Senador de EE.UU. presenta proyecto de ley para promover libertad de Internet ante censura de China

Por Frank Fang
16 de Septiembre de 2020
Actualizado: 16 de Septiembre de 2020

El senador Cory Gardner (R-Colo.) presentó una nueva legislación destinada a promover la libertad en Internet, en particular para contrarrestar la censura en Internet impuesta por el Partido Comunista Chino (PCCh).

El proyecto de ley, denominado “Ley Liberar Internet en todo el mundo para acabar con la tiranía y la censura”, establecería una clara política estadounidense sobre la libertad en Internet. La Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información (NTIA), una rama del Departamento de Comercio de EE. UU., estaría obligada a transmitir esta política de EE. UU. en todo el mundo.

“Una política internacional de libertad de Internet irá de la mano con nuestros esfuerzos para promover la democracia y los derechos humanos en todo el mundo”, dijo Gardner en un comunicado de prensa del 15 de septiembre desde su oficina.

“Y seguirá responsabilizando a los malos actores como el Partido Comunista Chino por la censura y las violaciones de las libertades humanas básicas”, añadió.

El cortafuegos de China bloquea a sus ciudadanos el acceso a muchos sitios web y plataformas internacionales, incluyendo Facebook, Twitter y Google, mientras mantiene un aparato de censura para monitorear el contenido de Internet y eliminar cualquier cosa que las autoridades desaprueben.

Si el proyecto de ley se promulga, el secretario adjunto de Comunicaciones e Información, que también es el jefe de la NTIA, tendría que transmitir la política de Internet de EE. UU. durante las reuniones en las organizaciones internacionales, según el proyecto de ley.

Además, el secretario de Comercio necesitaría establecer un Grupo de Trabajo para la Libertad de Internet, compuesto por miembros de la NTIA, la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos, el Instituto Nacional de Normas y Tecnología y la Administración de Comercio Internacional.

El grupo de trabajo tendría que presentar un informe sobre el estado de la libertad de Internet a nivel mundial al Congreso en menos de 180 días después de la aprobación del proyecto de ley. En los cuatro años siguientes, el grupo de trabajo tendría que presentar anualmente un informe similar al Congreso.

De acuerdo con el proyecto de ley, el secretario de Estado tendría que designar anualmente los países que “no proporcionan suficiente libertad de Internet a sus residentes”, como “leyes internas desfavorables que restringen el libre flujo de información”.

Además, el secretario de Estado administraría un programa de subvenciones por un monto de USD 25 millones para promover las políticas de libertad de internet en todo el mundo, como la promoción de la tecnología anti-censura.

En China, por ejemplo, los internautas necesitan usar una VPN, o red privada virtual, para evitar el Gran Cortafuegos y acceder a sitios web y contenidos censurados por el régimen chino.

Por último, el secretario de Estado administraría un nuevo fondo denominado “Fondo de la Iniciativa del PCCh” por un monto de USD 20 millones. Según el proyecto de ley, el fondo se utilizaría para apoyar el desarrollo de tecnologías, incluida la tecnología anti-censura y la tecnología de comunicaciones seguras, para contrarrestar la censura de Internet de China y promover los derechos humanos y las libertades en Internet.

El grupo de derechos con sede en Estados Unidos, Freedom House, en su último informe anual sobre la libertad en Internet, calificó a China como “el peor abusador de la libertad en Internet” por cuarto año consecutivo.

“La censura alcanzó extremos sin precedentes cuando el gobierno mejoró sus controles de información antes del 30º aniversario de la masacre de la plaza Tiananmen y ante las generalizadas protestas antigubernamentales en Hong Kong”, declaró Freedom House.

En Hong Kong, el movimiento prodemocracia comenzó en junio del año pasado, cuando millones de personas salieron a la calle para protestar contra el proyecto de ley de extradición, que ahora está totalmente desechado. Desde entonces, el movimiento ha girado en torno a peticiones a favor de una mayor democracia, como el sufragio universal.

Las protestas de Hong Kong son un tema tabú en China continental. Recientemente, el activista Xu Kun fue juzgado el 16 de agosto, según Radio Free Asia, luego que se descubriera que había vuelto a tuitear unos 1000 tuits en apoyo de las protestas de Hong Kong. Fue acusado de “calumniar el sistema político de China y el Partido Comunista Chino, insultar a los líderes chinos y distorsionar los principales acontecimientos noticiosos nacionales”.

Beijing también encubrió el virus del PCCh, comúnmente conocido como el nuevo coronavirus, cuando silenció a ocho médicos, entre ellos al oftalmólogo Li Wenliang, por postear en las redes sociales chinas sobre una nueva forma de neumonía a finales de diciembre.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Aborto: La influencia de Marx en China y en Estados Unidos

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS