no publicarlas en los medios de comunicación social.

Agudo: Tomar fotos de uno mismo por lo menos tres veces al día y publicarlas en los medios sociales.

Crónico: Urgencia incontrolable por tomar fotos de sí mismo las 24 horas del día y publicarlas en los medios sociales más de seis veces al día.

Se identificaron seis factores desencadenantes de esta conducta en personas con problemas de autoestima que buscan aumentar su autoconfianza, atención, mejorar su estado de ánimo, conectarse con el entorno que les rodea (para crear un registro de recuerdos), aumentar su conformidad con el grupo social al cual pertenecen, así como ser socialmente competitivos.

La prevalencia de estos factores determinó el nivel de gravedad de la selfitis.

Turistas asiáticos toman una selfies frente al puente de Carlos el 12 de octubre de 2018 en Praga, República Checa. (Foto de MICHAL CIZEK/AFP/Getty Images)

El Dr. Mark Griffiths, profesor distinguido del departamento de psicología de la Universidad de Nottingham Trent, comentó al respecto:

“Hace unos años, aparecieron historias en los medios de comunicación que afirmaban que la condición de la selfitis iba a ser clasificada como un trastorno mental por la Asociación Psiquiátrica Americana. Aunque la historia se reveló como un engaño, no significaba que la condición de selfitis no existiera. Hemos confirmado su existencia, y (hemos) desarrollado la primera escala de comportamiento de Selfitis del mundo para evaluar la condición”.

Por su parte, su colega en la investigación, el Dr. Janarthananan Balakrishnan añadió que “típicamente las personas con la afección sufren de una falta de confianza en sí mismas y buscan ‘encajar’ con quienes las rodean, y pueden presentar síntomas similares a los de otros comportamientos potencialmente adictivos. Ahora que parece confirmada la existencia de la afección, se espera que se realicen más investigaciones para comprender mejor cómo y por qué las personas desarrollan este comportamiento potencialmente obsesivo, y qué se puede hacer para ayudar a las personas más afectadas”.

Un hombre se hace una selfie en el zoológico y ecoparque de Joya Grande en Santa Cruz de Yojoa, Honduras, el 4 de octubre de 2018. (Foto de ORLANDO SIERRA/AFP/Getty Images)

Cómo realizar las pruebas de ‘Selfitis’ usando la escala propuesta

Utilizando las siguientes afirmaciones, estas deben ser calificadas con una puntuación de 1 a 5, en las que 5 equivale a estar muy de acuerdo con la afirmación y 1 implica muy en desacuerdo. Cuanto más alta sea la puntuación, mayor será la probabilidad de sufrir de Selfitis.

  • Tomar selfies me da una buena sensación de disfrutar mejor de mi entorno.
  • Compartir mis selfies crea una competencia sana con mis amigos y colegas.
  • Obtengo una enorme atención al compartir mis selfies en los medios de comunicación social.
  • Soy capaz de reducir mi nivel de estrés tomando selfies.
  • Me siento seguro cuando me tomo una selfie.
  • Obtengo más aceptación entre mi grupo cuando tomo selfies y las comparto en los medios sociales.
  • Soy capaz de expresarme más en mi entorno a través de selfies.
  • Tomar diferentes poses de selfies ayuda a aumentar mi estatus social.
  • Me siento más popular cuando publico mis selfies en los medios sociales.
  • Tomar más selfies mejora mi estado de ánimo y me hace sentir feliz.
  • Me vuelvo más positivo sobre mí mismo cuando tomo selfies.
  • Me convierto en un miembro fuerte de mi grupo a través de publicar mis selfies.
  • Tomar selfies proporciona mejores recuerdos sobre la vivencia y la experiencia.
  • Publico con frecuencia selfies para obtener más `Me gusta’ y comentarios en los medios de comunicación social.
  • Al publicar selfies, espero que mis amigos me evalúen.
  • Tomar selfies modifica instantáneamente mi estado de ánimo.
  • Tomo más selfies y las miro en privado para aumentar mi autoestima.
  • Cuando no tomo selfies, me siento distanciado de mi grupo.
  • Tomo selfies como trofeos para futuros recuerdos.
  • Utilizo herramientas de edición de fotos para mejorar mi selfies y tener mejor aspecto que los demás.
Un fanático del equipo Hokies de Virginia Tech se hace una selfie junto a una estatua reciente del exseleccionador Frank Beamer antes del partido contra el Notre Dame Fighting Irish, en el Lane Stadium el 6 de octubre de 2018 en Blacksburg, Virginia. (Foto de Michael Shroyer/Getty Images)

A continuación:

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS