Senado de EE. UU. presenta proyecto de ley bipartidista que protege la reserva estratégica de petróleo

La ley prohibe a la administración Biden vender crudo de la reserva a China

Por Ross Muscato
02 de Febrero de 2023 9:06 AM Actualizado: 02 de Febrero de 2023 9:17 AM

El presidente de la Comisión de Energía y Recursos Naturales del Senado de Estados Unidos, el senador Joe Manchin (D-W.Va.), en un esfuerzo bipartidista liderado por el senador Ted Cruz (R-Texas), presentó el miércoles una ley para prohibir que la administración Biden venda crudo de la Reserva Estratégica de Petróleo de Estados Unidos a China o a cualquier empresa controlada por el gobernante Partido Comunista Chino (PCCh).

Como se describe en un comunicado de prensa que el comité emitió al anunciar su Ley de Protección de la Reserva Estratégica de Petróleo de Estados Unidos frente a China, la “legislación bipartidista prohíbe la venta de crudo estadounidense de la Reserva Estratégica de Petróleo (SPR) a cualquier empresa bajo el control del Partido Comunista Chino y prohíbe la exportación de cualquier crudo de la SPR a China”.

“La Reserva Estratégica de Petróleo es una pieza vital de la infraestructura de nuestra nación que refuerza nuestra seguridad energética y nacional. A pesar de que la reserva se ha usado como una política de parche para el aumento de los precios del gas y el malestar mundial causado por la invasión de Rusia de Ucrania, la reserva tiene, ante todo, la finalidad de ayudar a Estados Unidos y nuestros aliados en los tiempos difíciles, no de ayudar al PCCh a impulsar la economía de China”, dijo Manchin en el comunicado.

“Este proyecto de ley garantizaría que no estamos arriesgando nuestra seguridad energética vendiendo nuestras reservas de petróleo a China, y el apoyo bipartidista que ha recibido esta legislación demuestra lo importante que es para Estados Unidos tener seguridad e independencia energética”.

Epoch Times Photo
El senador Joe Manchin (D-W. Va.) habla con los periodistas en el edificio de oficinas Hart del Senado en Washington, el 1 de agosto de 2022. (Anna Moneymaker/Getty Images)

Junto a Cruz y Manchin, la presentación de la legislación cuenta con 18 senadores —tres demócratas, 13 republicanos y dos independientes— que firmaron como copatrocinadores: Angus King (I-Maine), Michael Bennet (D-Colo.), Maggie Hassan (D-N.H.), Dan Sullivan (R-Ark.), Mike Braun (R-Ind.), Tom Cotton (R-Ark.), Cindy Hyde-Smith (R-Miss.), Tommy Tuberville (R-Ala.), John Hoeven (N. D.), John Boozman (R-Ark.), Joni Ernst (R-Iowa), John Cornyn (R-Texas), Jerry Moran (R-Kan.), Roger Marshall (R-Kan.), Rick Scott (R-Fla.), Mike Lee (Utah), Kyrsten Sinema (I-Ariz.), y Mark Kelly (D-Ariz.).

Reservas de petróleo de Estados Unidos disminuyen mientras crecen las de China

Según las estadísticas de la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA), a partir de enero de 2020 y hasta noviembre de 2022, la Reserva Estratégica de Petróleo de Estados Unidos se redujo en aproximadamente 240 millones de barriles, pasando de unos 635 millones de barriles a 388 millones.

El 27 de febrero de 2022, Reuters informó de que China, al mismo tiempo que aumentaba sus propias reservas, hacía caso omiso del llamado de la Casa Blanca para que un consorcio de países, en un intento de bajar los precios del combustible, libere petróleo de sus reservas.

Citando información facilitada por la firma de análisis de datos Kayrros, Reuters señaló que China había aumentado sus reservas en 30 millones de barriles desde mediados de noviembre de 2022. La firma situaba los inventarios totales de crudo en China, derivados del seguimiento por satélite de los tanques, en un total de 950 millones de barriles.

A principios de enero, la Cámara de Representantes, controlada por el Partido Republicano, aprobó en votación bipartidista para un proyecto de ley similar.

El senador Ted Cruz (R-Texas) habla en una conferencia de prensa en el Capitolio de EE. UU. para hablar sobre la inmigración en la frontera sur en Washington, DC, el 22 de junio de 2022. (Anna Moneymaker/Getty Images)

El 12 de enero, la Cámara determinó con 331-97 votos a favor de aprobar la ley que prohíbe al secretario de Energía enviar productos petrolíferos de la Reserva Estratégica de Petróleo a China, y para otros fines, con 113 demócratas que se sumaron al apoyo unánime de los miembros del GOP al proyecto de ley.

Un artículo de The Epoch Times sobre la aprobación del proyecto de ley en la Cámara de Representantes señaló que en 2022, “el presidente Joe Biden anunció la liberación de 180 millones de barriles de la reserva en un esfuerzo por bajar los precios de la energía y estabilizar el mercado mundial. La liberación redujo las reservas de emergencia a su nivel más bajo desde la década de 1980”.

Cruz lleva mucho tiempo dando la voz de alarma sobre las amenazas que supone para la seguridad estadounidense el agotamiento de la reserva estratégica de petróleo mientras China aumenta sus reservas de combustible.

Hace seis meses, Cruz presentó en el Senado la ley No Emergency Crude Oil for Foreign Adversaries Act (No Petróleo Crudo de Emergencia para Adversarios Extranjeros), que “garantizaría que las reservas vendidas de la Reserva Estratégica de Petróleo de Estados Unidos (SPR) no se exporten a naciones adversarias de Estados Unidos”.

El proyecto no obtuvo suficientes votos para ser aprobado.

Esfuerzos bipartidistas

En el 118º Congreso —a medida que las tensiones económicas, políticas y de defensa entre Beijing y los aliados de Estados Unidos siguen aumentando— se ha forjado una amable cooperación entre demócratas y republicanos con la intención de interrumpir y bloquear la actividad del PCCh en Estados Unidos y en el extranjero, que ponga en peligro la seguridad nacional.

El 10 de enero, la Cámara de Representantes aprobó, con 365 votos a favor y 65 en contra, el proyecto de ley que establece el Comité Selecto sobre la Competencia Estratégica entre Estados Unidos y el Partido Comunista Chino.

“El comité bipartidista de 16 personas para investigar la influencia maligna del PCCh en Estados Unidos y en otros lugares, recibió un amplio apoyo de ambos partidos por su amplio alcance y claridad al señalar al PCCh como la mayor amenaza de la nación”, informó The Epoch Times.

Aliados de EE. UU. y China, rivales militares

No solo los políticos ven una China dirigida por el PCCh como una amenaza creciente.

La isla autogobernada de Taiwán, una democracia liberal que desde 1949 se gobierna independientemente como República de China (ROC), es un punto álgido para un conflicto armado entre las superpotencias, a pesar de que Estados Unidos y la mayoría de las naciones reconocen oficialmente al PCCh y a su República Popular China (RPC) del territorio continental.

El PCCh sostiene que Taiwán es un Estado rebelde. Pretende someter a la nación insular, situada a unas 80 millas del continente, a su jurisdicción socialista. Con el férreo Xi Jinping a la cabeza de la RPC, el país ha incrementado la actividad militar cerca de Taiwán y en su espacio aéreo.

Estados Unidos no tiene un tratado de defensa mutua con Taiwán, como sí lo tiene con Japón y Corea del Sur, países que se verían en peligro si el PCCh invadiera Taiwán y ampliara su jurisdicción en el Pacífico.

En un memorando redactado por el general de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, Mike Minihan, jefe del Comando de Movilidad Aérea (AMC), fechado el 1 de febrero y destinado a sus subordinados del AMC, pero filtrado y distribuido ampliamente en las redes sociales el 27 de enero, el general de cuatro estrellas dijo que los aviadores bajo su mando deberían prepararse para una guerra con China que podría comenzar en los próximos dos años.

“Espero equivocarme”, escribió el general Minihan. “Mi instinto me dice que lucharemos. Xi se aseguró su tercer mandato y fijó su consejo de guerra en 2022. Las elecciones presidenciales de Taiwán son en 2024 y ofrecerán a Xi una razón”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.